Los ocho trucos para conducir seguro sobre nieve

15824
La conducción implica una serie de técnicas y más cuando se circula en terrenos deslizantes con carreteras nevadas y con placas de hielo. A continuación, te damos los ocho trucos básicos para conducir de forma segura sobre este tipo de condiciones. El Dir
Thu, 14/02/2013 - 12:37
La conducción implica una serie de técnicas y más cuando se circula en terrenos deslizantes con carreteras nevadas y con placas de hielo. A continuación, te damos los ocho trucos básicos para conducir de forma segura sobre este tipo de condiciones.

La conducción sobre cualquier tipo de superficie requiere una serie de habilidades, y más cuando la carretera puede tener gravilla, estar mojada, nevada o con placas de hielo. Por ello, para conocer los trucos básicos sobre la conducción en nieve que mejor que uno de los cursos que imparte Audi.

El Director de la Escuela de Conducción y Seguridad de Audi, Nacho Pérez, fue el instructor. Éstos son los ocho trucos básicos para conducir de forma segura sobre nieve:

 

1.- Neumático adecuado
 

Desde Audi nos aconsejan que el primer paso básico para conducir sobre nieve (y sobre cualquier tipo de superficie) es tener el neumático adecuado. El más recomendable para carreteras nevadas es el denominado de invierno, el cual tiene mucha mayor adherencia al terreno, además de ofrecer un mejor agarre a la hora de frenar y acelerar. Con este tipo de neumáticos sí que es compatible llevar conectado el ESP. En el caso contrario, si disponemos de unos neumáticos que no son de invierno, tendremos que poner cadenas. En este caso, lo mejor es desconectar el ESP, pues éste está diseñado para funcionar correctamente con una superficie de agarre constante (el neumático de invierno sí ofrece ese continuidad en el agarre) mientras que con unas cadenas metálicas, éstas aportan mayor altura y anchura al flanco de la rueda y hacen que ésta gire a menor velocidad. Una de las premisas en las que se basa el ESP es precisamente la rapidez con la que giran las ruedas, y con unas cadenas el ESP está percibiendo constantemente una variación continua, por lo que siempre manda información para frenar. Esto puede resultar incómodo y, lo que es más importante, puede repercutir en un calentamiento excesivo de los frenos.
 

2.- La visión
 

La vista es el factor que más nos limita a la hora de conducir. En curvas, por ejemplo, lo básico es anticiparse visualmente y buscar la salida de la curva y no la dirección a la que va la parte delantera del coche. La anticipación visual hace que de forma inmediata también adaptemos la velocidad a las circunstancias.

 

 
3.- Suavidad en la conducción
 
Evita cualquier tipo de maniobra brusca (fuerte frenada, fuerte aceleración, giro excesivo del volante, etc). La suavidad en la conducción incide directamente en la calidad de la conducción.
 
4.- Frenar
 
Lo más recomendable en el caso de que tengamos que frenar, es utilizar el propio motor para detener el coche. En el caso de que tengamos que pisar el pedal del freno, hacerlo siempre con las ruedas rectas. Si frenamos con las ruedas giradas lo único que hacemos es perder aún más el control de la situación.
 
Tipos de neumáticos y distancia de frenado en condiciones invernales, fuente diario Sport.
 
5.- Tomar curvas
 
A la hora de tomar curvas, nunca girar más de lo debido el volante. Un ángulo de giro excesivo en el volante provoca inmediatamente la aparición del subviraje, es decir, el coche empieza a derrapar del tren delantero. En ese instante, girar menor el volante sirve para que el coche gire más.
 
6.- El acelerador
 
El pedal del acelerador, al igual que el del freno, hay que usarlos con mucha delicadeza. Por ejemplo, al salir de una curva hasta que notamos que el coche no patina de ninguna de las ruedas, no es el momento idóneo para acelerar.
 
7.- Destreza con el volante
 
Ya hemos anticipado que resulta crucial llevarlo conectado con neumáticos de invierno. Exige cierta destreza, ya que de forma habitual siempre solemos girar más de lo debido el volante. No es preciso, con girar levemente el volante, el ESP se encarga del resto.
 
8.- Anticipación visual
 
El Director de la Escuela de Conducción y Seguridad de Audi vuelve a hacer hincapié sobre el factor de la anticipación visual para llevar a cabo una reacción adecuada. Se insiste en que nunca hay que mirar el lado al que va el coche (en este caso, por ejemplo, el guardarrail en un subviraje en una curva), sino buscar la reacción idónea, en este caso, buscar la salida de la curva.
 
Una vez detalladas las recomendaciones básicas para conducir sobre nieve y hielo, lo mejor es que veas todos estos trucos a través de un vídeo:
 
 
Finalmente, hay que tener en cuenta que conducir bajo condiciones meteorológicas adversas nos exige mucho y nos cansa mucho. No forcemos la máquina, y en este caso no hablamos del coche.
 
 
Fuente del artículo: Autopista.es
 

 

5
Average: 5 (3 votes)
Your rating: None

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Neumáticos de nieve la mejor inversión!

Para los que vamos asiduamente a la nieve y pisamos carreteras nevadas, unos neumáticos de invierno son la mejor y más imprescindible inversión.

Mucho más importante que utilizar un vehiculo 4X4 para tener una buen agarre y seguridad es utilizar un vehículo con neumáticos de invierno.

 

 

Aquí debajo un enlace a unas buena comparativa bastante vigente de todos ellos:

Comparativa de neumáticos de invierno 2012

 

 

 

LAS RUEDAS SUPER IMPORTANTES

Hay que verlo para creerlo. Existe la creencia erronea que para conducir en nieve hace falta un 4X4... Falso. Después de muchos años me decidí a montar una ruedas de nieve, y alucine, como era posible que un coche con tracción delantera que patinaba con sólo oler la nieve, pudiera mantenerse en la carretera, e incluso comportarse mejor que un 4X4 con ruedas de seco. Ya lo ví en Diciembre y Enero, pero el pasado fin de semana 1-2 de febrero, con el comienzo de las grandes nevadas lo confirmé, llegue a las 8:30 a arcalis, era practicamente el primer vehículo que llegaba, sin poblema alguno. Me tuve que marchar a Pal por que estava la estación cerrada. Subiendo a Pal, pude comprobar como un 4X4 mercedes en una curva se iva de lado a lado, vi como un coche 4X4 traccionaban las 4 ruedas y  no se movía, y en cambio yo podía incluso adelantarles. Es algo que sino lo ves no te lo crees. A mi si me lo explican les digo que me toman el pelo, es tan alucinante que con sólo cambiar el tipo de ruedas, puedas con un vehículo "normal" subir con la carretera nevada y en cambio veas 4x4 con cadenas de tela o metálicas, o sufriendo ... que insisto hay que comprobarlo para creerselo.

Yo animo a todos a acudir a un "taller de confianza" y adquirir unos neumaticos de nieve. Si haces kilometros, los gastas, y sino puedes usarlos en seco hasta acabar con ellos.  

Cierto Monoesqui

Estoy complemtamente de acuerdo. Si eres una persona que sueles subir a esquiar en coche, es importantísimo ir bien "calzado".

En países como Suiza o Austria suelen llevar estas ruedas todo el año. 

En mi caso, tengo un recambio de ruedas de contacto, y cuando llega la temporada, voy al taller y hago el cambio de cubiertas. Al finalizar, operación contraria. No me gusta jugarme la vida en la carretera, y como bien dices, la seguridad que te dan estas ruedas es "alucinante".

Saludos.

Pages

Comenta este reportaje

Log in or register to post comments