5 rutas imprescindibles para descubrir la Cerdanya este verano

75365
5 rutas imprescindibles para descubrir la Cerdanya en verano
Vie, 14/07/2017 - 09:17
La Cerdanya presenta una vasta oferta de posibilidades para los amantes de la naturaleza y de los paisajes de gran belleza, para los excursionistas, para los corredores de montaña, para los aficionados a la bicicleta o para los que desean rutas a caballo
Actualizado y revisado julio 2017
 
La comarca, por su estructura natural, donde el valle se halla a unos 1.200 metros de altura, abierta de este al oeste, facilita el acceso a excursiones para todo tipo de público; para el que empieza, para las familias, para el deportista, para el más experimentado. Porqué, a ambos lados del valle, uno puede subirse a las cimas de entre 2.500 y casi 3.000 metros de altura o, sencillamente, puede recorrer la comarca en su parte más suave, siguiendo el curso del río Segre, por ejemplo. Rutas de trekking, GR que cruzan la comarca, senderos, travesías…
 
 
Si con eso no es suficiente, este valle es un paraíso para los que buscan joyas del románico, para los que se interesan por la arquitectura medieval o para los que indagan en en nuestro pasado y pretenden conocer los pobladores más lejanos. Paisaje, cultura, deporte, y ocio. La carta es tan amplia y exquisita como lo puedan ser la que ofrecen los mejores restaurantes de la comarca.
 
Su capital Puigcerdà, ya merece una visita por si sola, una población muy activa y bulliciosa, balcón privilegiado de las montañas de la Cerdanya, una oferta comercial y de restauración de primera categoría. Uno de los parajes más hermosos de Puigcerdà es el lago con suntuosas casas construidas a lo largo de la orilla. También junto al lago se encuentra el bello parque Schierbeck, llamado así en honor de su impulsor, cónsul general de Dinamarca en la Barcelona del siglo XIX que fue, en sus tiempos, un apreciado mecenas de Puigcerdá.
 
 
Pero centrándonos únicamente en el entorno natural y en sus posibles excursiones o rutas, vamos a citar cinco experiencias que uno no debe perderse si quiere venir a la Cerdanya. Eso sí va a ser un ejercicio duro, teniendo en cuenta la amplitud de sus propuestas.
 
1a. Ruta del Camí de Sant Jaume
 
Vamos a empezar con nuestra lista de éxitos. Una propuesta que no deberían descartar es el tramo del camino de Santiago (camí de Sant Jaume) que cruza esa comarca, que ya arranca en la parte alta de la comarca -que pueden empezar en Llívia- y que conduce a sus usuarios hasta más allá de Bellver de Cerdanya. Una ruta que en muchos de sus tramos persigue el río, en un trazado suave, que puede hacerse a pie, en bici o en caballo y que, muy importante, se puede hacer en familia. Pasa por todos los pueblos de la Cerdanya en la zona de la solana y cruza por lugares recónditos, de gran belleza y valor ecológico. Mejor hacerla en etapas suaves, disfrutando del entorno. Más información.
 
 
2a. Subir al Puigpedrós
 
Para nuestra segunda propuesta deberemos castigar algo más las piernas ya que nuestra ruta nos lleva a una de las cimas más altas de la baja Cerdanya: Puigpedrós o Puig de Campcardós. Le falta unos centímetros para los 3.000 metros de altura, aunque su ascenso es relativamente fácil y sus vistas excelentes y fantásticas. Se puede acceder desde la estación de esquí de Guils-Fontanera y también desde Meranges y el refugio de Malniu.
 
Si hacemos el ascenso desde este último punto (al que hemos llegado en coche, ya sea particular o en el transporte habilitado en verano), estamos hablando de un desnivel de unos 800 metros y de una excursión fantástica de unas 3 horas y media, ir y volver. Una mañana bien aprovechada. De vuelta, tenéis algunos restaurantes en la zona de meranges que os recompensarán vuestro esfuerzo con sus exquisitos platos.  Más información.
 
 
3a. Descubrir el caos de Targasona y panorámica del valle desde Pic dels Moros
 
Hablando de gastronomía. Vamos arrancar nuestra tercera propuesta desde Llívia, conocida como el enclave y una de las localidades de la comarca que tiene de las mejores ofertas culinarias de la zona. Proponemos subir, de buena mañana, al pico de los Moros, pasando por Cereja y cruzando por una zona interesantísima: el caos de Targasona (centenares de bloques de granito se esparcen con generosidad sobre una amplia extensión de terreno que hace las delicias de los aficionados a la escalada). Desde Aquí hasta la cima, de unos 2.130 metros, habrá poco más de una hora.
 
Al final, saliendo desde Llívia, en el global, unas cuatro horas ir y volver. La vista desde la cima es muy interesante ya que se presenta a tus pies todo el valle de la Cerdanya. Y más interesante va ser el retorno sabiendo que podréis elegir una mesa en cualquiera de los establecimientos de la localidad, a cuál mejor. Más información.
 
 
4a. Prat del Cadí
 
Para nuestra cuarta propuesta os proponemos subir a Prat del Cadí, desde Estana. Es único y de una belleza natural máxima, teniendo una vista sobre las canales y las paredes del Cadí que os van a empequeñecer. Llegamos a Estana en una revirada carretera en coche; dejamos el coche en el parking (está justo unos metros pasado el pueblo); una ruta que tiene una dificultad baja/media; son sólo 400 metros de desnivel y en algo más de dos horas y media se ha podido hacer la ruta con tranquilidad. Prat de Cadí, es un extenso prado situado a 1.826 metros de altitud, una espectacular planicie bajo las magníficas murallas de la cara norte del Cadí. 
 
Prácticamente toda la ruta transcurre dentro del Parque Natural del Cadí-Moixeró, una zona con una gran biodiversidad e innumerables atractivos turísticos. Las sierras del Cadí y del Moixeró forman el eje vertebrador de este parque natural que constituye una imponente barrera montañosa y que hace de unión entre el Pirineo y el Prepirineo, con parajes de singular belleza. Más información.
 
 
5a. Ruta dels Segadors, desde Bellver de Cerdanya a Gósol
 
Ya nos queda solo una de las cinco prometidas. Me vienen a la cabeza 10, 15 o 20 propuestas que se van a quedar fuera de este lista tipo TOP FIVE de la Cerdanya. Por ahora, lo cierto, es que hemos recomendado unas rutas muy fáciles y relativamente cómodas. Esta última propuesta va a necesitar de preparación. Mejor hacerla si tenemos cierto hábito de caminar por la montaña. No es que sea difícil; es larga. Son 9 horas de camino, de recorrido, ida y vuelta. Unos 30 kilómetros, aproximadamente. De gran belleza y de historia reciente: la ruta de los Segadores. Es uno de los pasos más utilizados del Cadí. Este itinerario conecta la Cerdanya con el Berguedà, desde Bellver hasta Gósol (el pequeño pueblo que enamoró en su día al gran Picasso).
 
Esta ruta fue usada por los cátaros cuando huían de la Inquisición y, más recientemente (y de ahí que se llame así la ruta), por los trabajadores temporeros que cruzaban para hacer labores en el campo, mayoritariamente como segadores, en las tierras cultivadas de la Cerdanya. Más información.
 
 
Hay que decir que existen otras rutas de este tipo que tienen sus puntos de partida desde la Cerdanya, como el camino dels Bons Homes o la ruta de los Contrabandistas. 
 
 
Recomendaciones para tener en cuenta antes de hacer una excursión o ruta por la montaña:
 
Llevaremos una mochila, con agua y algo de alimento –frutas o pastas o frutos secos-. Vamos a ir siempre bien calzados, ropa cómoda, llevaremos crema solar cuando hagamos la ruta en verano y también, gorra o sombrero. Muy importante, nos llevaremos nuestro teléfono móvil con la batería cargada. Y, antes de salir, consultaremos la meteorología del día y tendremos claro nuestra ruta o dispondremos de un buen mapa. No estaría de más comunicar a nuestros familiares o amigos nuestros propósitos para esa jornada.
 
La histórica comarca de Cerdaña (en catalán La Cerdanya, en francés Cerdagne, en latín Ceritania) es un territorio, que como consecuencia del Tratado de los Pirineos de 1659, entre el Reino de España y el Reino de Francia, por el cual España cedió a Francia 33 pueblos de la parte norte ceretana, quedó dividido en dos: la comarca de la Alta Cerdanya, que forma parte de los Pirineos Orientales, es decir, los territorios administrados por Francia, y la Baja Cerdanya, que forma parte de España, dentro de la Comunidad Autónoma de Cataluña. La comarca limita con Andorra, el Ariège, el Capcir (parte de la Cerdanya cuando se dividió), el Conflent, el Ripollés, el Berguedá y el Alt Urgell y orográficamente comprende desde el puerto de la Percha hasta el desfiladero de Martinet. Se cedieron todos los pueblos de la Alta Cerdanya menos la población de Llívia a causa de que ostenta el título de villa; por esta razón Llívia es un enclave de España en Francia. Fuente Vikipedia. Pulsa para ampliar el mapa. Propiedad de la imagen http://www.infomapas.com/
 
0
Su voto: Ninguno
4.75
Total: 4.8 (4 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Imagen de ENFO-CAT

El Tratado de los Pirineos, 1659

Buen artículo, anima a caminar por estos pueblos, montañas, senderos y paisajes que animan al alma.

Respecto a las referencias historicas, me sorprende que diga que fue sólo un acuerdo de cesión de pueblos entre los Reinos de España y Francia... no se tiene en cuenta el propio pueblo que fue separado, que es lo más importante. Esa partición de Cataluña en dos (la norte para Francia y la Sur para España) fue fruto de una guerra (significó el fin de la Guerra dels Segadors)  y un tratado y se hizo sin consultar a las Cortes Catalanas ni ninguna otra institución catalana y quien más sufrió las consecuencias, evidentemente, fue el pueblo catalán. Entre otras, no se respetó su derecho civil.

No fue un simple reparto territorial, sino que incluía disposiciones que regulaban el movimiento de mercancías, acuerdos de comercio internacional, el intercambio de prisioneros de guerra y otras cuestiones de orden económico, que resultaron ser desastrosas para el comercio local de lana, piel y trigo, entre otras.

El año 1700, Luis XIV publicó un decreto prohibiendo el uso público del catalán en los condados. Fue el primer caso de legislación contra la lengua catalana en Francia, y hoy en día podemos ver, desgraciadamente, que fue todo un "éxito".

Imagen de Carles Rusiñol

No te falta razón Enfo Cat

Como el objetivo del artículo no era el histórico, pero tampoco para los de fuera podiamos obviar la situación de una Cerdanya partida en dos optamos por poner la reseña de Wikipedia sobre el tema, subjetiva como todas, pero un recurso para informar a los que no saben la realidad de la Cerdanya. Tu comentario complementa el tema, gracias

Páginas

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar