Nieve en Marte, ¿podremos esquiar en el planeta rojo?

9545
Nieve en Marte, esquiar en el planeta rojo
Vie, 25/08/2017 - 14:18
Un reciente estudio de una prestigiosa publicación científica, describe de qué manera precipita en Marte el elemento que en este lugar más nos gusta: la nieve. De todos modos, no tiramos cohetes al aire ya que la manera en la que cae la nieve es bastante diferente a lo que en la Tierra conocemos
Tal vez deberíamos incluir a Marte dentro de nuestro listado de más de 1300 estaciones de esquí y  es bueno saber que la nieve no se limita al Planeta Tierra. Parece ser, según un nuevo estudio de Nature Geoscience que por las noches en el Planeta Rojo nieva, aunque no del modo en el que a los lugareños nos gustaría.
 
Marte, en vez de tener una cubierta generalizada de nieve en las laderas de sus colinas para planificar la instalación de estaciones de esquí del futuro, experimenta por las noches y en algunas zonas sombreadas algunas 'explosiones' de nieve conocidas como caída brusca de "microburbujas de hielo"; este hielo además cae de manera muy violenta acompañada de fuertes vientos.
 
Un equipo de investigadores, liderado por Aymeric Spiga, un científico planetario del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de París (CNRS), quería saber si las nubes podían producir tormentas de nieve
La precipitación de nieve en Marte es efímera y violenta
Gracias a su delgadísima atmósfera, el aislamiento térmico en Marte es muy bajo. Por la noche, en la superficie, el termómetro en Marte puede caer a temperaturas tan bajas como -73° C (-100° F) en el ecuador y -125° C (-195° F) en los polos. Sin embargo, cuando se expone a la luz solar, el agua del ecuador recibe suficiente energía para evaporarse y formar nubes de baja presión, algo que la nave Curiosity de la NASA vigila de vez en cuando.
 
Para experimentar el efecto que más nos gusta, las nubes tienen que ser bastante bajas -entre 1 y 2 kilómetros por encima de la superficie- en caso contrario, los cristales de hielo se evaporan. Esto se debe a que la presión del aire aumenta rápidamente a medida que se avanza hacia abajo, también a su vez aumenta la temperatura y hace que la nieve desaparezca o se evapore.
 
Los polos de Marte están a menudo cubiertos con hielo seco, esto es Dióxido de Carbono congelado, en vez de agua. Foto NASA/JPL 
 
Hasta ahora se creía que la precipitación de nieve se debía solamente a la lenta sedimentación de partículas individuales, explican los autores en su estudio. En cambio, su investigación indica que no es así, y que este mecanismo repentino de la 'explosión de la nieve' debe haber afectado el ciclo del agua de Marte a lo largo de toda la historia, así como el relieve del planeta.
 
Como ya se ha mencionado, por la noche, la temperatura de Marte cae considerablemente. Los modelos atmosféricos del CNRS revelan que estas nubes de hielo de agua  experimentan una transformación de cristalización de forma repentina.
 
Al mismo tiempo, gracias a esta rápida y localizada redistribución del calor, las corrientes de aire a su alrededor se vuelven inestables y ambas hacen que los cristales de hielo de agua precipiten rápidamente. Algunos de estos llegan a la superficie, aunque si se calientan durante demasiado tiempo al caer, se subliman (se convierte directamente en gas). A estas efímeras nevadas que no llegan a la superficie se las denomina "virgas".
 
0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (2 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar