La Andorra Ultra Trail Vallnord vista desde una cámara

1922

Una nueva edición de la AUTV daba inicio el pasado martes 16 de julio con la entrega de dorsales y el briefing obligatorio de Eufòria, la carrera por parejas y sin marcaje que propone 233km por la montañas de Andorra y 20.000m de desnivel positivo (y sus correspondientes negativos) y que en esta edición fue para "los primos" Rodríguez, Mario y José Manuel, que tienen ese halo de humildad que se necesita para ser un campeón.

Para mí, la Andorra Ultra Trail siempre es especial, ya que fue filmando las 3 primeras ediciones para la organización que por primera vez filmé colgada de un helicóptero, que por primera vez filmaba una carrera de 3 días (inicialmente, sólo había la ahora “Mític” y el “Solidaritrail”) que suponía estar horas y horas por la montaña a solas con mi cámara y mis recursos para llegar al punto donde me recogía el helicóptero para llevarme a otra zona o donde había dejado un coche para poder moverme de valle.

Lo recuerdo como una prueba más de supervivencia en montaña que un trabajo audiovisual…


©Diana Martin/ Crèdit Andorrà Supporting

VÍNCULOS

Los años pasan y los centenares, miles, de corredores con sus mochilas cargadas de retos, sonrisas y lágrimas, también.

Pero siempre hay quién no sólo pasa por delante de mi cámara y lo “congelo” en un clic o en un clip de vídeo y con quién creamos bonitos vínculos que hacen que una mirada lo diga todo y no hagan falta palabras.

Y es que lo más bonito de esta carrera creo que es el ambiente que se respira.

Seguramente porqué, como dijo Lídia Martínez, la directora de la AUTV, “el no estar dentro de ningún circuito mundial nos permite continuar dando un trato muy familiar a nuestros corredores y eso forma parte de nuestra esencia”


©Diana Martin/ Crèdit Andorrà Supporting

SONRISAS Y LÁGRIMAS

Como cada año, la espera en la salida transmite nervios, miedos, sueños por cumplir.

Besos de adiós, abrazos, miradas de complicidad y miradas perdidas visualizando algo que nunca sabré, para convertirse en la tensión y focalización del objetivo una vez iniciada la carrera.

Con algunos equipos Eufòria nos vamos viendo cada día, incluso con algunos, cada año.

Unas veces inmortalizamos el momento con un “selfie”, otros los sorprendo con un pan casero y chocolate negro cuando el track me marca que se han equivocado de camino y entiendo perfectamente qué puede llegar a suponer ese error.

Más que aportarles azúcar, intento robarles una sonrisa y destensar el momento sin que se enteren.

Con quién más me he reído de largo es con Albert Vilardell, de los eufóricos “Escudella i Carn d’Olla 2.0” 

Si yo fuera Miquel Pera, su compañero de equipo, le hacía un contrato con cláusula de rescisión para poder correr con él el resto de mi vida.

Siempre tiene un comentario que te partes de risa, una sonrisa, un momento para dedicarte, aunque lleven 233km y 64h corriendo.

Pero aparte de reírnos, hay el momento lagrimilla…

He sido deportista y puedo entender muy bien qué se siente consiguiendo (o no) tu reto. Lo que para algunos puede ser un fracaso, para ti puede ser el éxito de tu vida y a la inversa.

En deportes individuales, “la procesión va por dentro”.

Las lágrimas en el arco de meta, en los abandonos o ya en casa son fruto de la tensión acumulada, de haberlo intentado, de los recuerdos que vienen a la mente.

Creo que nunca podré olvidar las lágrimas de cocodrilo de Julián Morcillo, ganador junto con Imanol Aleson de la Euforia 2018

O las de Julio Rodrigues el pasado año, cuando cruzó la meta de la Celestrail en 2o lugar.

Mi electricista estaba en el podio!

Sé que le encanta correr y que ha participado en casi todas las modalidades de la AUTV, además de ser seleccionado para el equipo nacional de carreras de montaña, pero… Cómo se lo hace un chico que tienen responsabilidades laborales y familiares para poder rendir a ese nivel?

Por cierto, MundoDeportivo.com: Julio es andorrano, no portugués…


©Diana Martin/ Crèdit Andorrà Supporting

SUPERACIÓN

Estas carreras de “amateurs”, creo que suponen más entrega que las de profesionales, ya que todos los participantes deben ser capaces de combinar la preparación con el resto de su vida, que nunca es exclusivamente entrenar.

Igual que el resto de 3.300 inscritos, Sònia Carrillo, dedica el tiempo que no tiene a su sueño.

A Sònia la conocía porqué igual que Julio, había estado seleccionada para alguna carrera de selección nacional de alguna federación que tenía de cliente o bien por qué siempre la veía en los podios de las carreras de montaña de las que me encargaba de hacer notas de prensa.

Pero ha sido este año que la he podido conocer un poquito más:

Esta “red” (Amics Atletisme Andorra) es toda pasión.

Lo pude descubrir entrevistándola para Credit Andorrà Supporting.

Su sueño de cruzar la meta de la Mític era un reto que me parecía alucinante, trabajando como trabaja en su negocio junto con su marido y con 2 hijos a cargo.

La fui siguiendo gracias a la info que me enviaba Serafí, de los “reds”, ya que la app de la carrera no me daba los datos de Sònia. Por un momento, me pareció que no podría finalizar, ya que veía el tiempo de llegada a Incles y, conociendo el trazado, pensaba en la subida que le quedaba…

Me fui a dormir el sábado esperando levantarme el domingo a las 6 leyendo que seguía en carrera.

Y así fue!

Salí disparada de casa con “todo a cuestas” (comida, agua, baterías, cables, móviles, cámara, para todo el día) a recibirla y a inmortalizar su llegada (como no, con la gran sonrisa que la caracteriza)


©Diana Martin/ Crèdit Andorrà Supporting

NO TODO SON SUEÑOS CUMPLIDOS

Conocí a Ezequiel de casualidad (o no, ya que soy de las que piensa que todo tiene un porqué en esta vida)

Este argentino afincado en Andorra desde hace años y a cargo de la restauración de Ordino Arcalís desde hace unos pocos, ha hecho que la estación pusiera en marcha planes de reducción de residuos a la vez que aumentaba la facturación en tiempo récord.

Tozudo (según él mismo se define) e implicado en aquello que hace, se propuso pasar de ser espectador de la Andorra Ultra Trail a participante.

83km y 5.000m D+ le esperaban en su primera experiencia con un dorsal.

Para mis adentros pensaba “está como una cabra”, pero allí estaba él, con sus 2 amigos: Oriol y David, con los que se había preparado a conciencia.

Su estrategia era llegar, pero con la calma.

Me levanté el domingo, como he explicado, intentando localizar por dónde pasaba Sònia pero también Ezequiel.

A ninguno de los 2 les funcionaba bien el localizador o bien la web y la app de la carrera no iban, ya que no me aparecían.

A media mañana le envié un Whats a Ezequiel “Todo bien?”

Me contestó (cosa que no suele ser una buena noticia cuando alguien está en carrera): “Nos neutralizaron por llegar a Escaldes 10’ más tarde del tiempo de corte”

“Ostras, no!” pensé.

Sabía lo mucho que había trabajado para poder llegar a Ordino y me sentí triste cuando no hacía ni 5’ que nos habíamos fundido en un abrazo con Sònia.

De Ezequiel y la Andorra Ultra Trail 2019 me quedo con esta imagen que me envió de un de sus entrenos con Oriol


Ezequiel y Oriol entrenando, siempre de buen humor. Dos amigos que se admiran mutuamente.

EMOCIONES

Para mí, como persona que hace fotos, vídeo y redactados para uno de los patrocinadores de la carrera, Crèdit Andorrà, la AUTV también supone una montaña rusa de emociones y estrés.

Para quién no haya hecho nunca un trabajo similar al mío, supongo que no lo entenderá.

Algún compañero me había preguntado por mi planificación.

No puedo planificar mucho más que imágenes briefings y salidas, puesto que estoy a expensas de la meteorología, del ritmo de los participantes, de los posibles cambios de recorrido si las condiciones son adversas.

Por tanto, la Andorra Ultra Trail Vallnord es saber a qué hora te vas a levantar la mañana siguiente y poca cosa más, ya que una vez te despiertas y miras por donde están los corredores, es el momento de decidir dónde ir, cargada como si te fueras de casa, que te permita hacer el máximo de imágenes de foto y vídeo diferentes a las que la organización va a tener, con el mínimo de inversión de horas para el cliente y que a la vez transmitan, comuniquen, valores como superación, solidaridad, esfuerzo, así como la belleza y la dureza de las diferentes carreras.

Todo ello, si no conociera el territorio andorrano como lo conozco, no sería posible, ya que yo lo cubro todo con mis recursos, sin helicóptero, sin quads ni 4x4, recursos que sí tenía cuando filmaba para la organización.


©GKMPH- Gorka Martínez Llurda

GRACIAS

El otro día alguien me daba las gracias por las imágenes hechas.

Reproduzco mi respuesta:

“Si Crèdit Andorrà vía Crèdit Andorrà Supporting no apostara por el deporte, todas estas imágenes no existirían. Así que a quién se le tiene que dar las gracias es al equipo de marketing y comunicación por la apuesta que hacen.

Y yo les doy las gracias a ellos por escogerme y por dejar que mi creatividad fluya”

Y sin los más de 3.000 valientes que deciden intentarlo, nada sería posible.

Gracias por todos los momentos, por todas las sonrisas, por hacerme llorar a mí también.

Os quiero!

(Y a los que no habéis podido estar este año, os he echado en falta: Nahu, Julián, Imanol)

Emocionarse, sentir, es estar viva.

Y eso es lo que me propongo cada mañana cuando afronto un nuevo día:

Vivir cada segundo tan intensamente como sea posible, por si no existe el mañana, por si esa oportunidad era “la” oportunidad.

 

+ Las mejores imágenes en Crèdit Andorrà Supporting

Gracias por equiparme, Lurbel, Boreal, Adidas Sport Eyewear!

©Quim Farrero - Revista Trail

 

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación entrada

Ubicación entrada: 

Sobre este blog

Blog creado por Diana Martin i Gamisans
Fotógrafo en acción, el COEX, múshing, qué me calzo para hacer una salida sobre nieve, necesito material técnico y no sé por dónde empezar, el GRM, podólogos a tus pies, nutrición, cómo recupero después del esfuerzo, preparación física, písters, … todo aquello que siempre te has preguntado y mucho más, en Enjoying Mountains

Enviar mensaje al autor

Archivo de blogs