Cataluña, el paraíso para disfrutar de la nieve con los esquís puestos y sin ellos

12675
Cataluña, el paraíso para disfrutar de la nieve con los esquís puestos y sin ellos
Lun, 29/01/2018 - 18:12
Hay pocos lugares en el mundo donde se concentren 16 estaciones y un clima tan benigno como el Mediterráneo: sol, temperaturas suaves y una luz excepcional.
Reportaje patrocinado
 
Para los amantes del esquí, Cataluña es un destino ideal tanto para los principiantes que buscan un sitio seguro para su primer contacto, como para los más avanzados que buscan un reto cargado de adrenalina.
 
Las pistas de esquí están preparadas para todo tipo de visitas y además están rodeadas por los mejores alojamientos, restaurantes y actividades après-ski que hacen que la experiencia sea de lo más especial. Con un total de 16 estaciones, 10 de esquí alpino y 6 de nórdico, y 700 kilómetros de pistas, sólo hay que escoger la modalidad que más te guste.
 
Sin duda, una de las mejores manera de experimentar las tranquilidad de la naturaleza invernal es calzarse unos esquís y cruzar los parajes catalanes a tu ritmo y en compañía de la familia. Esquiar con los más pequeños de la casa es un reto y una gozada y las estaciones de esquí del Pirineo catalán te lo ponen fácil.
 
 
 
Esquí para los “peques”
 
La mayoría de las estaciones catalanas disponen de jardín de nieve, un parque infantil donde los niños se familiarizan con la nieve y con las cintas transportadoras y dan sus primeros pasos en esquís. Después del jardín de nieve es recomendable apuntarles a una escuela de esquí o bien contratar un monitor por horas si realmente quieres que aprendan. Con la ayuda de un profesional que les enseña, ¡progresan muy deprisa! Y si lo necesitas, estas mismas escuelas también te ofrecen actividades de esquí adaptado.
 
Cataluña va mucho más allá de ser sólo un destino de esquí. Los Pirineos ofrecen un gran abanico de posibilidades para poder disfrutar también de la nieve sin los esquís puestos. En sus 16 estaciones puedes cambiar tus esquís por raquetas de nieve o subirte a un trineo tirado por caballos. Incluso bucear bajo el hielo. Escoge tu plan y descubre nuevas experiencias en la nieve.
 
 
Foto @ACT
 
Construye tu propio iglú
 
Es una actividad divertida para realizar en familia o con amigos. Se inicia a las 9 de la mañana en las estaciones de La Molina, Vallter 2000 o Vall de Núria. Siempre en lugares de fácil acceso para que puedas desplazarte con comodidad. La Asociación de Constructores de Iglús de Cataluña organiza la jornada y facilita todo el material necesario: un monitor te guía en el proceso de construcción. Entre cuatro o cinco personas podéis construir un iglú en menos de tres horas.
 
 
Foto @ACT
 
Trineos por perros y caballos 
 
Imagínate sentado cómodamente en un trineo nórdico tirado por caballos. Disfrutando de las vistas con el suave sonido de los cascabeles. Si te apetece probarlo, en Baqueira Beret puedes pasear por el Pla de Beret. Los trineos tienen una capacidad de hasta siete personas. 
 
En la estación de la Val d’Aran también puedes apuntarte a una excursión nocturna en trineos de 12 perros. Un recorrido de 14 km, de las 20h a las 23.30h, con parada en el pueblo abandonado de Montgarri y cena en su refugio de montaña, en la que no falta la olla aranesa. En otras estaciones como La Molina, Port Ainé, Espot, Tavascan y Virós-Vallferrera también puedes pasear montado en un trineo. 
 
Para los amantes de los animales, en Port del Comte puedes visitar el kennel de Cau de Llops, el recinto donde viven los perros que tiran de los trineos. Podrás tocarlos y jugar con ellos, si te apetece.
 
 
Foto @ACT
 
Disfruta de los paisajes nevados
 
¿Te gusta descubrir lugares recónditos a los que poca gente ha accedido? Desconecta y haz deporte al mismo tiempo. Te proponemos un par de rutas de raquetas de nieve
 
La excursión al Pic de l’Orri de Port Ainé es espectacular. La primera parte de la ruta se realiza en raquetas. Durante el camino, un guía del Parque Natural del Alt Pirineu te dará detalles sobre la fauna y flora de la zona. La segunda parte incluye una subida en el telecabina Jet Cim para acceder a la parte más alta de la estación. Una vez allí, llegas al mirador panorámico del Pic de l’Orri, que ofrece unas vistas de 360 grados  de las cumbres nevadas de los Pirineos catalanes.
 
En Vall de Núria y Vallter 2000 aprovechan las noches más claras de invierno para salir con las raquetas. Estas excursiones nocturnas son aptas para todos los públicos y te permiten descubrir el entorno natural a la luz de las estrellas. Incluyen también cena en el restaurante de la estación.
 
 
Foto © Busseing Pallars
 
Bajo el hielo
 
A los más intrépidos les proponemos bucear bajo el hielo. Las inmersiones en los lagos helados de Vall de Núria (2.200m) y del Jabalí en Port Ainé (2.250 m) son una experiencia inolvidable. Un espectáculo para disfrutar de los contrastes de luz bajo el agua, que producen un efecto casi caleidoscópico. Duran entre 10 y 15 minutos y la inmersión es en grupos de dos o cuatro personas acompañadas por un instructor.
 
Experimenta la nieve en los Pirineos de Cataluña. La lista de alternativas al margen de las que os hemos propuesto es larguísima: compras, salud, senderismo, gastronomía, naturaleza ... ¿Con qué te gusta combinar la nieve?
 
Reportaje patrocinado
 
0
Su voto: Ninguno
4.5
Total: 4.5 (2 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar