Avalanchas y la importancia del saber

5301

En los tiempos que corren yo como tantos otros tendemos a ser autodidactas y a usar internet para aprender cualquier cosa. Sobre avalanchas, riesgos, comportamiento y todo tipo de cosas se ha hablado hasta la saciedad, lo que por otro lado no viene mal para mantenernos alerta sobre este delicado tema.

Después de haberme informado en internet y haber leído miles de blogs y reportajes (aquí encontraréis uno de nuestro compañero J.C. Solanas) me decidí a dar el paso práctico y acudir a un curso de formación sobre avalanchas. En las siguientes líneas explicaré un poco mi experiencia y las curiosidades con las que me encontré.

La primera conclusión que saqué es que si te coge una avalancha estás realmente jodido, aunque vayas con 50 compañeros y todos con la mejor equipación, sufrirán mucho hasta conseguir liberarte.

Si tus compañeros no van bien equipados o no saben perfectamente como actuar puedes ir olvidándote de contarlo

La equipación no vale un carajo si no sabes usarla. Como novatos que éramos en el tema de avalanchas, casi todos los alumnos del curso íbamos con nuestro equipo recién comprado sin saber casi ni como sacarlo de la caja. Un alumno llevaba una mochila mammut con airbag antiavalanchas, el profesor la utilizó para mostrarnos el material. Cuál fue su sorpresa al ver que el cartucho que se encarga de inflar el airbag faltaba. Al parecer se venden por separado y en la tienda nadie le informó de esto. Cuantos irán por ahí con un mochilón de 500€ inutilizable...

Otro alumno se compró un A.R.V.A. de dos antenas por internet. Si bien esto todavía se sigue “permitiendo”, cuando llevamos a la práctica la búsqueda de un accidentado con este aparato, nos dimos cuenta de la cantidad de tiempo que se pierde en comparación con uno de 3 antenas. Este mismo alumno llevaba una pala de plástico, que si bien no se rompió, a punto estuvo y seguramente el día que la necesite se romperá.

Para que no parezca que sólo critico a los demás: yo me compré una sonda algo normalita pensando que la sonda tampoco tiene que ser nada especial: pues bien, mi sonda es de cuerda y no de cable, teniendo en cuenta la tensión que hay que hacer para montarla no me extrañaría que de aquí a poco tiempo se haya roto. Ejemplos como estos hay millones.

Me pregunto cuanta gente habrá por ahí que se gaste una millonada en un buen equipo y se sienta 100% seguro para ir al backcountry sin problemas a fardar con sus colegas. Obviamente sin tener ni idea de que hacer si sucede lo peor.

Cuando lees sobre avalanchas se suelen ver gráficas indicando los tiempos que se tardan en encontrar a un accidentado en función del equipo del que se disponga. La teoría es muy bonita y hay que hacerla caso pero hasta que no lo comprobé yo mismo no me podía imaginar que el uso de la sonda fuera tan importante.

Ahora creo que sin sonda tienes probabilidades casi nulas de encontrar a alguien en un tiempo razonable

Una de las cosas que más me impactó fue el escavar con la pala en la nieve. Un ejercicio consistió en cavar un hoyo de 1 metro cuadrado que llegara al suelo (algo más de un metro) de forma individual. Pues bien, en 10 minutos todavía quedaba un buen trecho hasta el suelo y mis brazos casi se me caen del cansancio (tras 15 minutos la víctima tiene pocas probabilidades de sobrevivir).

En el siguiente ejercicio intentamos hacer otro hoyo similar pero todos juntos. En ese momento te das cuenta de lo importante que es la sincronización y el conocimiento de los protocolos y métodos de actuación. Durante los primeros 10 minutos nada más que nos estorbamos los unos a los otros y casi no avanzamos nada. Después de practicar unas cuantas veces le acabamos cogiendo el punto. Cuanta gente habrá que salga por ahí con su súper pala sintiéndose seguro aún sin haber practicado nunca como usarla. Si te coge una avalancha y tus compañeros nunca han practicado con la pala puedes darte por muerto.

Después del curso me siento un poco más experimentado pero sé que si un día pasa algo no voy a tener la suficiente experiencia como para poder reaccionar y actuar de la manera oportuna. Aunque parezca raro creo que antes del curso me sentía más seguro a este respecto. Una vez que he experimentado la verdadera dificultad de un rescate me he dado cuenta de lo máquina que hay que ser para salvar a alguien y sólo se puede llegar a ser así de máquina practicando con asiduidad.

Yo recomendaría a todo el mundo un par de cosas desde mi corta experiencia:

  • Visita un curso práctico de este tipo: en caso de necesidad te alegrarás de haberte dejado unos cientos de euros en ello. Tu visión sobre el tema cambiará bastante.

  • Aprende a usar tu equipo y úsalo a menudo haciendo simulacros. De que te sirve un equipo de 1.000 € si no lo sabes usar.

  • Asegúrate de que tu equipo funciona utilizándolo antes de que ocurra un accidente.

  • No ahorres en el equipo y compra algo mínimamente recomendable. Unos eurillos te costarán la vida.

  • Asegúrate de que tus compañeros también tienen un conocimiento amplio en este campo.

 

Artículos relacionados:
Arvas, sondas, palas y todo lo que necesitas para salir de pistas con seguridad

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación entrada

Ubicación entrada: 

Comentarios

Ostras !

Con perdón "pero me has acongojado un poco", por no usar otra palabra ... Yo ya tenía claro el tema de la "pala de plástico", el tema de la "sonda", el tema de las "antenas", pero a pesar de toda esa teoria, el tema de los "brazos" no lo tenia tan presente.  Es cierto que deberíamos practicar, y más amenudo y de cuando en cuando realizar un curso con un profesional !!! Despues de todo esto no se si alejarme mucho de las pistas pregunta

Sobre este blog

Blog creado por iberbeu
Con este blog intentaré poneros las montañas de los Alpes un poco más cerca. Os contaré mis experiencias e infortunios.

Enviar mensaje al autor

Archivo de blogs