Las obras del telecabina de La Molina y el telesilla de Coll de Pal deberán esperar

2077
Las obras del telecabina de La Molina y el telesilla de Coll de Pal deberán esperar
Mar, 12/09/2017 - 08:20
Los dos proyectos que promueve Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) en La Molina; el segundo tramo del telecabina Alp 2500 y el telesilla cuatriplaza Coll de Pal deberán esperar. La renovación del convenio de concesión con el ayuntamiento de Bagà y los diferentes trámites urbanísticos del telesilla hacen muy difícil materializarlos este invierno
Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) sacó a licitación, estas últimas semanas, las obras de suministro y instalación del segundo tramo del telecabina Alp 2500 y las de la instalación del telesilla de cuatro plazas de Coll de Pal -obra que se suspendió a medio hacer en el año 2011 por un problema presupuestario, según alegó entonces la empresa pública-. Estas obras deberían ser adjudicadas, según rezan las cláusulas administrativas de los respectivos contratos, en septiembre y octubre de este año.
 
No obstante, el mismo pliego de condiciones de los dos proyectos especifica, de forma clara, que las adjudicaciones están condicionadas a los permisos que debe dar el Ayuntamiento de Bagà. Y el consistorio del Berguedà ya ha comunicado que no va a autorizar permiso ninguno hasta tener garantizadas las obras del telesilla de Coll de Pal, un proyecto que necesita de unos trámites urbanísticos por parte del Ayuntamiento de Alp que se hallan en su fase inicial. Las obras, así, van a tener que esperar. Por lo enrevesado que es este proceso relacionado con ambos proyectos, con la participación de por lo menos hasta 4 administraciones locales y supramunicipales, desglosamos seguidamente, punto por punto, la información que disponemos.
 
Refugio del Niu de l'Àliga. Foto crédito Niu de L'Àliga
Las licitaciones
 
FGC ha sacado a licitación el suministro y la instalación del segundo tramo del telecabina Alp 2500. También ha publicado la licitación de la instalación del telesilla de Coll de Pal. Los dos proyectos se desarrollan en la estación de la Molina, en terrenos municipales de Alp (Cerdanya) y Bagà (Berguedà). 
 
El telecabina, que conectará el complejo de esquí con la Tosa, dispone del proyecto aprobado y con las licencias concedidas desde hace unos años, con un presupuesto de licitación de más de 6 millones de euros (IVA incluido), con un plazo de ejecución de 5 meses y medio y con fecha de contrato para mediados de septiembre. Cabe recordar que el telecabina de Alp 2500 entró en funcionamiento en el año 1999. Tiene 2.800 metros de trayecto y sube desde la estación de la Molina, en la cota 1650 metros, hasta los 2.300 metros de altitud. Supera un desnivel de 685 metros, en un recorrido que hace en unos 10 minutos aproximadamente. El aparato se quedó a unos 200 metros de la cima de la Tosa (2.536 metros). El segundo tramo -que ahora se licita- quiere hacer llegar el telecabina hasta la cima.
 
Por lo que se refiere al segundo de los proyectos, el telesilla de Coll de Pal, sale a licitación por 1,25 millones de euros, con previsión de adjudicar las obras a mediados de octubre de 2017 -las obras tienen un plazo de ejecución de 8 meses y medio-, según resalta el pliego de condiciones de la licitación. A diferencia del proyecto del telecabina, el aparato del telesilla de Coll de Pal -obra que se inició en su día y que quedó interrumpida en el 2011- tiene diferentes trámites urbanísticos pendientes de ejecución y aprobación por parte del Ayuntamiento de Alp y la Comisión Territorial de Urbanismo del Alt Pirineu. Cabe recordar que buena parte del recorrido del telesilla transcurre dentro del municipio de Alp. No es el caso del Ayuntamiento de Bagà que desde hace muchos años tiene un Plan Especial desarrollado y aprobado por las administraciones competentes.
 
Foto recreación nuevo tramo telecabina. fuente Diari de la Neu
 
Adjudicaciones condicionadas
 
En el pliego de cláusulas administrativas de los dos proyectos que publica FGC -fechado en julio de 2017-, en la página 6 de los correspondientes documentos se especifica, en un apartado con el encabezamiento “Nota Importante”, que “la adjudicación está condicionada a la obtención de la concesión del Ayuntamiento de Bagà”. En el pliego se recuerda que “en el caso que no sea posible, por motivos de autorizaciones o permisos anteriormente citados llevar a cabo el objeto de la presente licitación o se retarde excesivamente la obtención, FGC se reserva el derecho de declarar como desierta la licitación y desestimar la adjudicación, posponiéndose la nueva licitación a la obtención por FGC de los permisos y autorizaciones preceptivas o dotaciones necesarias”.
 
Fin de la concesión
 
El anunció de las licitaciones de FGC coincide con la finalización de la concesión de ocupación de los terrenos municipales propiedad del Ayuntamiento de Bagà que FGC tiene vigente y que finaliza este 2017. El 10 de junio de 1997, la comisión de gobierno del Ayuntamiento de Bagà acordó la conformidad de la ocupación, de más de 40 hectáreas, por un plazo de 20 años. Según estos acuerdos, la concesión finaliza ahora, a 31 de diciembre de 2017.
 
Así, en este sentido, paralelamente a la decisión de sacar a licitación los dos proyectos, el Ayuntamiento de Bagà y FGC han iniciado las conversaciones para la renovación de dicha concesión. Se hizo una primera reunión el 27 de marzo. Fruto de esta primera reunión llegó un documento de trabajo, en abril de este mismo año, firmado por el presidente de FGC, Enric Ticó. Hay que decir que los tres grupos municipales del Ayutamiento de Bagà han rechazado los términos del acuerdo.
 
Edificio de servicios de Coll de Pal, pendiente de finalizar. Foto Diari de la Neu
 
Aplicación del artículo 48 de la Ley de Urbanismo
 
La instalación del telesilla de cuatro plazas de Coll de Pal, como hemos indicado antes, tiene buena parte de su trayecto dentro del municipio de Alp. El alcalde de Alp, Ramon Moliner, ha explicado, recientemente, que antes de poder dar las licencias para la instalación del telesilla “será necesario iniciar diferentes trámites urbanísticos que están pendientes ya que la actuación se produce en una zona no urbana”. En este caso, Moliner reconoce que será obligatorio aplicar el artículo 48 de la Ley de Urbanismo y que le compete a la Comisión Territorial de Urbanismo del Alt Pirineu aprobar dicho proyecto. 
 
Esto resulta un caso peculiar ya que, como hemos relatado antes, las obras se iniciaron en su día y quedaron interrumpidas en el 2011, por problemas presupuestarios. Se pararon cuando ya estaban colocadas diferentes bases de las pilonas e incluso se habían levantado 4 de las 11 que estaban diseñadas para el telesilla de Coll de Pal. “Todo se hizo con los pertinentes permisos, claro. Lo que ha pasado es que con estos años que han transcurrido, la exigencia actual en normativa urbanística nos obliga a tener que hacer otros trámites, que vienen recogidos en el artículo 48 de la Ley de Urbanismo”, concreta Moliner. Y esa gestión urbanística pendiente, en su fase inicial, tardará unos meses, según reconoce Moliner.
 
“Sín Coll de Pal no habrá permiso para el telecabina Alp 2500”
 
El alcalde de Bagà, Nicolás Viso, ha manifestado que “sin Coll de Pal no habrá permiso para el telecabina Alp 2500”. Viso ha querido recordar que después de las experiencias anteriores que hemos tenido con Ferrocarrils, con compromisos que no se han cumplido, ahora no podemos dar licencias para un proyecto -telecabina- sin antes estar seguros que el otro -telesilla- no tiene todos los permisos aprobados”. “El uno va con el otro”, ha insistido Viso. El presidente municipal, que tiene mayoría de gobierno con “Compromis per Bagà”, ha recordado que “a este compromiso llegamos los dos ayuntamientos -Bagà y Alp-, compromiso que fue aprobado en los respectivos plenos municipales hace años. Y el señor Moliner no me lo ha negado, cuando hemos coincidido en actos públicos”.
 
Mapa parcial de La Molina con el sector de Coll de Pal marcado con un circulo azul. Pulsa para ampliar
 
¿Y la concesión?
 
A parte de la postura del gobierno local, por lo que se refiere a estos dos proyectos, está la cuestión del convenio demanial de los terrenos ocupados por la Molina en el término municipal de Bagà. Creo poder decir que lo tenemos encarrilado. Pero ahora quiero hablarlo con el resto de los grupos políticos, con las entidades y los ganaderos, con los que ya lo había hecho hace unos meses. Quiero ser prudente. Y si hace falta, plantearé una asamblea de pueblo para que sean los vecinos quienes den su opinión”, ha manifestado Viso.
 
Lo que sabemos a fecha de hoy es que la primera propuesta de convenio no agrado a nadie en Bagà. Proponía, por ejemplo, que la nueva concesión se otorgase “por un plazo de 50 años (…) si bien la concesión podría ser prorrogada hasta un máximo de 75 años”. En el redactado del documento se afirma que FGC se compromete a firmar el convenio “que se acuerde” entre las partes, en virtud del cual se “regularan los términos de participación de FGC” en la realización de una zona de aparcamiento en Coll de Pal, así como la búsqueda de soluciones y acciones para la activación del actual edificio existente en la zona, como centro de servicios y restauración.
 
Decía la propuesta enviada por Ticó que FGC se comprometía a realizar las inversiones necesarias “si bien solo puede comprometerse a las inversiones de futuro que sean autorizadas por el Govern” mediante el acuerdo de gobierno o contracto programa. “Concretamente, en este momento nos encontramos en la fase de cierre del contrato programa 2017-2021", por lo cual, a fecha de presentación del presente escrito, FGC solo se compromete a efectuar las inversiones que se adjuntan en el anexo 1 del documento, anexo que dice, textualmente: “en función de sus responsabilidades presupuestarias, iniciar la ampliación de la red de FGC de innivación en la zona de la Tosa y Coll de Pal, que incluyen los correspondientes equipamientos de bombas, compresores y transformadores eléctricos, así como la construcción de una balsa para reserva de agua en la zona de Coll de Pal, que constituiría también una zona de abrevado para el ganado en verano”.
 
La carretera de Bagà a Coll de Pal acumula mucha nieve en algún punto con nevadas de levante
 
En negociación un canon anual
 
En estos momentos de la negociación, Viso destaca que la mejor propuesta -que también está incluida en el convenio inicial presentado por FGC. pero sin fijar cantidad alguna-, es el pago de un canon anual “cantidad que no está cerrada y que estamos negociando. Estamos lejos, aún. A parte, pedimos que nos dejen manos libres para gestionar nosotros, desde el ayuntamiento, la venta de forfaits para la gente empadronada en el municipio o para los alumnos del IES Alt Berguedà”. Viso ha dicho que en estos momentos se habla de un canon anual de unos 30.000 euros para Bagà y una concesión de 35 años “un plazo más razonable que la propuesta inicial. Pero la cantidad del canon nos parece insuficiente”.
 
Por lo que se refiere a la carretera de Coll de Pal, Viso afirma que ha sentado en la misma mesa a Ferrocarrils y a Diputación de Barcelona para llegar a un acuerdo. “Pero la Diputación de Barcelona dice que no es su competencia la gestión de los aludes. La Molina podría hacerse cargo de esta gestión, pero no está concretado de qué forma”, han dicho. 
 
Así las cosas, este mes de diciembre finaliza la vigencia de la concesión y podría llegarse a la fecha sin acuerdo. “No sé cómo lo haremos. Puede que debamos prorrogar un año más la concesión mientras encontramos un acuerdo satisfactorio”. Con esta negociación pendiente, y con los trámites urbanísticos del telesilla por hacer, todo indica que la adjudicación de los dos proyectos que se promueven en La Molina deberán esperar.
 
Jordi Pardinilla Vilaplana
 
Noticias relacionadas:

 

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (1 voto)

Ubicación de la noticia

Javascript is required to view this map.

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar