Así es la famosa Gstaad: nieve y lujo para todos los bolsillos

14422
Gstaad, nieve y lujo para todos los bolsillos

Autor

Lun, 26/03/2018 - 17:39
La localidad suiza de Gstaad es sin duda una de las más conocidas. Aunque su fama se debe principalmente al estatus social que se le presupone a sus visitantes, esta región tiene mucho que ofrecer tanto en invierno como en verano.

Hace muchos años Gstaad era un pequeño pueblo situado en las cercanías de Saanen, que era la localidad de mayor población de la región de Saanenland. Se trataba de una región pobre, pero en el año 1905 llegó el tren desde Montreux, lo que trajo consigo una elevada afluencia turística que llevó a la construcción de los primeros hoteles. En 1913 viajaron a Gstaad algunos ingleses de alto estatus. Incluso el Rey belga Alberto I se enamoró de la región. Estos acontecimientos fueron los responsables de que Gstaad se convirtiera en una zona muy popular entre la gente adinerada.

"The last paradise in a crazy world" (el último paraíso en un mundo loco). Julie Andrews, una de las enamoradas de Gstaad, dijo esta frase que se ha convertido en un mito en la zona.

Gstaad tiene muchas historias interesantes que contar: hace muchos años, por una escena de celos, media ciudad salió ardiendo, lo que llevó a un cambio en la política arquitectónica del pueblo, por la que los edificios que supusieran un riesgo, como las panaderías, tendrían que tener una fachada de piedra en los pisos inferiores. Esto ha ido definiendo en los años posteriores el estilo que se observa en la región.

Hedi Donizetti fue la dueña del conocido hotel Olden que, durante la guerra, ayudaba a los más necesitados escondiendo una porción extra de carne bajo la verdura cuando les daba su ración. Podrás conocer ésta y muchas historias en tu visita a la ciudad.
 

Gstaad

En la región de Saanenland viven algo menos de 8000 personas. Aunque la temporada alta siempre atrae mucho público, sólo en Navidad se alcanzan cifras muy elevadas, la población en esa época llega hasta las 30.000 personas.

La región, que se puede observar en el mapa abajo de estas líneas, se divide en cinco valles. La leyenda dice que estos cinco valles se deben a que Dios puso su mano sobre Saanenland.
 

mapa de pistas GstaadPulsa para ampliar

El turismo ha representado, por tanto, un factor clave en el desarrollo de esta región. Hoy en día cuentan con muchos turistas tanto en verano como en invierno, dividido aproximadamente al 50% entre ambas estaciones. Sin embargo, la mayoría se concentra en la temporada alta, dejando al resto de la temporada con una afluencia de visitantes alta pero en ningún caso exagerada.

Se calcula que alrededor del 60% de los turistas son suizos. El resto son sobre todo árabes, rusos, ingleses o del Benelux. Paseando por las calles de Gstaad tienes la sensación de estar en un auténtico pueblo suizo ya que no está súper poblado de turistas. Aunque los españoles no entran dentro de los principales grupos turísticos de la zona, es muy probable encontrarte alguno mientras das un paseo por el pueblo o mientras cenas en un restaurante.

Si estás buscando unas vacaciones tranquilas en las que puedas disfrutar de la montaña y de la privacidad, en Gstaad encontrarás lo que buscas

Saanenland es una región caracterizada por la tranquilidad de sus habitantes y de sus visitantes. Si estás buscando unas vacaciones tranquilas en las que puedas disfrutar de la montaña y de la privacidad, te recomendamos que no dejes de venir aquí ya que sin duda encontrarás lo que buscas.
 

esqui de fondo en GstaadCopyright "Gstaad Saanenland Tourismus"

Deporte y actividades en Gstaad

Esquí y Saanenland van de la mano. En toda la región encontrarás un sinfín de pequeñas estaciones de esquí. Muchas de ellas están conectadas entre sí, algunas quedan aisladas del resto y otras consisten en un único remonte con un par de pistas. Esto se corresponde sin lugar a duda con la exclusividad de Gstaad.

Aquí puedes elegir entre esquiar sobre un glaciar, esquiar en una estación de gran tamaño, o alejarte de la masa y deslizarte por otras pistas algo más solitarias

esquiando en gstaad
Copyright "Gstaad Saanenland Tourismus"
 

La zona más interesante para la mayoría es la que se extiende entre Zweisimmen y Schönried. Aquí encontrarás ideas interesantes como la Klangpiste, una pista en la que hay colocados ciertos elementos que, al golpearlos con el bastón, hacen un sonido característico de la región. La Rinderpiste (pista de las vacas) es una especie de Skicross donde irás esquiando entre vacas de madera.

Los Snowparks son muy frecuentados ya que disponen de una gran oferta de elementos. Los hay con elementos más modernos y también otros fabricados con madera que le dan un toque retro.

Si bien la altitud no supera apenas los 2000 metros, en los meses de invierno suele haber suficiente nieve, sobre todo debido a la orientación norte de la estación.
 

snoapwrk gstaadCopyright "Gstaad Saanenland Tourismus"

Los remontes brillan por su antigüedad. Si bien todos están en buen estado, hay algunos que necesitan ser renovados. La estación ya tiene planeado para el año que viene la modernización de algunos de ellos. Por otro lado, no se tiene prevista ninguna ampliación del dominio esquiable.

Para aquellos que prefieren las alturas, recomendamos la visita al glaciar. Aquí podrás esquiar a unos 3.000 metros de altitud y también acceder a las diferentes actividades (también para no esquiadores) como el Peakwalk, un puente colgante de 107 metros de largo desde el que podrás contemplar, entre otros, el Mont Blanc.
 

Además del esquí, tal y como mandan los tiempos modernos, en Gstaad podrás realizar muchas otras actividades. En invierno destacan el senderismo invernal y el esquí de fondo, sobre todo en las cercanías de Lauenen, una de las zonas más bonitas de la región.

También el fatbike se está poniendo de moda. Subirte en una de estas bestias es en sí una experiencia, las grandes ruedas y la baja presión les permite moverse sobre la nieve, tanto montaña arriba como montaña abajo. Sin embargo, el acceso a las pistas de esquí aún está prohibido para estas bicicletas por lo que deberás permanecer alejado de la estación.
 

fatbikes en Gstaad

En verano el senderismo es sin duda el plato fuerte. La oferta es simplemente bestial. Altitudes y dificultades para todos los niveles y sobre todo paisajes increíbles allá donde se mire. La bicicleta de montaña y el downhill están cogiendo cada vez más importancia en la zona, ya hay muchas pistas preparadas y se prevé un incremento en el futuro.

Este año van a construir una pista de wakeboard sobre uno de los lagos de la región. Esta pista será la de mayor altitud de Europa,

Hospedaje

La mayoría de la oferta en la región son apartamentos. Incluso muchos de los hoteles ofrecen habitaciones que son mini-apartamentos con cocina. Obviamente no faltan los hoteles, con ejemplos tan espectaculares como el Alpina o el Palace, que lógicamente conllevan un precio que se nos escapa a la mayoría de nosotros. Si te lo puede permitir es sin duda una experiencia a recomendar, el pasar una noche en uno de estos edificios.
 

Hotel Palace Gstaad
Hotel Palace Gstaad

Una alternativa interesante a precios algo más llevaderos puede ser el hotel arc-en-ciel, donde además de sentirte como en una cabaña moderna de montaña, gracias a su decoración, podrás disfrutar de una comida de lujo a unos precios razonables para tratarse de Suiza. La espectacular pizza hecha al horno de leña merece una mención aparte. También podrás disfrutar de un precioso spa privado y sesiones de masaje que te ayuden a recuperarte después de un día de esquí. O bien hospedarte en la habitación del amor y dar una sorpresa a tu pareja.
 

arcenciel haitacion del amorHotel arc-en-ciel
 

Una alternativa fresca para pasar una bonita noche bajo el cielo de Gstaad es el fantástico iglú que hay construido en medio de la estación en la zona de Saanenloch. El iglú se renueva cada año y también anualmente se cambia la decoración. Este año se puede disfrutar del espíritu playero de Hawaii a temperaturas por debajo del punto de congelación.

Gastronomía

La gastronomía de la zona es tan buena como en todo el país. Suiza ha conseguido mezclar lo mejor de sus países vecinos con sus propios productos para ofrecer una gran variedad de manjares que son difícilmente rechazables.

Las pizzas (muchos dicen que mejor que en Italia), el filete empanado (Schnitzel) y por supuesto la raclette y la fondue o todas las variantes que encontrarás de manjares con queso, se pueden degustar en la mayoría de los locales de la zona. Se recomienda mirar bien para encontrar lo adecuado en cuanto a precio y calidad, ya que en Gstaad puedes acabar en un restaurante donde una cena te cueste más que el resto de las vacaciones.

Si no vigilas, en Gstaad puedes acabar en un restaurante donde una cena te cueste más que el resto de las vacaciones.

Raclette in Gstaad

Un local interesante es el Michel’s Stall Beizli. El comedor se encuentra dentro del establo, por lo que estarás comiendo al lado de las vacas y únicamente separados de éstas por un cristal, para que los animales no sean molestados por los visitantes. Si bien puede ser algo impactante comerte un filete de ternera mientras tienes a una viva al lado, el lugar merece la pena por la experiencia y porque los productos son suyos y no tendrás que estar pendiente del lugar de procedencia de estos.

De vez en cuando alguna vaca hace sus necesidades mientras te llevas un trozo de queso a la boca, así que imagino que no para todos será ésta una experiencia religiosa.
 

Comiendo entre vacas en Gstaad
El curioso restaurante-establo de Michel

Sobre todo, en los pequeños pueblos de la zona es muy fácil encontrar tiendas locales donde adquirir típicos productos de la zona como embutido o queso, pero también otros menos conocidos como la Saanensenf, una mostaza que se produce en el valle.

Eventos

En la región se organizan constantemente eventos de gran interés, por lo que casi durante todo el año hay algo por lo que merezca la pena una visita.

Algunos ejemplos son el rideonmusic, donde podrás disfrutar de fabulosos conciertos durante y después de la esquiada. El Snow Bike Festival es la primera carrera sobre nieve que puntúa para la UCI. Las competiciones de Polo (con participantes de todos los países) y de Volleyball son también ofertas interesantes para el verano.

Como vemos, en Gstaad se toman muy en serio el ampliar la oferta para agradar a todos. Eventos de todo tipo y muchas alternativas en la estación de esquí son las pruebas de esta filosofía.
 


Copyright "Gstaad Saanenland Tourismus"

Sobrevivir en Gstaad sin dejarte un riñón

A todos os viene a la cabeza la imagen de ricos con sus coches último modelo y sus chalés de millones de euros cuando pensamos en Gstaad. Sin embargo, hay muchos trucos para poder venir aquí sin necesidad de tener un Ferrari.

Gstaad no es sólo Gstaad. Saanen, Saanenmösser, Zweisimmen y muchos más, son bonitos pueblos que se encuentran en los dominios de la estación y donde, debido a su “poca fama” los precios no son tan exagerados como en la propia Gstaad. Conviene buscar hospedaje en uno de estos pueblos, que además quedan más cerca de los aeropuertos por lo que se ahorrará también en transporte.

Si se viaja en tren desde el aeropuerto, conviene tomar la conexión que pasa por Montreux y no la que va por Berna, puesto que es más barata. Una vez en la región, con el forfait tendremos acceso gratuito a los Ski-Buses.

Es recomendable también buscar habitación directamente con la oficina de turismo ya que a veces se encuentran buenas ofertas. El albergue juvenil de Gstaad es una opción relativamente barata para los que no busquen un hotel 5 estrellas.

LO MEJOR

  • El turismo es principalmente local, por lo que podrás disfrutar de un ambiente real y tradicional suizo, sin la sensación de estar en un parque temático como en otras regiones del país.
     
  • Gracias al glaciar, fuera de temporada también podremos esquiar, aunque el número de pistas se limite mucho.
     
  • No sólo de esquí vive el hombre y aquí podrás disfrutar de un lugar realmente interesante en todos los aspectos.
     
  • La cantidad de pueblos de interés en la región añadirá un toque de interés cultural a las vacaciones. Recomendamos visitar todos y no centrarse en los más conocidos.
     
  • Debido a su localización las vistas desde los puntos más elevados son impresionantes.
     
  • También la localización aporta un toque interesante ya que el alemán y el francés se mezclan a diario.
     
  • El precio del forfait no es excesivamente caro si tenemos en cuenta la importancia y prestigio de la zona.
     
  • Esquiar es sólo una de las muchas cosas que puedes hacer en esta turística región
     
  • Con algo de suerte te encontrarás algún famoso.

 

LO NO TAN BUENO

  • Si estás buscando un lugar de fiesta donde pasar unas vacaciones con los amigos es posible que éste no sea el lugar más indicado.
     
  • Debido a la poca altitud de la estación, conviene reservar las vacaciones entre Enero y Marzo para no llevarse el susto de una ladera verde.
     
  • Al ser un lugar que se ha desarrollado en torno a su exclusividad puede resultar difícil encontrar una oferta asequible. Aunque si se busca bien se encuentra, la búsqueda puede ser más difícil que en otros lugares.
     
  • Los remontes son relativamente antiguos. Si bien hay gente que lo ve como un toque retro, hay algunos remontes que van necesitando una renovación. Algunas están ya proyectadas.

 

Agradecimientos

Por último, agradecer a la oficina de turismo y en concreto a Selin Gempeler por la valiosa información y el trato que nos dieron durante la elaboración de este reportaje. También a Caroline Schwenter, Christoph Bosch y Angela que nos acompañaron en las tareas de reconocimiento de la zona y nos ofrecieron innumerables y a veces increíbles datos de toda la zona.
 

equipo turismo gstaad
 

 

Galería de imágenes

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (2 votos)

Ubicación del reportaje

Javascript is required to view this map.

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar