Un contrabandista embriagado, rescatado por la policía para no morir congelado en Pas de la Casa

2571
Un contrabandista embriagado, rescatado por la policía para no morir congelado en el Pas de la Casa
Mar, 16/01/2018 - 16:36
Los equipos de rescate franceses lo localizaron embriagado y con hipotermia y tuvieron que trasladarlo a un hospital.
Historia rocambolesca la que publican hoy en la edición digital de El Periódico de Andorra. Un contrabandista, de 34 años, vecino de la ciudad francesa de Lyon, estuvo a punto de morir congelado tras intentar cruzar la frontera entre Andorra y Francia en elevado estado de embriaguez. Los gendarmes franceses lo localizaron el domingo por la mañana, en medio de las montañas fronterizas entre el Pas de la Casa (Andorra) y Francia. Se lo encontraron con elevados índices de hipotermia y lo tuvieron que trasladar urgentemente hacia el hospital de Puigcerdà.
 
El hombre empezó su periplo a las cinco de la madrugada en Encamp, en Andorra. Cogió una mochila y la rellenó con 12 cartones de tabaco. Su objetivo era cruzar la aduana sin ser visto por los agentes y, por ello, emprendió una ruta por las montañas nevadas en las cercanías del Pas de la Casa. Al otro lado de la frontera la estaba esperando un compañero, a quien debía entregar la mercancía. Pero cinco horas más tarde, todavía no había llegado. Por ello, el cómplice alertó por teléfono a la gendarmería para ver si lo podían localizar.
 
Eso activó la unidad de rescates de la gendarmería de alta montaña del Departamento de los Pirineos Orientales (66), con sede en Osseja (Cerdaña francesa), de este cuerpo que, finalmente, consiguió localizar el hombre hacia el mediodía. Cuando los agentes lo encontraron presentaba una evidente hipotermia. Es por este motivo, y a raíz de su estado de salud, que las autoridades francesas decidieron trasladarlo urgentemente al Hospital de Puigcerdà.


Los equipos de rescate de la Gendarmería lo localizaron embriagado y con hipotermia lo tuvieron que trasladar al Hospital de Cerdanya (Foto: Ivan Sanz).

El hombre vestía unos vaqueros, una chaqueta y unos zapatos de deporte normal y corrientes, nada para ir a la alta montaña con nieve y frío. Su objetivo no era otro que transportar en una mochila doce cartones de tabaco que, presumiblemente, eran para distribuir en Francia. Parece ser que se perdió por las montañas nevadas sin saber hacia dónde tenía que ir porque iba alcoholizado.

 

0
Su voto: Ninguno
0
Sin votos (todavía)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar