Si quieres pasar la noche en un telecabina a 1.800 metros de altitud, Suiza lo hace posible

Si quieres pasar la noche en un telecabina a 1.800 metros de altitud, Suiza lo hace posible

Tiny House Gondel, al borde del precipicio pero equipada con todas las comodidades de lujo.

Mon, 07/06/2021 - 12:33
Por unos 450 euros puedes pernoctar un día en una antigua cabina del Engelberg-Ristis, convertida en una suite de lujo "flotante" en Brunni.
No dejan de sorprendernos las posibilidades de reutilizar antiguos remontes mecánicos “jubilados” por las estaciones de esquí para darles nuevas utilidades.
 
El último ejemplo nos llega desde Suiza, donde una pareja de emprendedores ha convertido una cabina del telecabina Engelberg-Ristis, en una suite de lujo para pasar la noche colgando a 1.800 metros de altitud.
 
Foto: Tiny House Gondel.
 
Situada al borde del precipicio, la cabina, rebautizada como Tiny House Gondel, se ha convertido en el nuevo atractivo turístico de este verano de Brunni-Bahnen Engelberg AG.
 
La campaña publicitaria anuncia que al dormir allí se siente como si el telecabina estuviera flotando en ¡una experiencia de la noche a la mañana que nunca olvidarás!.
 
Foto: Tiny House Gondel.
 
"La cabina tiene alrededor de 30 años, pero es muy moderna", dice Roman Barmettler, director gerente de Brunni-Bahnen. Por ejemplo, cuenta con una cocina pequeña y moderna, dos calentadores para que los clientes no se congelen durante la noche, hay un baño biológico al lado y si es necesario también se pueden utilizar las duchas en el albergue de montaña Ristis.
 
La cena se puede pedir por adelantado y te la llevan a la cabina, lo mismo que el desayuno a la mañana siguiente, y el acceso se hace mediante la huella dactilar.
 
Foto: Tiny House Gondel.
 
Foto: Tiny House Gondel.
 
La transformación de la cabina es obra de Valeria y Adrian Rüedi. La pareja tuvo que trabajar con mucho cuidado para que todo encajara. “Nuestro objetivo es llevar la pequeña telecabina a los lugares más espectaculares de Suiza. ¡Creemos que definitivamente lo hemos logrado aquí!”, dicen los dos.
 
De hecho, la cabina permanecerá en la aguja de Brunni hasta el 31 de octubre. Después de eso, el pequeño hotel de una cama se trasladará a una nueva ubicación, aún por determinar, pero tanto o más espectacular que la actual.
 
La pernoctación está a la altura de la experiencia y cuesta entre 490 y 510 francos suizos, alrededor de 450 euros para dos personas.
 
5
Average: 5 (1 vote)
Your rating: None

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Log in or register to post comments