Andorra, el país de la nieve, una propuesta para vivir el invierno con muchas novedades y fórmulas para todos

Andorra, el país de la nieve, una propuesta para vivir el invierno con muchas novedades y fórmulas para todos

Anyós La Massana

Mié, 05/02/2020 - 18:18
El pequeño país de Andorra, enclavado en medio de los Pirineos, entre España y Francia es un destino perfecto para los amantes de la nieve. Para esquiar, seguro. Para un sinfín de actividades más sobre el blanco, también.

Noticia patrocinada

De los 468 Km2 de territorio andorrano, un 90% es forestal y un 10% de este es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La diversidad de oferta permite disfrutar de la nieve en Andorra a todos los públicos.

En Andorra, el invierno es deslizante

El Principado cuenta con más de 300 km de pistas esquiables, repartidas en sus tres estaciones: Grandvalira, Ordino Arcalís y Vallnord-Pal Arinsal. En estas instalaciones se puede practicar esquí, snowboard, esquí de montaña, raquetas de nieve y mushing.

El entorno de las pistas infinitas es fantástico: Montañas y árboles repletos de nieve, lagos helados. Una potente llamada a la actividad.

En las pistas, la deseada nieve en polvo suele ser habitual. Pero también hay otras alternativas, que permiten acceder a los lugares más insólitos. Es el caso del esquí de montaña. Con pieles de foca en las suelas de los esquís, se puede subir donde los remontes no llegan. Desde ahí, grandes bajadas.

Adentrarse en los bosques

Un paseo con raquetas permite adentrase en los espesos bosques de los 3 parques naturales: el Valle de Sorteny, el Valle del Madriu-Perafita-Claror, que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO o en los Valles del Comapedrosa. Y esta no es la única fórmula para descubrir los paisajes nevados, también se puede optar por trineos tirados por perros, mushing, con los que se puede descubrir, por ejemplo, el bosque de el Peretol en Grandvalira.

Otros descensos de récord descargando adrenalina

3 posibilidades: El Tobotronc de Naturlandia, el tobogán alpino más largo del mundo con 5,3 km de recorrido, atravesando el bosque de la Rabassa; y el Màgic Gliss, que es también un tobogán alpino, de 550 m, en Mon(t) Màgic (Grandvalira).

Si se prefiere el descenso con motor, la recomendación son las motos de nieve. Esta actividad puede llevarse a cabo en cualquiera de las estaciones.

Para los que persiguen lo más exclusivo

La exclusividad se encuentra, por ejemplo, en el abrir pistas. De 8 a 9 de la mañana, justo para ser el primer esquiador de la jornada, acompañado de un monitor. Esta actividad, que solo se puede realizar en el circuito Soldeu de Grandvalira, es un momento perfecto para observar los paisajes en todo su esplendor, escuchar la naturaleza y conectar con la montaña.

O, decidir que se quiere descubrir el Principado nevado desde el cielo. En este caso, la opción es un vuelo en helicóptero, una experiencia que se puede llevar más al límite y hacer una bajada de vértigo, una aventura heliski.

Muchas novedades en las estaciones

Grandvalira

En Grandvalira, las novedades de la temporada son muchas.

Estreno del sector Peretol

Es una nueva Puerta de entrada al dominio situada a 1.960 m, en Les Bordes d’Envalira. Se ha prolongado el telesilla del Pla de les Pedres, con salida desde el Peretol. Pasa a ser el más largo de Andorra y se añaden 3 telesquís, que mejoran la circulación y el acceso de los usuarios.

En Soldeu, se estrena una nueva zona de debutantes, con jardín de nieve y escuela de esquí.

En los snowparks como el Furtive Area, el Sunrise Park by HH y el Sunset Park El Peretol by HH, se han añadido módulos, tubos y cajones.

Y una novedad de grandes dimensiones: el nuevo aparcamiento Avet, un párking subterráneo de cuatro niveles con 450 plazas, a los pies de la plataforma esquiable de Soldeu.

La estación, esta temporada, cuenta con nueve pistas nuevas y 70 cañones de nieve más. Este último dato garantiza un 66% de la superficie esquiable.

Y, para reconfortar la jornada de esquí, con relación a la gastronomía, también muchas novedades: un nuevo restaurante en Soldeu, el Wine & Meat by Jean Leon, un espacio innovador de la mano de la prestigiosa marca de vinos. También nuevos son: el Burger Brothers en la zona del Cubil en Grau Roig, Chocolates Valor en el Funicamp. Destacan también las mejoras en la Cala Bassa, los Tres Estanys y la ampliación de la terraza l’Après-Amélie. Al restaurante Il Pizzo, se le ha dado un aire más montañero.

Ordino Arcalís

Ordino Arcalís se ha incorporado a Grandvalira Resorts y, con ello, el total de km de pista esquiables es de 240,5. Esta alianza conlleva ventajas como: los clientes que tengan el forfait de Ordino Arcalís podrán esquiar en Grandvalira hasta cuatro días. También se puede adquirir el forfait multidía para esquiar en los dos dominios. Además, teniendo el forfait de temporada de Grandvalira se puede esquiar sin límite en Ordino Arcalís.

Arcalís también estrena una nueva pista roja El Clot, situada en la parte alta, que ampliará aún más los kilómetros de pistas hasta 30,5 km.

En el ámbito de restauración, se reforma el restaurante Il Pizzo, creando un ambiente más montañero. Del mismo modo, toda la estación trabajará con un 75% de productos gastronómicos del país.

Vallnord-Pal Arinsal

Esta estación ya es conocida como la del Ski & Bike. La doble actividad hace que esté abierta 10 meses al año. En invierno, sus 32 cañones de nieve más, repartidos en los dos sectores, garantizan 43 km esquiables de los 63 km que componen el total del dominio.

En la zona del snowpark de Arinsal para debutantes se han hecho cambios para que el espacio resulte más cómodo.

Los caminos de esquí de montaña, cada vez más demandados, conducen a tres nuevos miradores naturales desde los que se puede disfrutar de vistes espectaculares a los valles del Norte.

Y para todos aquellos que suben con raquetas, esquí de montaña o andando a cenar se ha iluminado todo el camino de la Serra hasta el restaurante del Pla de la Cot.

Más comodidades en la zona de La Caubella: nuevas taquillas Ski&Boots, con calefacción y capacidad de tres a cinco personas, alquilables por temporada o días.

Los más pequeños pueden divertirse sin parar

En Grandvalira, los niños se podrán divertir en los nuevos circuitos infantiles como el Kids Forest (en los sectores de: El Pas de la Casa, Grau Roig y Soldeu), y la segunda fase del Yokai.

Al mismo tiempo, en Mon(t) Màgic ya se puede disfrutar del Snake Gliss, se trata de una hilera de trineos enlazados que, como una serpiente, resbalan por las pistas. Respecto a Arcalís, en el parque Agustina, un nuevo túnel de ocho metros bajo la nieve, permite que los más pequeños puedan jugar y divertirse sin parar.

En las zonas infantiles de Vallnord Pal-Arinsal tampoco faltan atractivos, el parque Agustina cuenta con un nuevo túnel de 8 metros bajo la nieve, en que los más pequeños pueden jugar sin parar.  

En Naturlandia, se ofrece diversión tanto pequeños como para mayores. Un día de actividad supone -como mínimo- montar en motos de nieve, deslizarse por el tubby, un tobogán de nieve, o practicar el esquí de fondo y el parque de animales, entre otros.

Más información: visitandorra.com

Noticia patrocinada

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar