El secreto del lujo y la exclusividad en Gstaad

1579

Cuando se piensa en ir a esquiar a Suiza se nos vienen a la mente estaciones como Gstaad, donde todo es lujoso, la estancia, la restauración y el esquí son carísimos y con algo de suerte (o no) nos vamos a encontrar con todos los famosos que también son aficionados al esquí.

Si bien esta idea que tenemos de esta región suiza es en gran parte verdad, pocos sabemos a qué se debe esto y cómo es que un pueblo desconocido hasta principios del siglo XX se haya convertido en un lugar definido por su exclusividad  al que toda la gente con dinero quiere ir.

 

Tarantino en Gstaad
Con algo de suerte te sirve Tarantino un perrito caliente
 

Antes del siglo XX la zona de Saanenland era poco conocida y desde luego nada turística. Por aquel entonces era Saanen, y no Gstaad, el pueblo más importante de la región, pero con la llegada del tren y la posterior construcción de hoteles a comienzos del siglo XX, los turistas empezaron a llegar a la zona y muchos decidieron asentarse en Gstaad, que fue creciendo hasta convertirse en lo que es hoy.
 

Hotel Alpina Gstaad
Hotel Alpina en Gstaad
 

Los primeros turistas fueron gente de mucho dinero, incluso el Rey belga Alberto I era uno de los más asiduos. Muchos ingleses de las altas esferas también elegían Gstaad para pasar sus vacaciones. Aunque en muchas otras regiones del país también empezó todo de la misma manera, en Gstaad han conseguido que el turismo continúe siendo de alto estatus.

 

familia real britanica gstaad
La actual familia real británica también gusta de visitar esta región alpina
 

Aquí se han tomado muy en serio el ofrecer un trato "normal" a los famosos y a la gente con mucho dinero que vienen a la región a pasar sus vacaciones. Gracias a esto, los más famosos se pueden pasear por las calles de la localidad sin que nadie les mire como si fueran extraterrestres o se les acerquen para pedirles un autógrafo. Mucha gente conocida decide venir aquí gracias a la posibilidad que tienen de desarrollar una vida normal sin tener que ir escondiéndose por la calle. El hecho de que los habitantes de la zona, aún muchos siendo granjeros, sean también gente con mucho dinero, ayuda a que esta política de respeto mutuo tenga éxito. Además existe una ley no escrita por la que los paparazzis no son bienvenidos, hay incluso historias de algunos fotógrafos que vivieron en la zona y fueron poco a poco expulsados. Por regla general se evita filtrar a la prensa cualquier tipo de información que pueda comprometer la tranquilidad de los visitantes.

Un ejemplo de esto fue una vez cuando Madonna estuvo esquiando en Gstaad y posteó en las redes sociales una foto en un telesilla donde haba escrito el nombre de su nuevo álbum. Aunque mucha gente que lo vio intentó buscar el telesilla para fotografiarse con él, los responsables de la estación y de la región no le dieron ningún bombo. En muchos otros sitios se hubiera intentado sacar partido de esto plublicitándolo y preservándolo para que los visitantes lo vean y así poder aumentar los ingresos. En Gstaad, sin embargo, esto no pasa. Y ese es uno de los motivos por el que los famosos eligen esta región como destino vacacional. La pregunta es qué le pasaría a un ciudadano de a pie si pinta algo en un telesilla, seguramente tendría que correr con los costes de limpieza. Pero eso es un tema que se sale de los ámbitos de esta entrada del blog.
 


Madonna escribió el disco de su álbum y lo posteó en las redes sociales. Gstaad no hizo ningún bombo de esto
 

Ya alejados de los famosos pero siguiendo en las altas clases sociales es muy interesante darse un paseo por la región. Después de recorrer kilómetros y kilómetros por la zona intentando encontrar casas lujosas y enormes, nos tenemos que volver decepcionados. Si bien algunas casas sí sorprenden, la mayoría son típicas casas suizas como se pueden encontrar en cualquier otro pueblecito alpino. Uno se pregunta entonces donde están los chalés de los ricos. Resulta que las leyes arquitectónicas de Saanenland obligan a las casas a respetar un estilo y unas dimensiones dadas para garantizar la armonía. La solución a esto es ampliar tu casa bajo tierra. La gente que dispone de dinero suficiente extiende su casa hacia el interior de la tierra, donde las leyes no son tan severas. Por eso las grandes casas tienen dos o tres pisos subterráneos, donde se almacenan los ferraris y se organizan las fiestas más pudientes de la zona.

Uno de los ejemplos del lujo de Gstaad es el chalé de unos 38 millones de Francos suizos, que es uno de los más caros de todos Los Alpes. Nunca antes se había pagado tanto dinero por una vivienda en esta región.
 

el chale mas caro de Gstaad
Este Chalé se compró por unos 38 millones de Francos suizos y se convirtió así en el más caro de Gstaad
 

Gstaad es sin duda un lugar exclusivo pero cometeríamos un error si creemos que no tiene nada más aparte de eso. Ir de turismo a esta región puede parecer una locura económicamente, pero si buscamos bien podemos encontrar ofertas que no tienen por qué ser más elevadas que en otras regiones. Así que aunque tu situación económica no sea para tirar cohetes no tendrás que olvidarte de Gstaad. Eso sí, cuando vayas de visita intenta respetar las costumbres que hemos comentado para que nadie te mire mal.

En este enlace puedes encontrar mucha más información sobre esta estación, que sin duda merece la pena visitar.

 

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (2 votos)

Ubicación entrada

Ubicación entrada: 

Sobre este blog

Blog creado por iberbeu
Con este blog intentaré poneros las montañas de los Alpes un poco más cerca. Os contaré mis experiencias e infortunios.

Enviar mensaje al autor

Archivo de blogs