3 formas diferentes de adentrarse en el Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido

28669
3 formas diferentes de adentrarse en el Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido
Jue, 25/05/2017 - 17:39
Glaciares, bosques de hayas y abetos, cascadas en el fondo de los valles y desiertos de altura componen impactantes paisajes que no dejan indiferente a nadie. Sí, nos referimos al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Llega el deshielo y queremos ir a visitar el segundo parque nacional más antiguo de España y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se encuentra en el Pirineo aragonés e incluye el valle de Ordesa, el valle de Pineta, las Gargantas de Escuaín y el Cañón del Añisclo, que conforman el gran macizo calcáreo del Monte Perdido. Os proponemos tres formas distintas de conocerlo: en btt, trekking y barranquismo.
 

Trekking en el cañón de Añisclo
 

De los cuatro grandes valles que nacen del macizo de Monte Perdido, el de Añisclo es el más agreste y espectacular.
 
Un cañón es un accidente geográfico provocado por un río que excava en terrenos blandos una profunda hendidura de paredes casi verticales. El Cañón de Añisclo, generado por el río Bellós, está orientado de norte a sur y se prolonga a lo largo de casi 25 kilómetros, desde el Circo de Añisclo -a los pies de Monte Perdido- hasta la confluencia con el valle de Aso. Su altitud mínima es de 700 m, en la Fuente de los Baños; y la máxima de 3.022 m, en la Punta de las Olas.
 
 
Foto viajeros30.com

El terreno, la altura y la humedad reinante en el Cañón (casi permanentemente en sombra) han producido bosques tupidos como la selva Plana. La zona más estrecha del Cañón está en los alrededores de la ermita de San Úrbez. Desde la ermita, iniciamos la ruta a pie -fácil, apta para niños y mayores- de unas dos horas y media de duración. Nos adentramos valle arriba mientras disfrutamos de la vegetación asociada a lugares húmedos, para desviarnos por el antiguo camino de subida a la población de Sercué.

 
En el camino de bajada cruzaremos el barranco de Aso -un rincón de especial belleza y de gran interés botánico-. Desde allí, hay que seguir la carretera durante unos metros para volver a coger después una senda que nos llevará al punto de partida en la ermita de San Úrbez. La cercanía de la cueva del Moro hace interesante su visita, así como a las cascadas del Molino de Aso, muy próximas a San Úrbez.
Si quieres hacer una ruta más larga, puedes seguir hacia el norte hasta La Ripareta o la Fuenblanca, donde podrás disfrutar de una impresionante cascada vertical
Esta época del año, antes de visitar el Cañón de Añisclo debes tener en cuenta que la verticalidad del barranco puede provocar riadas y subidas repentinas, en muy pocos minutos, del cauce del río Bellós.
 

 

 

 
BTT en los alrededores del Monte Perdido (Miradores del Valle de Ordesa)
 
Monte Perdido está lleno de senderos y caminos que nos permiten disfrutar de unos maravillosos paisajes con espectaculares vistas acompañadas por el mágico vuelo del quebrantahuesos, que es posible podamos admirar durante todo nuestro recorrido en bicicleta de montaña.
 
Una ruta clásica, a la par que espectacular, es la que discurre por los Miradores del Valle de Ordesa. El recorrido ofrece magníficas vistas sobre el Valle y el macizo de Monte Perdido. La ruta empieza en Broto, la cota más baja del recorrido y sube por una senda que remonta el cauce del río hasta el parking de autobuses de Torla. Es desde la “senda de Turieto” que empieza una larga pista que asciende a la Sierra de las Cutas por la ermita de Santa Ana.
 
El desnivel a salvar de una tacada es considerable, unos 1.200 metros, con lo cual es mejor tomárselo con calma. Si el día es claro, merece pararse cada dos por tres en los miradores para contemplar las vistas.
 
La máxima altitud del recorrido son casi los 2.200 metros y desde allí empieza el descenso hacia las pistas de esquí de fondo, a la altura de Cuello Arenas. La pista es buena y se puede rodar con bastante velocidad hasta Nerín. Luego hay que seguir por carretera hasta Añisclo-Escalona. Y de allí en dirección a Fanlo.
La ruta en sí ya ha terminado, pero si queremos hacerla circular hasta Broto habremos cubierto un total de 54 km y un desnivel de casi 1.800 metros
 
Foto Club Litera Montaña
 
Barranquismo en la Garganta de Escuaín
 
La Garganta de Escuaín es uno de los grandes barrancos de la zona por su grandeza y belleza. Un barranco de contrastes, pozas enormes y cristalinas, donde la vegetación llega hasta sus orillas, paredes altas,... Es un barranco que requiere bajarlo lentamente para poder disfrutar de su magnífico paisaje.
 
Técnicamente, es un barranco ideal para la iniciación, siempre que optemos hacer la aproximación a pie hasta la fuente del Yaga, en lugar de hacerla por el Barranco Lugar. No es un barranco que entrañe ningún peligro en particular, aunque las aguas son frías y es bastante resbaladizo.
La aproximación incluye unas vistas espectaculares al Valle de Escuaín, territorio del quebrantahuesos
El descenso del barranco propiamente es a partir del fin de la zona que pertenece al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La amplitud de la Garganta hace improbable que nos veamos sorprendidos por una crecida. La Garganta de Escuaín es un rio bastante abierto con dos partes algo más encajonadas.
 
El descenso del barranco propiamente dicho tiene una duración de 1:30h a los que debemos sumar una aproximación de 45 minutos y un retorno de 1h más.
 
La reseña del barranco la podéis encontrar en este enlace  (atentos que no está actualizada la ruta de acceso).
 
                                 
 
 
 
El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el destino preferido de miles de excursionistas que se acercan a ascender sus grandes cumbres, pero también es un enorme paraíso para aquellos que opten por la práctica de la bicicleta de montaña o barranquismo.
 
Plano del Parque (pulsa para ampliar):
 
 
Más información del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en este enlace.
 
 
0
Su voto: Ninguno
4.5
Total: 4.5 (4 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar