Los comienzos de una nueva vida

3193

Hace unos años tome la decisión de cambiar un poco de aires. Hice las maletas, abandoné mi Madrid natal y me vine a vivir al sur de Alemania. Mi experiencia con el snow había sido hasta entonces no demasiado satisfactoria: una semana en Formigal y unos cuantos días en La Pinilla, donde tuve el infortunio de lesionarme el hombro, cosa que me hizo aparcar este deporte por algún tiempo.

En Alemania todo el mundo esquía. Aunque los Alpes están relativamente lejos, las vacaciones invernales son cita obligada. Así que decidí darle otra oportunidad. Alemania es un país relativamente llano, excepto en el sur, no tienen apenas cordilleras como sucede en España. Sin embargo gracias a su latitud tienen pistas por todo el país. La mayoría pequeñas pero suficiente para pasar un día agradable.

Mi primera experiencia fue con mi novia Denise (a la que debo gran parte de lo que soy) en Mehliskopf, una pequeña estación de la parte norte de la Selva Negra (cerca de Baden Baden, para los que conozcan la zona). La verdad que fue un día bastante malo: esquié lloviendo por primera vez en mi vida, cosa que no es para nada agradable, la primera vez en el telesquí me caí y se me salió el hombro de nuevo y sobre la tabla me di cuenta de que había olvidado todo lo que aprendí aquella semana en Formigal.

Aún así le eché huevos y me empecé a bajar a Suiza a intentar coger cierto nivel. No se me olvidará nunca la primera vez que vi una montaña de los Alpes. Yo nunca había visto algo igual. Si viajas por la autopista desde Basilea dirección sur, digamos hacia Interlaken, recorrerás durante decenas de kilómetros un terreno relativamente llano, con pequeñas colinas formadas por la tierra que algún día se desprendió de las otrora enormes montañas de los Alpes. Y de pronto aparece un gigante de 3000 metros. Las montañas que yo había visto en España (cierto es que tampoco he visto demasiadas) van creciendo poco a poco, pero aquella montaña crecía 3000 metros casi de forma vertical. Aquello me impactó tanto que me hizo descubrir mi verdadera pasión: La Montaña.

Matterhorn

No se trata sólo de esquí si no de montaña en sí misma. Da igual que tenga nieve o no, una montaña alpina es realmente inigualable. No es lo mismo verla por la mañana que por la tarde o por la noche y por supuesto en cada estación ofrecerá una cara diferente.

Montañas en el sustenpass

Poco a poco fui conociendo más cosas: glaciares, cascadas, ríos, nuevas estaciones de esquí, plantas, animales, actividades, etc. Y cada una de estas cosas me gustaba más que la anterior. Y de paso mejoré mi nivel sobre la tabla.

Steingletscher en sustenpass

Como supongo que la mayoría de lectores no tendréis la posibilidad de venir a los Alpes de forma frecuente, intentaré acercaros estas tierras con alguna que otra entrada en el blog. Os contaré alguna excursión o sitio bonito que ir a visitar. También hablaré de estaciones de esquí con sus pros y sus contras. Hay muchas cosas que ver aquí. Yo llevo unos años y no he visto aún casi nada. Posiblemente necesites una vida para conocer cada rincón de esta cordillera. Por proximidad y otras razones me centraré en los Alpes suizos pero de vez en cuando contaré algo de otras regiones.

ondeando la bandera

Espero que algo de esto os sirva por lo menos para elegir un destino de vacaciones. A lo mejor os acaba gustando tanto como a mi.

 

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (2 votos)

Comentarios

Sobre este blog

Blog creado por iberbeu
Con este blog intentaré poneros las montañas de los Alpes un poco más cerca. Os contaré mis experiencias e infortunios.

Enviar mensaje al autor

Archivo de blogs