Aprovecha el verano para llamar a la Puerta del Cielo, está abierta y esperándote

15148
Aprovecha el verano para llamar a la Puerta del Cielo, está abierta y esperándote
Jue, 06/07/2017 - 11:08
Los amantes de la montaña tienen en el trekking La Porta del Cel un recorrido de cinco días por el parque natural del Alto Pirineo que pasa por el lago glaciar más extenso y el pico más alto de Catalunya
Las travesías circulares de varios días están de moda, desde que hace dos décadas se oficializó la primera de todas ellas, la Carros de Foc. Y de la pionera a una de las más recientes, La Porta del Cel (Puerta del Cielo). Vamos a detallaros este maravilloso circuito, seguro que os encantará.
 
Este circuito circular, con un nombre tan evocador, nos llevará casi hasta el cielo cuando subamos la cima más alta de Catalunya, la Pica d’Estats, pero también el color de los lagos es el reflejo del cielo, que les da unas tonalidades de azul totalmente distintas en cada uno de ellos.
 
El circuito enlaza cuatro refugios, el de Certascan, el de Pinet, el de la Vallferrera y el camping-masía Bordes de Graus. Pasa por el pueblo de Tavascan y hace un recorrido por el parque natural de l'Alt Pirineu.
 
El desnivel acumulado es de 11.000 metros en una distancia de 65 km.
 
Pulsa si quieres ampliar
 
Son cifras que marean y que pueden echar para atrás a más de uno, pero no os asustéis, es apta para todos los públicos. Y cuando decimos “todos”, abarcamos desde los más exigentes a los más tranquilos. Para ello, La Porta del Cel se puede recorrer en tres modalidades: 24 horas, 36 horas y travesía y en tres categorías; senior, veterano y máster. La modalidad de travesía (en cinco días) es la más “cómoda” de las tres posibles.
 
Aunque es apta para todas la edades y todos los públicos, el guardián de La Porta del Cel e ideólogo de la ruta, a la vez guarda del refugio de Certascan, Alejandro Gamarra, recomienda una edad mínima de 12 años “porqué las etapas son largas y pasan por tarteras y canchales” y que sea gente “con un mínimo de experiencia en montaña”. Si no, siempre se puede contratar un servicio de guía.
 
Alejandro Gamarra nos cuenta que el proyecto surgió cuando empezaron a ver que los aficionados “ya no se conformaban con rutas cortas de montaña, si no que pedían etapas más largas”. En la Porta del Cel las etapas más largas pueden ser de 6 a 8 horas, durante las cuales apenas ves rastros de civilización. 
 
La modalidad travesía divide el recorrido en cinco etapas que se pueden cubrir en ambos sentidos de las agujas del reloj y desde cualquier refugio, aunque la mejor base de salida es Tavascan, a 1.145 metros de altitud, en el Parc Natural de l’Alt Pirineu.
 
¿Nos acompañas a conocer la ruta?
 
 
Autor de la foto: Alejando Gamarra
 
Día 1: Tavascan (1.116 m) - Camping de Graus (1.360 m)
Distancia: 4,2 km | Desnivel: +290 m/-50 m | Tiempo efectivo: 1:30h.
En realidad es una mini-etapa de adaptación. Pensada para el día de llegada y para no alargar las sucesivas excesivamente. Si venimos de viaje, nos resultará cómodo dar una vuelta por el pueblo de Tavascan, aún no degradado por el turismo, con la iglesia y el puente románico, así como las casas de piedra y los tejados de pizarra, que se hallan igual que hace cientos de años. Después del viaje y la visita, una buena comida nos ayudará a comenzar como es debido la travesía.
 
Tomaremos un antiguo camino cargado de historia, seguido antaño por los habitantes del pueblo cuando subían a la montaña a segar la hierba o vigilar los rebaños. El camino sube suavemente siguiendo el río de Tavascan, que primero nos queda a la izquierda, pero lo cruzaremos dos veces para salir a una zona de prados más abierta y finalmente llegar al refugio de Graus, dentro del camping. Allí se nos facilitará todo el material necesario para la ruta y el regalo de bienvenida
 
 
Autor de la foto: Alejando Gamarra

Día 2: Camping de Graus (1.360 m) - Pico de Certascan (2.852 m) - Refugio Certascan (2.240m)

Distancia: 12,5 km | Desnivel: +1.500 m/-620 m | Tiempo efectivo: 6:30h. Sin coronar la cima: 5h 15 minutos.
Aquí comenzamos con lo que será la tónica general de la travesía. Si bien esta etapa es la de mayor desnivel de subida, no se trata de la más dura, ya que queda compensada por la corta bajada. Nos elevamos sobre la presa de Graus e iremos en dirección al río de Noarre, que seguiremos. La subida se hace más empinada, pero todavía es cómoda hasta las bordas de Noarre. El camino sigue subiendo suavemente, primero por prados, hasta que nos acercamos a la cascada. Aquí gira y trepa en zigzag por el bosque hasta el redil de Guerosso. Este atractivo aprisco es lo que queda del antiguo lago cubierto de sedimentos.
 
El camino se hace más escabroso siguiendo junto al río hasta el lago Blau inferior. Siguen 3 lagos más, pese a que el camino no pasa por su orilla. Una vez en el collado de Certascan, en caso de necesidad podemos ir directamente al refugio, pero el itinerario siguiendo el canchal nos llevará al pico de Certascan, de 2.853 m. Desde la cima se disfruta de una de las mejores panorámicas del Pirineo. Ahora sólo nos queda la bajada hasta el refugio, en la que, según la época, podemos encontrar algo de nieve.
 
 
Autor de la foto: Alejando Gamarra
 
Día 3: Refugio de Certascan (2.240m) - Refugio de Pinet (2.240m)
Distancia: 13,3 km | Desnivel: +1.350 m/-1.350 m | Tiempo efectivo: 7:45h.
Del refugio saltaremos con un sendero de 35 curvas el collado de Llurri, de donde nos aparece una imagen para soñar, el lago Romedo de Dalt, con su isla y los pinos solitarios. Siguen dos lagos más de aguas cristalinas y más tarde un recorrido bastante empinado hasta el Puerto de l’Artiga. Desde aquí la vista se pierde dentro de la zona pirenaica francesa más desconocida, el Ariège. El canchal nos lleva a una zona de prados y abandonamos este valle para seguir junto al río embalsado que baja del lago de Montestaure. El adusto paisaje y unas empinadas subidas nos darán paso a una punta secundaria del Recós, de donde tenemos a la vista nuestro destino de la etapa, el refugio de Pinet. Una bajada en la que agradeceremos la ayuda de los bastones y del collado del Picou de l’Estela, y atravesaremos en descenso bajo el espolón que nos cierra el camino. Volvemos a subir más arriba del refugio, para buscar un paso en el hundido río de Barz, que tiene pocos puntos débiles. Lo cruzamos y una cadena nos ayuda bajar al lago y al refugio de Pinet.
 
 
Autor de la foto: Alejando Gamarra
 
Día 4: Refugio de Pinet (2.240 m) - Pica d'Estats (3.143 m) - Refugio de Vallferrera (1.940 m)
Distancia: 13,3 km | Desnivel: +1.100 m/-1.400 m | Tiempo efectivo: 7:15h. Sin coronar la cima: 5h 45 minutos.
La que para muchos es la etapa reina del circuito es la más cómoda y corta (exceptuando la 1ª), en la que los caminos están más marcados y son más fáciles de seguir. La vertiente francesa es muy adusta y cerrada por impresionantes murallas que la separan de Catalunya. Seguimos el río de Barz hasta el lago de Estats y después del Montcalm. Otro pequeño lago casi siempre helado nos llevará a un collado, desde el cual, si ya tenemos suficiente y nos encontramos cansados o hace mal tiempo, podremos ir directamente hacia el refugio de Vallferrera. Pero el circuito sigue hacia el Collado de Riufred y la Pica d’Estats. De la Pica iremos al Puerto de Sotllo, donde, según la época, pasaremos por un pequeño glaciar en el que quizá necesitemos los grampones. Desde el puerto haremos una incómoda y larga bajada por canchal hasta llegar a los lagos de Estats y de Sotllo. Finalmente, cuando el barranco se cierra, seguiremos por las palas de Areste hasta el refugio.
 
 
Autor de la foto: Alejando Gamarra

Día 5: Refugio de Vallferrera - Tavascan (1.116 m)

Distancia: 20,3 km | Desnivel: +1.315 m/-2.100 m | Tiempo efectivo: 9:30h. (Por Boavi, 8h.)
La última es la etapa más larga y con el mayor desnivel de bajada de todo el recorrido. Si estamos cansados o creemos que no llegaremos, podemos bajar el valle de Sellente hasta Boavi y de aquí directamente por la pista hasta Tavascan.
 
Seguimos el río de Vallferrera dentro de un bosque espeso por el camino de la Rebuira, hasta que iniciamos la subida y llegamos al barranco de Baborte. Pasamos por los lagos y por el refugio hasta el collado de Sellente, donde sigue la bajada hasta el lago de Becero. Desde aquí un antiguo camino ganadero flanquea toda la montaña y nos lleva hasta la ribera de Boldís. La panorámica y el sendero que bordea el límite del bosque son impresionantes, pero también lo es la longitud del recorrido. De la cabaña con cortos tramos de bajada, veremos los pueblos de Aineto y Tavascan. Finalmente llegamos a las cabañas en ruinas de Les Planes y cambiamos totalmente de dirección para seguir el GR en un camino que ya baja decididamente hasta el pueblo de Tavascan.
 
                                                         
 
La Porta del Cel no reconoce las fronteras creadas por los hombres, nos pasea por ambas vertientes pirenaicas, la del Ariège y la catalana, atraviesa bosques, cruza arroyos de aguas bravas, alcanza crestas, cimas y altos collados y rodea hermosos lagos de un azul tan intenso como el mismo cielo. Caminar por estos parajes agrestes y solitarios, plenos de belleza y grandiosidad, es el mejor premio al esfuerzo. 
 
La temporada oficial es des del 15 de Junio al 15 de Septiembre. La travesía puede hacerse por libre o de manera oficial, que es la que aquí os proponemos. ¿Os animáis? Alejandro, el guardián, estará encantado de abriros la Puerta del Cielo
 
Toda la información y reservas en: http://www.laportadelcel.com/

 

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (1 voto)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar