El Pirineu de Lleida viste de blanco la Semana Santa

El Pirineu de Lleida viste de blanco la Semana Santa

Baqueira Beret. Fotografía: Patronat de Turisme de la Diputació de Lleida. Autor: @Mikael Helsing

Thu, 18/03/2021 - 11:28
Llega una buena oportunidad para los aficionados al esquí de vivir la nieve y disfrutar de la naturaleza, el ocio, la cultura y la gastronomía en el Pirineu de Lleida.
contenido patrocinado
Reportaje patrocinado
 
 
Ironías del destino, o mejor dicho de la pandemia de la Covid-19, la última semana de marzo y la primera semana de abril coincidiendo con la Semana Santa, pueden ser muy provechosas para el esquí y el Pirineu de Lleida.
 
La nieve, como si intuyera que esta primavera va a poder ir a esquiar más gente que en todo el invierno, no ha querido faltar a la cita y las 11 estaciones de esquí del Pirineu de Lleida confían poder ofrecer buena parte de sus 519 km esquiables, con 246 pistas de alpino y numerosos itinerarios de nórdico.
 
Las estaciones de Baqueira Beret y los del grupo de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (Boí Taüll, Port Ainé y Espot) ya han manifestado la intención de cerrar el 5 de abril, pero hasta entonces esperan tener unos resultados, como mínimo, similares al periodo de Navidad.
 
Boí Taüll - Vall de Boí - Fotografía: @Aralleida
 
Este fin de semana, los complejos de esquí alpino leridanos tienen más de 100 pistas abiertas y unos espesores que van de los 25 a los 135 cm de nieve de buena calidad, aunque hay previsión de abrir más pistas y remontes de cara a Semana Santa y se esperan nuevas nevadas.
 
También se mantienen abiertas las estaciones de esquí nórdico de Tavascan, Tuixent-la Vansa y Sant Joan de l'Erm (esta última exclusivamente para usos turísticos), con 33 kilómetros de trazados marcados y espesores de 15 a 130 cm.
 
Como hasta la fecha, las nieve de Lleida garantizará todas las medidas de seguridad preceptivas de cara a empleados y clientes, a pesar de que se haya trabajado bajo mínimos, excepto en periodos limitados como las vacaciones de Navidad y Reyes.
 
Para entender la importancia del esquí en Lleida sólo hay que echar un vistazo a las cifras que mueve el sector: 2.000 puestos de trabajo directos, entre personal fijo y de temporada y otros 7.500 empleos inducidos, por medio de los sectores de la restauración y la hostelería o de empresas con oferta complementaria al esquí.
 
Se calcula que el impacto económico directo de las estaciones de montaña sobre el territorio fue de unos 209 millones de euros la temporada pasada -y eso que se perdieron las semanas que ahora se quieren aprovechar a causa del cierre prematura por la Covid-19-, de los que 33,2 millones procedieron de la venta neta de forfaits y otros 175,9, del impacto directo de ventas.
 
El impacto directo de las estaciones de montaña sobre el territorio se sitúa en torno a los 5,3 euros por cada euro ingresado por el complejo, según el Llibre Blanc de les Estacions de Muntanya.
 
Parc Natural de l'Alt Pirineu. Fotografía: @Parc Natural de l'Alt Pirineu
 
Más allá de estas cifras, el Pirineu de Lleida reúne todas las condiciones necesarias para ofrecer la mejor estancia y las mejores condiciones a los aficionados al deporte del esquí, así como a todos aquellos que buscan disfrutar de la naturaleza y de las actividades diversas a la nieve y los paisajes nevados.
 
Para esta Semana Santa, hay un amplio abanico de actividades complementarias a la nieve que ofrecen un gran número de empresas especializadas en deportes de invierno y escuelas de esquí y situadas en las mismas estaciones de invierno y en su área de influencia, las cuales brindan una gran variedad de actividades para poder disfrutar de la nieve y de la naturaleza en libertad y con las mejores garantías.
 
Entre otras, que se pueden practicar raquetas de nieve, trineos de perros, excursiones y paseos a caballo, motos de nieve con excursiones diurnas, patinaje sobre nieve, construcción de iglús, esquí extremo, esquí de montaña, snowbikes, randonnée, freeride, splitboard, snowboard, quads, BTT, orientación, escalada en hielo, rutas fotográficas, circuitos inclusivos, biatlón y visualización de fauna y diferentes excursiones para disfrutar de la nieve y de la naturaleza.
 
Más allá de la nieve
 
Quienes decidan elegir el Pirineo de Lleida para poner punto y final al invierno 2020-21, también podrán disfrutar de su exquisita gastronomía. Autóctona y rica, con una personalidad propia, se mezclan productos de la huerta, carne, embutidos, vino, aceite de oliva, setas, caracoles, pastelería, cocina casera...
 
Olla aranesa - Val d'Aran. Fotografía: @Aralleida
 
Si tenemos que hablar de un plato típico, en la Val d’Aran hay que referirse a la olla aranesa, el plato más representativo de la comarca.
 
Si vas al Pallars oirás hablar del tupí, la girella, los embutidos y las buenas carnes y en el Alt Urgell, de la Cocina de l' Urgellet. Sobre la gastronomía de la Alta Ribagorça, podríamos decir que está basada en una cocina de montaña, con el cordero, el cerdo y sus derivados como protagonistas y la vianda (escudella) es uno de los platos estrella de la zona junto con las setas.
 
Son algunos de los productos más típicos que seguro sorprenderán el paladar del visitante, pero el Pirineu de Lleida y sus estaciones no son sólo nieve y gastronomía, veamos que más nos aportan sus estaciones alpinas:
 
La Val d’Aran, rodeada de cumbres que bordean los 3.000 metros y más de 200 lagos, mantiene un patrimonio cultural de gran riqueza. Un elemento característico de la Val d'Aran es su lengua propia: el aranés.
 
Les Valls de Àneu, zona limítrofe con el Val d’Aran, pero ya en la comarca del Pallars Sobirà, es una continuidad en el paisaje y su carácter pirenaico hace de estos valles unos parajes encantadores.
 
Taüll Vall de Boí.  Fotografía: Patronat de Turisme de la Diputació de Lleida. Autor: @Francesc Tur
 
Boí Taüll ofrece el relax, la diversión y el deporte, para todos los niveles y para toda la familia. Su situación privilegiada ofrece la posibilidad de disfrutar de un gran número de actividades, entre las que destacan las visitas culturales al conjunto de las iglesias románicas de la Vall de Boí, declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2000 por la UNESCO, o las excursiones en el Parc Nacional d’Aigüestortes y Llac de Sant Maurici, entre muchas otras.
 
El Parc Nacional d’Aigüestortes i Llac de Sant Maurici y los municipios de su área de influencia obtuvieron en 2018 la acreditación como reserva y destino turístico Starlight, un sello que otorga la Unesco por la calidad del cielo nocturno.
 
Parc Nacional Aigüestortes - Encantats -Pallars Sobirà. Fotografía: Patronat de Turisme de la Diputació de Lleida. Autor: @Oriol Clavera
 
La comarca del Pallars Sobirà, con Port Ainé y Espot, y la Alta Ribagorça (Boí Taüll) son ideales para familias que buscan sensaciones sobre la nieve y la calidez de un pueblo típico del Pirineo, cuentan desde el año 2016 con el certificado de Equipamiento Turístico Familiar, dentro del ámbito de Naturaleza y Montaña en Familia.
 
El sello de Turismo Familiar de la Agencia Catalana de Turismo distingue los territorios e instalaciones que son especialmente sensibles a este segmento de la demanda y ofrecen equipamientos y servicios adaptados a las necesidades de las familias.
 
Espot - Pallars Sobirà.  Fotografía: Patronat de Turisme de la Diputació de Lleida. Autor: @Oriol Clavera
 
A solo dos kilómetros de la estación de Espot se encuentra el pueblo homónimo, que combina la modernidad de sus establecimientos hoteleros y comercios con la tradición de sus edificios y el marco natural incomparable que le da el hecho de ser puerta de entrada al Parque Nacional.
 
También se pueden hacer excursiones en taxi 4 x 4, con raquetas o caminando por el Parque Nacional de Aigüestortes y estany  de Sant Maurici, uno de los lugares más singulares del Pirineo catalán.
 
Tavascan - Pallars Sobirà. Fotografía: @Oriol Calvera
 
La estación de alta montaña de Tavascan está situada en el Vall de Cardós, en la comarca del Pallars Sobirà, en una zona rodeada de cumbres altas (Montroig, Certescans, Ventolau ...) y una gran cantidad de lagos de origen glaciar (Naorte, Certescans, Diable...), en el epicentro del Parque Natural del Alt Pirineu.
 
El Centro de Interpretación del Agua de Tavascan organiza visitas guiadas a la Central Hidroeléctrica Subterránea de Tavascan, un magnífico ejemplo del aprovechamiento industrial de la energía limpia.
 
Port del Comte Solsonès. Fotografía: @ Aralleida
 
Port del Comte, en la comarca del Solsonès, está situada en la Catalunya central, en un lugar de los Pirineos bien comunicado y que se caracteriza por la proximidad a los grandes núcleos urbanos del país, siendo la estación de esquí alpino que se encuentra más cerca de las ciudades de Barcelona, ​​Lleida o Tarragona, lo que la hace muy atractiva y propicia para el esquí de un solo día o bien de fin de semana.
 
La contemplación del entorno, la gastronomía y las fiestas tradicionales, además de la arquitectura antigua de la zona, garantizan la diversidad en el tiempo de ocio.
 
Alrededor de la estación y en un radio de 10/15 km, en la Vall de Lord, se puede encontrar todo tipo de establecimientos: hoteles, casas rurales y cámpings. Solsona, a 28 km de distancia, ofrece todos los servicios de una capital de comarca.
 
No desaproveches la última oportunidad para disfrutar de la nieve en el Pirineu de Lleida.
 
Más información:
Reportaje patrocinado
 
contenido patrocinado
4
Average: 4 (4 votes)
Your rating: None

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Log in or register to post comments