Macron deja el esquí de Francia durante las Navidades pendiente de un hilo

Macron deja el esquí de Francia durante las Navidades pendiente de un hilo

Las Neiges Catalanes calculan que sin las fiestas de Navidad perderán 100 millones de euros.(Foto: Porté Puymorens)

Wed, 25/11/2020 - 06:50
El presidente de la República recomienda: "las estaciones de esquí no deben reabrir para las celebraciones de fin de año".
Después del período de reflexión de 10 días anunciado este lunes por el Primer Ministro de Francia, Jean Castex, para tomar una decisión sobre la posibilidad de abrir las estaciones de esquí en Navidades, nadie esperaba que las pocas esperanzas que tenía el sector de la nieve se esfumasen en menos de 24 horas.
 
El presidente de la República, Emmanuel Macron, hizo anoche un discurso que dilapidó casi todas posibilidades de esquiar durante este año 2020, incluso en una situación sin bares y restaurantes, por ejemplo.
 
La frase exacta de Macron fue: "Las estaciones de esquí no deben reabrir para las celebraciones de fin de año", lo que para los más pesimistas suena como la sentencia de muerte a las esperanzas de abrir las estaciones de deportes de invierno para las vacaciones de Navidad. Por su parte, los más optimistas se aferran a que se trata solamente de una recomendación y todavía hay un hilo de esperanza para negociar.
 
Tras conocerse la noticia, el presidente de Les Neiges Catalanes, Michel Poudade, aseguró “en 2 minutos, nuestro territorio perdió 100 millones de euros, sin las navidades será un desastre económico".
 
Michel Poudade ha echado las cuentas. Las vacaciones de fin de año representan el 25% del volumen de negocios de las estaciones de Cerdagne-Capcir y todos los ahorros resultantes. "Nunca hubiera pensado que podríamos ahogar una economía de manera tan brutal", reflexiona Eric Charre, director de la estación de Porté Puymorens, en declaraciones a l’Independant.
 
Foto: Val Thorens.
 
Las palabras del presidente de Francia se asemejan mucho a las del Primer Ministro de Italia, Giuseppe Conte, que se mostró firme en mantener cerradas las estaciones de esquí italianas para Navidad e hizo un llamamiento a los demás países de la Unión Europea para que adoptaran la misma medida.
 
Más de 120.000 puestos de trabajo dependen de la apertura de estaciones de esquí en Francia. Más info
 
Indignación en el sector
 
Las zonas de alta montaña se ven especialmente afectadas por el empleo estacional y se calcula que alrededor de 120.000 puestos de trabajo dependen de la apertura de las estaciones de esquí en Francia, la mayoría de ellos en los Alpes.
 
El debate está en la calle y las preguntas y la indignación aumentan: ¿debe compararse una estación local que solo tiene telesillas con otra que vive solo de turismo por semana, teleféricos y una mayoría de extranjeros? 
 
¿Deberíamos poner en la misma línea de salida Chamrousse y Val Thorens, dos estaciones con múltiples, pero diferentes ventajas, para los que la naturaleza siempre ha significado algunas incompatibilidades geográficas notables? ¿Por qué querrías poner todo en una canasta? ¿Por qué no ahorrar un poco de invierno aquí y allá en lugar de hundir la temporada de esquí? ¿Para beneficio de quién?
 
Así las cosas, el arbitraje gubernamental en unos días tendrá el valor de una guillotina, el esquí en Francia estas Navidades pende de un hilo.
 
5
Average: 5 (2 votes)
Your rating: None

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Log in or register to post comments