A falta de tres semanas, ¿le ponemos nota a la temporada?

1423


 

Una temporada más la hora cerrar la persiana se acerca. Está siendo una temporada atípica, una montaña rusa. Aunque todavía quedan unas 3 semanas para finalizar la temporada, me cuesta mucho hacer una valoración. Quizás tiraré de tópicos si digo que cada temporada es diferente, que no nunca hay dos iguales, pero esta es la más diferente de todas las que yo recuerdo.
 
Todo comenzaba alrededor de finales de octubre cuando un frente hizo abrigar el país, mientras Andalucía empezaba la campaña electoral con Vox como outsider, las tertulias debatían si Dembélé debía ser traspasado por su mala adaptación y las familias se preparaban los disfraces para salir hacer trucos o tratos. Las montañas se nos quedaron blancas y durante 15 días las precipitaciones no cesaron. Y dejaron espesores épicos.
 
Masella fue la primera estación en abrir sus puertas, dando así, el disparo de salida a la temporada 18/19. Fue una apertura muy celebrada en la Cerdanya. La estación se apuntaba el record histórico de apertura de todo el país. Un par de semanas más tarde, todas las estaciones ya estarían a pleno rendimiento.
 
Ya lo veis, todo apuntaba a que la temporada 2018/2019 en los Pirineos sería excelente... Pero todo se detuvo allí. Desde entonces precipitaciones anecdóticas hasta llegar a Navidad. Allí comenzó otra temporada, la nieve se fue derritiendo y por suerte, menos mal de las bajas temperaturas.
 
En el día de reyes, la cantidad y la calidad de nieve en las pistas era óptima, pero en las montañas los espesores disminuían por momentos. Con unas temperaturas bajas pero no muy propias del puro invierno se llegó a principios de febrero. Era el momento de ver la sombra de la Marmota Phil, finalmente cayeron unos centímetros que invitaban a soñar con los dos meses y algo más que quedaban para concluir la temporada. Pero tampoco, un espejismo, un oasis en el desierto, como el doblete de Coutinho contra el Sevilla en la copa del rey.
 
 
Después de la pura primavera, funambulismo de alto nivel para mantener la pista esquiable hasta el día de hoy donde muchas pistas ceden la poca nieve que tienen en sus aledaños para intentar mantener la estación abierta en este sprint final.
 
Me cuesta muchísimo ponerle una nota esta temporada, pero hay que decir también, que desde la perspectiva de una familia que ha buscado elegir un fin de semana para esquiar, para tirarse en trineo, o bien porque el más pequeño de la casa haga un bautizo de esquí, la probabilidad de acertar un buen día de esquí con estos casi 130-145 días ha sido insuperable.
 
Desde mi punto de vista de profesor, a pesar de que la temporada sea bautizada como rara, lo cierto es que se ha trabajado. Si pongo todos los inputs en la batidora donde hago la "papilla" de mi hijo cada día, mi nota global, sin intentar poner todas las cartas sobre la mesa (¡aún quedan un par o tres de semanas de temporada!), es de 7,5.
 
3.8
Total: 3.8 (5 votos)
Su voto: Ninguno

Sobre este blog

Blog creado por Uri Cornet
En este blog encontraremos básicamente, artículos de opinión y de material.

Enviar mensaje al autor

Archivo de blogs