Aventura en Niseko: Una semana de esquí en el mítico powder japonés

16975
Aventura en Niseko: Una semana de esquí en el mítico powder japonés

Autor

Jue, 26/05/2016 - 18:05
Un viaje de esquí al Shangri-La de la nieve polvo más alucinante, nos referimos a Niseko, una isla japonesa donde nieva sin parar. Os contamos nuestra experiencia y las claves para no morir en el intento si os animáis a ir
Tras varios viajes con los amigos a la zonas de Utah, Colorado, Canadá... en busca de powder y no teniendo la suerte esperada, finalmente decidimos este año ir donde nos habían dicho que era el paraíso del Powder, uno de los sitios que más precipita del mundo y donde pasan días y días sin ver el sol de las intensas nevadas que reciben... ¡nos referimos a Niseko!
 
Al principio la idea parece un poco descabellada:  ¿ir a esquiar a Japón? ¡a la otra punta del mundo! ¿Hace falta ir tan lejos?
 
Poco a poco, a medida que te vas informando, leyendo y hablando con gente que ha estado allí, te das cuenta de que acertarás seguro, de que encontrarás lo que buscas y las ganas de ir pero también los nervios van en aumento.
 
La primera sorpresa y lo que nos hizo tomar la decisión final fue que conseguimos unos vuelos muy asequibles. Con Japan Airlines encontramos vuelos a Sapporo (ida y vuelta, por supuesto), por unos 520 €, ¡todo un chollo!. Así que no nos lo pensamos más y le dimos a la tecla comprar. Ya no había vuelta atrás, nos íbamos a Niseko.
 
A partir de aquí todo fue muy fácil, por suerte hoy en día con internet no hay distancias y encuentras lo que quieres rápidamente. Buscamos hotel a través de Booking, un hotel a pie de pistas y empezamos a mirar el tema de reservar guias para que nos llevaran a conocer el powder y transfers para los traslados del aeropuerto al hotel y viceversa.
 
Unos meses antes ya lo teníamos todo cerrado y reservado, sólo faltaba esperar que no dejara de nevar y llegara el gran día
No hay que engañarse, el viaje es largo y pesado, son 3 vuelos (nosotros hicimos; Barcelona-Helsinki, Helsinki-Nagoya, Nagoya-Sapporo), más los transfers de los aeropuertos, así como el traslado terrestre del aeropuerto hasta el hotel... total; unas 24-25 horas de viaje. ¡Pero os aseguro que valen la pena!
 
Aterrizaje en Sapporo, 24 horas después
 
Una vez aterrizas en Sapporo (tuvimos la suerte de aterrizar en un día soleado) y ya de camino a Niseko, sorprende ver la cantidad de nieve que nos rodea por todos lados. En la carretera hay paredes a lado y lado que van entre uno y dos metros de altura en casi todo el camino. Quilómetros y quilómetros de nieve sin parar. Íbamos boquiabiertos y alucinados del espectáculo que estábamos viendo y sobre todo, cuando ya llegando a Niseko, pudimos contemplar al majestuoso volcán Yotei dándonos la bienvenida.      
 
 
Niseko se divide en 4 zonas o pueblos; Niseko  Annupuri, Niseko Village, Niseko Hirafu y Hanazono
 
Nosotros vivíamos en Hirafu, la zona más grande y poblada, con más vida, aunque todo y así la primera impresión es de un pueblo un poco desangelado, con poca cosa que hacer. No os imaginéis un núcleo urbano tipo alpes ni nada parecido, es un pueblo pequeño, fácil de recorrer a pie y con cuatro tiendas básicamente de esquí y muchos restaurantes.
En este aspecto creo que les queda mucho por hacer si realmente siguen creciendo a la velocidad que parece que lo hacen, ya que ahora casi todo apasionado del fuera pista ha oído ya hablar de Niseko y Japow
Tan solo llegar nos informamos como desplazarnos hasta Niseko Village, puesto que allí habíamos alquilado los equipos de seguridad (mochila con arva, pala y sonda). Equipos imprescindibles y necesarios para esquiar allí. Ni os planteéis ir sin este equipo de seguridad, entre otras cosas porque en las diferentes gates verifican que lo llevas y si no es así no pasas.
En cuanto al alojamiento ni lo dudéis, mejor estar en Niseko Hirafu que en ningún otro lado, porque si Hirafu nos pareció desangelado, ni os podéis imaginar el resto de pueblos, son totalmente desérticos
Aquí os pongo unas fotos de las calles de Niseko Hirafu:
 
 
Esta es la calle principal 
 
 
Como os podéis imaginar el andar por estas calles siempre nevadas y heladas no es fácil, así que siguiendo las costumbres locales nos compramos una especie de grampones para las botas de montaña, grampones que venden hasta en el supermercado, allí los lleva mucha gente. De hecho no hace falta llevarse mucho calzado, vas todo el día, debido al frío y la nieve con botas de montaña o deportivas con gore-tex. 
 
 
Nos levantamos al día siguiente, nuestro primer día de esquí, emocionados, ¡estaba nevando a saco!. Pero tan a saco y con tanto viento que tuvimos nuestra primera decepción... nos encontramos que todas las cotas altas de la estación estaban cerradas por el temporal.
 
¡Toma ya! Te vas a Niseko y no puedes esquiar... ¡Que frustración tuvimos!
 
Sólo estaban abiertos cuatro telesillas de las cotas bajas. Evidentemente no valía la pena comprar el forfait entero, así que con el mono de esquiar en Japón que teníamos, compramos un forfait por puntos.
 
En Niseko los telesillas están valorados por puntos y puedes comprar puntos y canjearlos por subidas. O sea, compramos un total de 24 puntos, y como eramos cuatro personas y los telesillas de las cotas bajas valían un punto, podíamos hacer seis subidas con los telesillas cada uno (el forfait es electrónico, o sea, picas y lo puedes dar al siguiente, así podíamos compartir forfait).
 
Los horarios de esquí en Niseko Hirafu van de las 8,30 h de la mañana a las 20,30 h de la noche. Evidentemente por la noche sólo puedes esquiar en las pistas iluminadas, que básicamente son las centrales y el forfait lo puedes comprar por puntos, para 8 h (empiezan a contar desde la primera subida) o para todo el día, vamos, que puedes usarlo las 12 h que está la estación abierta.
 
A parte puedes comprarlo para una sola zona o para lo que llaman Niseko United, que son las zonas de Annupuri + Village + Hirafu + Hanazono.     
 
Mapa de pistas de Niseko United
 
Lo alucinante de esquiar allí son los remontes, es como si te transportaras 40 años atrás en el tiempo. Son viejos, antiguos y lentos. Realmente ir a Japón para esquiar en pista sería una locura y no vale la pena, para eso tenemos aquí cerca estaciones increíbles con servicios y remontes que dan mil patadas a Japón. Hay remontes incluso de una sola plaza sin ninguna cadena ni tipo de seguridad para que no te caigas, !realmente increíble! 
Realmente ir a Japón para esquiar en pista sería una locura y no vale la pena comparándolo con lo que tenemos aquí en Europa o en Norteamérica
 
Aquí uno de los telesillas individuales, hay varios en Niseko
 
Muchos de los telesillas, aunque viejos, van con capota tapados, supongo por los temporales de nieve y frío que debe hacer allí sobre todo los meses de enero y febrero (nosotros ya fuimos la primera semana de marzo y no hacía falta bajar la capota). La barra de seguridad de los telesillas (junto con la capota) baja y sube automáticamente, no hay que preocuparse por eso.
 
Tuvimos que esperar dos días a que pasara el temporal, en la isla de Hokkaido cerraron todas las estaciones, carreteras, trenes, aeropuertos... parece ser que fue un temporal poco visto por allí, sobre todo por el viento y hasta en las noticias de la televisión española salió anunciado.
 
Pero todo llega...
 
El tercer día teníamos cogido un guía para que nos llevara a conocer el powder de Rusutsu, otra estación que está aproximadamente a una hora de camino de Niseko. Llegamos a Rusutsu con unas ganas de powder increíbles y no nos decepcionó en absoluto.    
 
La guía, una chica Neozelandesa, nos empezó a llevar por bosques increíbles, unos más cerrados que otros y viendo nuestra sed de powder no paró en 6 horas de buscar los mejores rincones de la estación, los mejores bosques y las mejores bajadas. Fue realmente increíble. Nuestro primer contacto con el Japow soñado y la verdad es que nos dejó muy satisfechos.
 
Aquí os pongo unas fotos del gran día en Rusutsu: 
 
 
 
 
Al día siguiente teníamos pensado (estas cosas las piensas desde casa cuando planificas el viaje) quedarnos en Niseko por nuestra cuenta. Inicialmente pensamos esquiar cuatro días en Niseko solos y dos días con guía para conocer Rusutsu y Kiroro, pero con el temporal de los dos primeros días, nuestra planificación estaba totalmente rota.
Íbamos a esquiar por primer día en Niseko, sin conocer nada, sin guía y nevando en un día de espesa niebla...
 
Nos habían hablado y habíamos leído mucho sobre las famosas "Gates" de Niseko, las 10 puertas de acceso a los fuera pistas, puesto que en Japón nadie se salta una valla ni pasa por debajo de una cuerda que limita las pistas, si quieres salir de la pista debes hacerlo por la Gate.
 
Aquí os pongo un mapa de las Gates
 
Como el día no era lo que se dice bueno, fuimos en busca de las Gates que sabíamos que tenían un retorno fácil a la estación y que no nos complicaban la vida. Empezamos por la Gate 9, que lleva a la zona de Hanazono y que es una zona boscosa. La suerte de los bosques, como todos sabemos es que como mínimo la visibilidad en un día de niebla es suficiente. Lo malo es que la niebla humedece la nieve y aunque disfrutamos la bajada entre los árboles, teníamos el sabor de Rusutsu en nuestras mentes y nos sabía a poco.
 
Después de la Gate 9 fuimos a buscar la Gate 4, arriba de todo de Hirafu. Esta puerta ya fue un poco más complicada debido a la poca o mínima visibilidad que teníamos y lo peor es que como no conocíamos la zona, tuvimos que irnos fijando por dónde pasaban otros esquiadores e intentar seguirlos para no perdernos y encontrarnos en medio de la carretera o de una zona desconocida.
Si no conoces la zona bien hay que ir con guía, pues es la única forma de disfrutar de los bosques y de los fuera pistas. Si no tienes conocimiento de la zona vas perdido
Este día nos dimos cuenta de 3 cosas básicas para ir a Japón. La primera es que si no lo conoces, hay que ir con guía si realmente quieres disfrutar de los bosques y de los fuera pistas. Si no tienes conocimiento de la zona vas perdido. La segunda es que en cuestión de minutos, en Japón pasa de nevar a saco a hacer un sol espléndido y viceversa. Increíble cómo puede cambiar el tiempo. Ese mismo día vimos el sol y vimos nevar unas cinco veces. La tercera es que los mapas de pistas están muy mal dimensionados y muchas veces parece, según el mapa, que puedes empalmar telesillas o pistas, y en la realidad es imposible.      
 
Cuando íbamos teniendo visibilidad íbamos conociendo zonas de Niseko United, pero el día no nos dio para todo lo que nos hubiera gustado.
 
Os pongo unas fotos de ese día por Niseko: 
 
Entrada a la Gate 4
 
Bosque de la Gate 9
 
Admirando las vistas del valle 
 
El gran Yotei aparece para saludar
 
Kiroro, la Snow Machine de Hokkaido
 
Por suerte al día siguiente volvíamos a tener a nuestra guía, Emily, y su intención era llevarnos a Kiroro, que se encuentra a unos 45 minutos de Niseko. Nos contó que a Kiroro le llaman snow machine, porque es un poco más alta que Niseko, pero por su ubicación siempre nieva y hace más frío que en Niseko.
 
El pueblo de Kiroro como tal ni existe, allí solo hay un mega hotel Sheraton y nada más, pero tiene unos paisajes que te enamoran y te dejan embobado, sin dejar de mencionar los bosques y unos fuera pistas alucinantes.
 
 
Ese día disfrutamos tanto que hasta empezamos a dudar si lo de hacía dos días en Rusutsu había sido tan bueno o el Japow era lo de Kiroro. Además por suerte tuvimos el día soleado durante toda la jornada y nieve fresca del día anterior. En Kiroro realmente la nieve es seca y fría como a todos los esquiadores nos gusta.
 
Volvimos emocionados como niños pequeños a Niseko, después de esquiar más de seis horas por fuera pista entre bosques y por nieve virgen... ahora ya estábamos convencidos de que Japón valía la pena y ya empezábamos a hablar de volver al año siguiente.
 
 
Al día siguiente volvimos a contratar a Emily, por suerte tenía el día libre. Después del día en Niseko estábamos seguros de que sin guía no aprovechas bien la jornada y como esa noche no había nevado nada, decidimos volver a Kiroro dónde sabíamos que quedaba aún nieve fresca y virgen por pisar.      
 
El día fue radiante y soleado, de nuevo volvimos a disfrutar como niños pequeños, era difícil borrar la sonrisa de nuestra cara. Emily buscó sin parar zonas de los bosques por pisar y palas por estrenar. Como se agradece un buen guía y como puede hacerte disfrutar.
 
 
 
 
 
Más fotos de Kiroro de los dos días que fuimos
 
Llegamos de nuevo al hotel cansados pero súper satisfechos del gran día. Lástima que todo lo bueno se acaba y al día siguiente nos recogían a las cuatro de la madrugada para ir hacia el aeropuerto. La aventura japonesa había llegado a su fin.
 
El viaje de vuelta de nuevo fue largo y pesado y aunque tristes porque se había terminado nuestro sueño, volvíamos felices y con unos recuerdos increíbles. Habíamos logrado olvidar totalmente la mala suerte de los dos primeros días y aunque de los seis días previstos habíamos tenido sólo tres de ellos realmente increíbles, bueno, nos íbamos de Japón más que satisfechos y contentos.  
 
 
Ya conocíamos el famoso Japow y estábamos convencidos de volver, pues tenemos pendiente de conocer a fondo Niseko y sus "Gates", de las cuales siento no poder daros información de primera mano, aunque no sufráis, el año que viene volveré para poder informaros bien.  
!Tenemos una deuda pendiente!
 
 
Algunas recomendaciones para viajar a Niseko por primera vez:
  • Paciencia con el viaje, es largo y pesado, pero os aseguro que vale la pena.
  • Llevar o no llevar esquís/tabla desde casa:  Sin ningún problema y con todas las comodidades del mundo se pueden alquilar allí si no queréis cargarlos, lo que debéis valorar es el coste extra que supone (similar al alquiler aquí).  El servicio que dan es inmejorable, hasta te los llevan al propio hotel si hace falta.  
  • Recomendable esquís anchos de fuera pista con un patín mínimo de unos 90 mm, con menos patín veo difícil moverse por esas cantidades de nieve. Allí ves esquís de anchuras nunca vistas y que no se puede coger con una sola mano.
  • Durante los meses de enero y febrero el frío es intenso, llevar ropa térmica y capas de abrigo suficientes para esquiar cómodos pero protegidos del frío.
  • Esquiar, al menos los primeros días, con guia para conocer bien los fuera pistas y las gates
  • Equipo de seguridad imprescindible (pala, arva, sonda).
  • Dormir prioritariamente en Niseko Hirafu.
  • Comprar el forfait directamente allí, no hace falta reservarlo ni anticiparse en esto si no es un pack.

 

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (7 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Páginas

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar