Las estaciones de esquí catalanas alertan: la crisis del Covid-19 afectará la próxima temporada

24337
Las estaciones de esquí catalanas alertan: la crisis del Covid-19 afectará la próxima temporada

Foto: Baqueira Beret.

Sat, 04/04/2020 - 22:29
Se prevén retrasos en los trabajos de mantenimiento y mejoras y se teme por cómo estará la sociedad para volver a hacer gasto en turismo y ocio.
La Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Actividades de Montaña (ACEM) alerta de que si la crisis del coronavirus se alarga afectará la próxima temporada de invierno en el Pirineo.
 
El problema es que el confinamiento obliga a los responsables de las estaciones a prever desde casa las actuaciones a realizar de mantenimiento y mejoras. Además, las empresas que fabrican componentes para los remontes y llevan a cabo las revisiones están o bien paradas o trabajan a un ritmo inferior al habitual.
 
Boí Taüll
 
También preocupa cómo habrá afectado la crisis económica a los aficionados a los deportes de invierno. "Mucha gente se ha quedado sin trabajo y habrá que ver si se animan a venir", señala Joaquim Alsina, director de la ACEM. Para Alsina, la parada brusca ha "estropeado" una temporada que estaba siendo buena o muy buena.
 
Según informa la ACN, el golpe que han recibido las diez estaciones de esquí catalanas - siete públicas y tres privadas - con el final precipitado de la temporada por el coronavirus podría ser "más duro" si la crisis se alarga.
 
El sector tiene la mirada fijada en el próximo invierno, ya que hay "incertidumbre" sobre si se podrá recuperar "cierta normalidad". Desde la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Actividades de Montaña (ACEM), señalan dos preocupaciones: por un lado, las cuestiones técnicas y, por otro, las condiciones en que la ciudadanía saldrá de esta crisis desde un punto de vista sanitario y económico.
 
Masella
 
En relación con la primera, el director de la ACEM, Joaquim Alsina, explica que el final de la temporada también sirve para empezar a desmontar algunas partes de la estación y planificar la próxima.
 
Esto significa, entre otras cuestiones, tomar decisiones en relación con proyectos que cada estación pueda llevar a cabo como, por ejemplo, el cierre de pistas o la habilitación de nuevos espacios. "Esto lo estamos haciendo a partir de la experiencia que tenemos, pero desde casa", señala Alsina.
 
La entidad recuerda que durante el verano "hay mucho trabajo por hacer" en las estaciones de esquí para tenerlas a punto de cara a la próxima temporada. Y que los remontes deben pasar una serie de revisiones, que deben hacer empresas especializadas, algunas de las cuales están paradas actualmente.
 
Vallter 2000
 
Además de estos controles periódicos que se realizan anualmente, hay otros extraordinarios, y en muchos casos hay que renovar algunos elementos de las máquinas por temas de seguridad. El director de la ACEM subraya que las empresas que se ocupan de los servicios de mantenimiento y que fabrican estos materiales, o bien han parado la producción por coronavirus o no trabajan a pleno rendimiento.
 
Esto hace que se acumulen las demandas, no solo de las estaciones de esquí catalanas, sino de otras zonas más grandes como Francia, Suiza, Austria o Italia.
 
Alsina deja claro que "por ellos, no quedará" y que si hay que trabajar el doble para tenerlo todo a punto lo harán, pero la gran preocupación es ver qué respuesta tendrá el cliente. "Después de este periodo habrá que ver cómo estará la sociedad para volver a hacer gasto en turismo y ocio", señala.
 
Desde la ACEM esperan "no ir solos" a la hora de intentar remontar la actividad y potenciar de nuevo las estaciones de esquí. Alsina destaca que "hay muchos sectores" de la sociedad que son conscientes de que lo que hay es ver qué se puede hacer en la economía desde un punto de vista general. "Nosotros somos un granito más, pero de poco sirve que me ayuden a mí, si el sector de nuestro visitante se hunde", remarca.
 
La incertidumbre por parte de la ACEM también la comparte la Generalitat, que gestiona seis de las estaciones de alpino que hay en Cataluña. La temporada de verano está cerca y la crisis del coronavirus preocupa a los responsables.
 
La Molina
 
Fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat consultadas por ACN aseguran que el problema no es el acondicionamiento de las estaciones y su apertura, sino la respuesta por parte de los usuarios.
 
Más allá de las dificultades logísticas que pueda suponer, desde FGC aseguran que lo que preocupa es, por un lado, las condiciones sanitarias que puedan haber este verano, y por otro, como quede de tocada la economía de quienes apostaban para ir a montaña. Estos dos aspectos elevan la incertidumbre por parte de los responsables.
 
Con respecto a invierno, FGC da por hecho que los resultados "no serán buenos", como consecuencia del paro brusca por coronavirus. Sin embargo, desde el sector destacan que los cuatro meses que han estado abiertos, ha habido una buena respuesta por parte de los usuarios.
 
                                                             
 
Artículos relacionados:
 
El cierre de las estaciones de esquí provoca 16 millones de pérdidas en la Cerdanya. Más info
4.833335
Average: 4.8 (6 votes)
Your rating: None

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Log in or register to post comments