Descubre Alaska, un destino soñado con paisajes salvajes únicos en la constelación de la Osa Mayor

22277
Descubre Alaska, un destino soñado con paisajes salvajes únicos en la constelación de la Osa Mayor
Jue, 11/05/2017 - 23:35
Si mencionas el nombre de Alaska, la gente se estremece pensando en icebergs enormes, montañas cubiertas de nieve y temperaturas bajo cero. Pero Alaska ofrece mucho más, es distinta a cualquier otro lugar del mundo y sólo por ello merece la pena ir
Si esta primavera-verano quieres dar rienda suelta a tus sueños y realizar el viaje de tu vida, sin duda uno de los destinos a tener en cuenta debe ser Alaska. Te proponemos que conozcas sus cinco regiones y te sugerimos nueve enclaves únicos.
 
La Gran Tierra consta de cinco regiones diferenciadas: el Pasaje Interior, la zona central del sur, el interior, el extremo norte y el sudoeste. *Al final del artículo encontrarás un extenso mapa.
 

Extremo Norte

Cuenta la leyenda que a medida que los visitantes de Alaska cruzan el Círculo Ártico, muchos pilotos hacen "saltar" levemente el avión, para hacer saber a los pasajeros que han cruzado el legendario círculo. El Ártico de Alaska es el hogar de los esquimales inupiat, muchos de los cuales aún llevan un estilo de vida de subsistencia y conservan su tradición histórica al transmitirla en forma oral de generación en generación.

 
El extremo norte está colmado de una rica historia y maravillas naturales, desde los días de la fiebre del oro de antaño hasta el Parque Nacional y Reserva Puertas del Ártico. Para acceder a las comunidades del extremo norte de Alaska, es necesario hacerlo desde Fairbanks o Anchorage en un jet o un aeroplano pequeño. Esta es una de las regiones más diversas de Alaska, llena de oportunidades culturales, fauna y un paisaje que va de llanuras costeras a sierras.
 
Pasaje interior
 
Moldeado hace millones de años por las asombrosas fuerzas de imponentes glaciares, el Pasaje Interior de Alaska cuenta con fiordos llenos de vida silvestre y un exuberante paisaje isleño, habitado por águilas calvas, leones marinos, marsopas y ballenas. Sus montañas están cubiertas de majestuosos bosques. El Pasaje Interior de Alaska es el hogar de los indígenas Tlingit, Haida y Tsimshian, cuya historia se encuentra reflejada en altísimos tótems. Los colonizadores rusos dejaron un legado de iglesias con cúpulas bulbosas relucientes de íconos.
 
 
Interior
 
En el corazón de Alaska, se encuentra el monte McKinley (ahora oficialmente Denali), el pico más alto del continente con sus 6.168 msm, y vastas extensiones de tundra. Los bosques rebozan vida silvestre y aves, desde el formidable oso gris hasta majestuosos rebaños de caribúes y la perdiz nival, el ave estatal. Hay que vivir la experiencia del sol de medianoche en verano o las auroras boreales en invierno. Es posible avistar distintos ejemplares de fauna en la carretera que corre junto al Parque Nacional Denali, por donde se trasladan los visitantes hacia y desde Anchorage y Fairbanks. En el interior se encuentra el hogar original de los indígenas atabascanos de Alaska. Posteriormente fueron los mineros de oro, los granjeros y los cazadores de pieles quienes descubrieron las riquezas de esta región.
 

 

Zona central del Sur

Hogar de más de la mitad de la población de Alaska, la zona central del sur es un foco de actividades variadas que van desde pesca hasta senderismo y observación de la fauna. Por sus montañas y lagos, la zona central del Sur ofrece las ventajas de la naturaleza salvaje remota, pero está conectada por carreteras. En sus aguas, destellan truchas arco iris y salmones de categoría mundial que atraen a los innumerables pescadores. La zona central del Sur cuenta con la infraestructura que los viajeros buscan, mientras que oficia como portal hacia la experiencia de la vida silvestre.

Sudoeste

Para aquellos con una vena naturalista, pocos lugares de la tierra se comparan con las maravillas del sudoeste de Alaska. Los osos pardos deambulan por colinas y llanuras, y más de 240 especies de aves habitan esta región del sudoeste de Alaska. Los terrenos de esta región van desde un paisaje volcánico en el Parque Nacional Katmai, creado por la erupción del volcán Novarupta en 1912, hasta las Islas Aleutianas, azotadas por el viento y que se extienden más de 1.600 km hacia Asia.
 
A continuación, 9 lugares que no te puedes perder:
 
1. Glaciares de Prince William Sound
 
Alaska se caracteriza por poseer majestuosos glaciares. Muchos de ellos se ubican en la localidad de Príncipe William Sound. En ella podrás observar paredes de más de 5 metros de altura y apreciar el sonido que producen cuando rompen.

 

 
2. Fiordos de Kenai
 
Este parque nacional es una de las maravillas naturales más importantes de América del Norte. En Kenai podrás ver más de 30 glaciares y gran cantidad de fauna autóctona como focas, ballenas jorobadas, orcas, leones marinos y osos, entre muchas otras especies.
 
3. Native Heritage Center
 
Si quieres acercarte a la cultura de Alaska, no puedes dejar de visitar el Native Heritage Center. En este centro educacional y cultural podrás convivir con sus pueblos originarios y apreciar las costumbres y tradiciones de Alaska.
 
 
4. Ketchikan
 
Es una de las ciudades más importantes de Alaska. Uno de sus mayores atractivos es el The Misty Fiords National Monument. Este parque natural está conformado por pequeños glaciares, montañas y abundante vegetación. En Ketchikan también podrás visitar más de 80 tótems labrados en madera y degustar de exquisitos platillos locales como cangrejo o salmón ahumado.
 
5. Río Kobuk
 
El río Kobuk es uno de los ríos más importantes de Alaska. En él podrás practicar kayak y otros deportes de aventura como rafting. Kobuk se localiza en el Parque Nacional del Valle del Kobuk y en él, si lo deseas, podrás acampar en sus bosques aledaños y observar la flora y fauna del lugar entre los que se destaca el oso Grizzly.
 
 
 
6. Glaciar Matanuska
 
El glaciar Matanuska se localiza entre las carretera de Anchorage y Glennallen. A él se puede acceder con servicios de guía que te brindarán todo el equipamiento necesario para el ascenso como puede ser casco, crampones y bastones de trekking.
 
7. Kasilof
 
Kasilof es un pequeño pueblo de pescadores. Ubicado sobre las márgenes del río del mismo nombre, es un lugar perfecto para pescar y acampar durante los meses de verano. Sin duda, es ideal para descansar y practicar deportes al aire libre.

 

8. Parque Tikchik

Es el mayor parque natural de Alaska. Se localiza al sur del país y es uno de los sitios turísticos más importantes del territorio. En las lagunas del parque Tikchik se practica la pesca de salmón y deportes acuáticos.

9. Aurora Boreal

Alaska, llamada la tierra del Sol de medianoche, es también el lugar adecuado para observar la aurora boreal. En octubre se pueden realizar los mejores avistamientos de este fantástico fenómeno. Para apreciarlo, diversos hoteles de la zona ofrecen el servicio de hospedaje con piscinas de aguas termales.
 

Mapa de Alaska
Mapa de Alaska (pulsa en la imagen para ampliar). Fuente Travel Alaska
Alaska es el estado más grande de los Estados Unidos. Está situado en el extremo noroeste del continente norteamericano. Alaska es el cuarto menos poblado y menos densamente poblado de los 50 Estados. Aproximadamente la mitad de los 722,718 residentes de Alaska viven dentro del área metropolitana de Anchorage
 
Lo único que puede impedirte viajar a Alaska es el precio, pero una vez en la vida bien lo merece.
 
 
0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (3 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar