¿Sabes dónde esquía 007? Las 7 estaciones que ha elegido James Bond

22436
¿Sabes dónde esquía 007? Las 7 estaciones que ha elegido James Bond

Foto: © 2015/Sony Pictures

Thu, 14/05/2020 - 07:47
Las persecuciones en esquís, coches, motos, parapentes, salto base e incluso mesas y un violonchelo forman parte del imaginario del agente secreto más famoso del mundo.
James Bond, el agente secreto creado por Ian Fleming, siempre ha hecho gala de ser un buen esquiador, si no uno de los mejores. 007 ha mostrado un estilo propio al alcance de muy pocos, esquiando vestido como un pincel.
 
¿Sabes en cuántas películas de la saga de 24 -la número 25 de James Bond saldrá en noviembre, se titula No Time to Die y será la quinta y última vez que veamos a Daniel Craig como 007- hay escenas de esquí? ¿Y las estaciones donde esquía el agente del MI6?
 
Aquí están los vídeos y los films de esquí de James Bond:
 
Spectre (2015)
 
 
La película más reciente de James Bond se filmó en parte en Sölden. En agosto de 2014, en el resort del Tirol de Austria se estableció la oficina de producción, lista para coordinar la filmación. Se filmó durante 22 días y, en su apogeo, el equipo estaba formado por 500 personas.
 
Aunque era la primera vez que 007 esquiaba en el Tirol, existe una conexión entre el famoso agente secreto y la región: Ian Fleming, autor de las novelas de Bond, vivió en Kitzbühel en la década de 1920.
 
Spectre está protagonizada por Daniel Craig y fue lanzado el 6 de noviembre de 2015. Otras estrellas de la película 24th Bond son Ralph Fiennes, Christoph Waltz, Mónica Bellucci y Lea Seydoux, con el director ganador del Oscar Sam Mendes.
 
En el pico Gaislachkogl y en el túnel de carretera más alto de Europa, el equipo de filmación encontró las localizaciones perfectas para organizar duelos dramáticos y persecuciones llenas de acción. "El Tirol tenía todo lo que necesitábamos para filmar estas secuencias", dijo el coproductor Gregg Wilson incluso antes del rodaje en Ötztal.
 
En la película, el edificio futurista del restaurante de la cumbre Ice Q, a 3.000 metros de altura, funciona como la clínica de Franz Oberhauser (interpretada por Christoph Waltz). Con su arquitectura purista, el cubo frío con su fachada de vidrio forma el escenario ideal, "porque no hay nada más emocionante que estar en la cima del mundo", dice Dennis Gassner, diseñador de producción y explorador de locaciones.
 
Tres años después del estreno, Sölden inauguró el “007 ELEMENTS”, una exposición de James Bond y una instalación cinemática construida en el interior del Gaislachkogl.
 
 
El mundo no es suficiente (1999)
 
 
Pierce Brosnan protagoniza en “El mundo no es suficiente” su tercera película como Bond. Las imágenes de esquí, que supuestamente tienen lugar en las montañas del Cáucaso, en realidad se grabaron en Chamonix. Quién no recuerda la "burbuja" acolchada cuando Bond y la protagonista femenina, Sophie Marceau, quien interpreta a Elektra, se ven atrapados en una avalancha.
 
Los dos son atacados desde el aire por cuatro parapentes. El especialista que hacía de 007 era el campeón de snowboard y skate Tom Sims y la chica, la tres veces campeona mundial de freeride Francine Moreillon.
 
Alta tensión (1987)
 
 
En “The Living Daylights”, traducida al español como “Alta Tensión”, es el actor Timothy Dalton quien interpreta a Bond.
 
Esta vez, él y la protagonista femenina, Maryam d'Abo, no esquían, sino que conducen un automóvil sobre la nieve y montan un violonchelo como tobogán. Los rusos les persiguen en esquís y todo se supone que tiene lugar en la región fronteriza entre Bratislava y Viena, que en realidad es extremadamente plana. De hecho, la secuencia fue filmada en Weissensee en Carintia, Austria.
 
El municipio con el pequeño lago al norte de Hermagor en Carintia tiene una ubicación particularmente idílica. El área alrededor del lago se vuelve casi mística con su manto de invierno blanco. Precisamente, el lago helado sirvió como lugar de filmación para algunas de las escenas de persecución.
 
 
Panorama para matar (1985)
 
 
“A View to a Kill” (Panorama para matar) fue la última aparición de Roger Moore como 007 y la primera vez que el snowboard apareció en una película de James Bond. Moore enfundado en una original parka blanca y monta una moto de nieve para algunas de las escenas.
 
Aunque se dice que tiene lugar en Siberia, la película fue filmada en entre Suiza e Islandia. Por cierto, los rusos utilizan esquís Elan (fabricados en lo que entonces era Yugoslavia). Mike Nemesvary, tres veces campeón del mundo y ex capitán del equipo británico de Freestyle Ski, realizó las acciones de los créditos iniciales, pero el mismo año quedó paralizado en un accidente mientras entrenaba.
 
En “Panorama para matar”, un Bond de mediana edad intenta escapar de Rusia con un documento secreto, mientras se oye a los Beach Boys como música de fondo.
 
 
Solo para sus ojos (1981)
 
 
Roger Moore está de vuelta otra vez, esta vez con una chaqueta azul polvorienta y un gorro de lana. Uno de los malos lleva puesto un casco ... Muy adelantado a su tiempo.
 
La película fue filmada en la parte inferior del área de esquí Socrepes de Cortina d'Ampezzo y en medio de un restaurante de montaña. En él se pueden ver persecuciones salvajes en esquís y motocicletas a través de las Dolomitas.
 
Los sets de rodaje incluyen la pista de hielo, la pista de bobsleigh, el observatorio y el magnífico Miramonti Majestic Grand Hotel.
 
En la “Solo para sus ojos”, Bond se enfrenta a algunos de los aspirantes al biatlón olímpico del bloque soviético y termina esquiando en un salto base (y sobre una mesa de almuerzo) en los Alpes italianos.
 
El clip incluye la trágica escena del bobsleigh, durante la cual uno de los especialistas falleció el último día de la filmación.
 
La espía que me amó (1977)
 
 
Roger Moore interpreta a James Bond y la película se hizo en St Moritz (Suiza), a pesar de que en el film se nos dice que la trama transcurre en algún lugar de Austria. El espectacular salto del acantilado en realidad se filmó en la isla de Baffin (Canadá).
 
Bond usa una pieza amarilla de plátano y lo que se parece un poco a un airbag en su espalda que es en realidad un paracaídas con la bandera del Reino Unido.
 
“La espía que me amó” incluye una de las mejores secuencias de esquí de toda la serie: James Bond evade a los asesinos al precipitarse por un acantilado en un salto base épico.
 
Las escenas de esquí fueron creadas bajo la dirección del empresario de Munich Willy Bogner. El ex corredor de esquí ya participó en varias películas de Bond detrás de la cámara, ya que fue capaz de organizar las secuencias de acción en la nieve como ningún otro.
 
Al servicio secreto de su majestad (1969)
 
 
Otro hito de Bond, que todavía atrae a numerosos turistas y fanáticos hoy en día, se encuentra cerca de Mürren en la región de Jungfrau, más precisamente en la cumbre del Schilthorn de 2.970 m de altura.
 
En la película, la meseta de la cumbre es la sede y el instituto de investigación del villano Blofeld. En realidad, la fortaleza ficticia Piz Gloria es un moderno restaurante giratorio de 360 ​°, que hoy alberga un pequeño museo Bond con una exposición interactiva sobre la filmación.
 
Aquí los visitantes pueden tomar una clase de vuelo en el simulador de helicóptero o ver clips de la película en el cine del museo.
 
En todas partes del restaurante, el logotipo 007 está estampado y en el menú puede encontrar el "Cappuccino 007", el "Spaghetti James Bond", el helado "Coupe 007" y, por supuesto, el "Martini 007".
 
La sexta película de James Bond está protagonizada por George Lazenby en su única aparición como 007 y vistiendo un mono celeste ceñido. Aquí visita al archienemigo Ernst Stavro Blofeld (interpretado por Telly Savalas), quien ha establecido un instituto de investigación clínica en Suiza. Bond es capturado y escapa de la Piz Gloria por las pistas junto con la Contessa Teresa di Vicenzo (interpretada por Diana Rigg).
 
El mañana nunca muere (1997)
 
Hay una última película de James Bond que también se rodó en una estación de esquí, pero a diferencia de las anteriores aquí mencionadas, no había escenas de acción sobre la nieve.
 
Se trata de "Tomorrow never dies", traducida en España como “El mañana nunca muere, alguna de cuyas escenas ocurren en Peyragudes, del grupo N’PY.
 
Con motivo del 20 aniversario de la película, lo que fue el set de rodaje se convirtió en una nueva pista azul. La pista 007 está situada en el lugar donde se rodaron las famosas escenas en la que James Bond -encarnado por el actor Pierce Brosnan-, escapa de las montañas nevadas con una avioneta de las explosiones en el helipuerto de Peyragudes.
 
En el rodaje, la pista del Pirineo francés simulaba ser una base aérea afgana.
 

 

5
Average: 5 (2 votes)
Your rating: None

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Log in or register to post comments