5 grandes estaciones de esquí del Pirineo para aprovechar al máximo una escapada

17737
5 grandes estaciones de esquí del Pirineo para aprovechar al máximo una escapada
Vie, 17/02/2017 - 10:24
Hay inviernos en los que está claro dónde ir porqué ha nevado de forma desigual. Esta temporada, la totalidad del Pirineo tiene cantidad y calidad de nieve, lo que puede crearnos dudas. ¿Alp 2.500, Grandvalira, Baqueira Beret, Aramón o Grand Tourmalet?
“Izquierda, izquierda… derecha, derecha… delante, detrás, un, dos, tres”.
 
No, no nos hemos vuelto locos, ¿O sí? Lo que sucede es que ha nevado mucho y os queremos proponer no tres, sino hasta cinco escapadas a la nieve para ir a pasar un fin de semana largo y aprovechar el “paquetón. Y para ello, hemos elegido cinco grandes estaciones de ambos lados de los Pirineos (de ahí lo de delante, detrás), desde el extremo más oriental hasta el más occidental de la Península (de ahí lo de izquierda derecha).
 
Si ya sospechas que destinos queremos presentarte sigue leyendo para averiguar sus peculiaridades. Y si aún no sospechas nada, quédate, te ayudamos a tomar LA GRAN DECISIÓN.
 
 
Vista de Alp 2500 
 
Alp 2.500. El complejo más oriental de las Pirineos, Un dominio integrado por las estaciones de Masella y La Molina gracias a un forfait conjunto poco promocionado, están unidas por la pista de “Dues estacions” a la que podemos acceder por un telesilla y una telecabina. A menos de dos horas en coche de Barcelona y especialmente beneficiada por los temporales de Levante que han dejado más de dos metros de nieve, los últimos años ha sufrido de escasas nevadas. Con un desnivel de 930 metros tiene una de las temporadas más largas de la Península, desde finales de noviembre hasta mayo (sobre todo Masella), por lo que aún tenéis tiempo de ir.
 
Los sábados suele estar “petado”, pero los domingos a partir del mediodía en el sector de La Molina hay poca gente y no digamos entre semana. Una buena combinación de pistas de carácter familiar con descensos en pendiente y técnicos. Dos estaciones muy diferentes cada una a una vertiente de la montaña de la Tosa. Si vas ahora, podrás recorrerla toda de arriba abajo y de un extremo a otro, aprovechando las zonas de árboles de sus cotas bajas, unas vistas espectaculares sobre la Cerdanya. Asegura antes de salir el parte de la estación y sus previsiones, no siempre nieve es sinónimo que esté abierto el 100% (que si viento, peligro de aludes, niebla....).
 
Un dominio poco conocido y promocionado.
 
Grandvalira 
 
Grandvalira. La estación más grande de los Pirineos y del sur de Europa (integrada por Soldeu-El Tarter y Pas de la Casa-Grau Roig). Está en Andorra, con Caldea y una multitud de comercios cerca como para fundir la VISA. Es difícil hacer colas para subir a la estación, incluso en días masificados, porque tiene seis accesos diferentes.El único pero a los accesos será la vuelta, ciertos días festivos el pasar la frontera será un martirio. Remontes modernos con algún punto negro (Cubil). Hay más zonas donde poder resguardarse en caso de mal tiempo, sobre todo cuando se presenta la niebla.
 
Buena oferta de pistas familiares, que a algunos les pueden parecer demasiado soft. Para contrarrestar, snowparks y buenos fuera pista. No te pierdas las dos pistas negras de Copa del Mundo; L'Àliga y la pista Avet, imprescindibles. La zona baja de Soldeu o El Tarter está llena de bosques; atravesarlos a última hora, cuando cierra la estación, por la pista Os o por la Gall de Bosc, de vuelta al aparcamiento es una gozada. Cierran después de Semana Santa, aunque haya nieve.
 
Una gran estación para toda la familia.
 
Baqueira Beret. Crédito foto Foto Tur
 
Baqueira Beret. Qué decir de Baqueira, su único inconveniente es el precio y casi todo lo demás son ventajas. Un entorno privilegiado y una gastronomía de montaña difícil de superar. Situada en el Valle de Arán, es la única estación española ubicada en la vertiente norte del Pirineo y suele precipitar más al pillar mejor los frentes de norte. Gran número de itinerarios de freeride sin tener que ir en paralelo a las pistas.
 
Es difícil encontrar la estación con poca gente ya que la afluencia es bastante regular y en periodos festivos encontraremos colas. Los accesos a primera hora y al final de día,la vuelta, en fines de semana puede presentar retenciones. Tiene tres áreas diferenciadas: Baqueira, Beret y Bonaigua. Sus instalaciones son modernas, dispone de pistas muy anchas y con un pisado excelente en su mayoría. Se ven cumbres de montañas que superan los 3.000 metros de altura, como el Aneto. 
 
La más elitista y eso se paga.
 
Grand Tourmalet
 
Grand Tourmalet. Barèges/La Mongie/Pic del Midi, son dos estaciones de esquí en una, pero con dos ambientes distintos. El complejo más grande de los Pirineos franceses y la gran desconocida para el público español, aunque con mucho gancho entre los jóvenes vascos. Con precios más asequibles y unos recorridos fuera de pistas excelentes para los más expertos. Mejores accesos desde Francia que desde España, pues desde las capitales españolas de provincia está lejos.
 
Esquí de alta montaña con el Pico du Midi de Bigorre como cumbre emblemática (aunque el acceso al teleférico no está incluido en el forfait y no es barato). Zonas complicadas de pisar y con un gran escalón entre las pistas para debutantes a experto. El encanto de estas pistas es la diversidad y la riqueza de los paisajes, que contribuye a darte la impresión que todavía no has paseado tus esquís por aquí. Siempre descubrirás vistas diferentes, en particular en “4 Termes” y “Taoulet” en La Mongie o las que puedes encontrar en el Paso del Tourmalet y también la de “Ayré” en Barèges. Le falta la calidez y la restauración 'más española' de Baqueira, Formigal o Grandvalira.
 
Un buen dominio de esquí pero con estilo francés.
 
Aramón Formigal - Panticosa
 
Aramón Formigal - PanticosaDe momento, es una unión comercial más que física, ya que lo que une las dos estaciones es una línea de autobuses con buena frecuencia. Comparten el forfait, Un dominio ideal para aprovecharlo más de un día.
 
Formigal es la que está mejor situada estratégicamente. Tiene a sólo 1 hora y media de coche Zaragoza e incluso para los esquiadores madrileños y levantinos, el viaje a Formigal es mucho más rápido y cómodo que a Cerler o Baqueira. Es una estación muy comercial en ese sentido y también porque es muy soleada. Formigal no es muy alta y ofrece menos desnivel que alguna de sus competidoras. Su cota mínima es de 1.510 m y la máxima de 2.250 m. Las pistas son anchas y bastante largas. Buenos fuera pistas con espectaculares tubos. Los fines de semana se suele llenar bastante y los remontes aun siendo modernos es la única con un telesilla de ocho plazas no son siempre suficientes para evitar alguna cola. Mucho ambiente après-ski, destaca el mítico Marchica, y con multitud de actividades para complementar la jornada; paseos con trineos, excursiones con raquetas, etc. A destacar; parking y bus gratuito.
 
Por su parte, Panticosa está ubicada en el pueblo homónimo. Es una estación familiar que ha ido modernizando y mejorando la calidad de sus servicios, ampliando su oferta a todo tipo de esquiadores. A pesar de ser la pequeña del complejo, es la que le da desnivel, pues permite un descenso de más de 1.000 metros. No te pierdas la pista Pala Petrosos, una roja con sabor a negra. Panticosa dispone de un telecabina desde el pueblo que también funciona en verano. Buena zona de debutantes.
Un gran dominio que no te lo acabas.
 
 
Datos de interés:
Postureo. Si lo que quieres es hacerte un selfie y ser el rey o la reina del postureo tu estación es Baqueira Beret. No hay otra con su glamour, aunque Masella (Alp 2.500) está copiando el modelo con menos éxito. Grandvalira se decanta por las terrazas tematizadas y personalizadas por alguna marca de champagne francés.
 
Comida. Se come bien en todas partes, pero en la Val d’Aran en especial. Y sin ser alta cocina, el bocadillo de bacon con queso de Formi (Formigal) sigue sin tener parangón. 
 
Après ski. Grandvalira en Andorra se lleva el gato al agua, pues tiene para este quehacer a todo un país a su disposición. Compras, piscinas y complejos deportivos y de spa... 
 
Instalaciones. Han mejorado mucho en las cinco estaciones, lo cual no evita que en las bases de algunas de ellas se sigan formando colas en los remontes. Mención especial merece la silla desembragable de Sallent (Aramón Formigal), la única ocho plazas de España. Antes de comprar el forfait, en la misma taquilla, es aconsejable asegurar el dominio esquiable abierto. Nos puede evitar más de una sorpresa y una cola en las pistas.
 
Precio. La diferencia de precio entre el forfait más caro (Baqueira) y el más más económico (Grand Tourmalet) es de sólo de 8 euros. Dicho esto, Alp 2.500, Grandvalira, Grand Tourmalet y Aramón ofertan infinidad de packs y promociones que nos pueden abaratar el precio hasta los 30 euros.
 
Temporada. Estad pendientes del tiempo y de la cota de nieve. A partir de finales de febrero no es de extrañar que precipite en forma de lluvia en las cotas bajas. A cota más alta de la estación más calidad y cantidad de nieve y en este caso Grand Tourmalet no tiene rival. En años de escasas nevadas La Molina y el Pirineo Oriental en general sufren para abrir todo el dominio. Otro dato importante, después de Semana Santa (17 de abril) cierran sí o sí Grandvalira y Grand Tourmalet. Si sigue nevando hasta mayo sólo se podremos ir a Alp 2.500 (Masella).
 
Oferta diferenciada. Lo que antes era oferta diferenciada es ahora común es los grandes complejos, porque los viajes en ratrac, los snowpark, bajadas cronometradas, tubbing… abundan. A destacar el esquí nocturno que nos permite prolongar la jornada, donde Alp 2.500 con la oferta de 10 km esquiables de Masella es la reina.
 
 
 
Fotografías proporcionadas por las estaciones.
 
0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (3 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar