Andorra demuestra que las competiciones de esquí pueden ser un éxito de público y mediático

2780
Andorra demuestra que las competiciones de esquí pueden ser un éxito de público y mediático
Dom, 17/03/2019 - 10:38
¿Serán las Finales de la Copa del Mundo de Grandvalira un trampolín para los JJ.OO. de invierno Pirineu-Barcelona?

Hemos vivido en directo durante cinco días las Finales de la Copa del Mundo de esquí alpino Andorra 2019 y hemos sacado nuestras propias conclusiones:

El esquí de competición puede ser rentable. No hay balances económicos todavía, pero las Finales de la Copa del Mundo de esquí de Grandvalira han demostrado que el esquí de competición puede ser rentable, al menos, desde el punto de vista de público y mediático. Poco faltará para que se llegue a la cifra de 25.000 espectadores que han presenciado las pruebas en directo. Más de 10.000 personas -se han superado y de largo las 3.000 personas cada uno de los tres días- en la pista Àliga, donde se han disputado las pruebas de velocidad y el Alpine Team Event y otras 14.000 -a razón de 6.000 el sábado y otras tanto el domingo- en la pista Avet, que ha acogido el Gigante y el Slalom..

Son los números que arroja el recuento de los asientos de las gradas (con capacidad para 2.500 personas), sumados a los esquiadores que han seguido las competiciones desde pie de pistas a lo largo de todo su recorrido y en la mismisima línea de meta.

Al margen del público asistente, Grandvalira se ha convertido esta semana en el foco mundial del esquí a nivel mediático. Así lo confirman las retransmisiones en directo de las pruebas de las cuatro disciplinas reinas (Descenso, Supergigante, Gigante y Slalom), las emisiones en diferido, las noticias que han publicado medios generalistas y especializados y los 300 periodistas acreditados y que han llenado las salas de prensa durante el evento.

Además, la impresión general por parte de los equipos, los corredores, los medios y el público (nos atreveremos a decir que casi unánime, pero seguro que alguien habrá que le ponga un pero) es que los Pirineos son una zona ideal para la celebración de una prueba de estas magnitudes.

Las pistas Àliga y Avet han dado la talla sobradamente (para esto habían sido probadas una y otra vez en competiciones de menor calado); Soldeu - El Tarter ha absorbido sin dificultades el volumen de personas, equipos y vehículos que mueven unas finales de la Copa del Mundo FIS; la nieve -a pesar de las altas temperaturas- ha aguantado a la perfección gracias al trabajo de los equipo de Grandvalira y el sol ha hecho las delicias de algunos corredores de los equipos nórdicos poco acostumbrados a esquiar en estas latitudes.

Grandvalira y Andorra han demostrado que una competición de esquí del más alto nivel y de larga duración (una semana entera) es posible en el Pirineo, de momento los gestores andorranos ya hablan sin tapujos de aspirar a organizar unos Campeonatos del Mundo en 2027 o 2029. Antes hay otro reto mayúsculo que todos tenemos en la cabeza y la pregunta es: ¿Serán las Finales de la Copa del Mundo de Grandvalira un trampolín para los JJ.OO. de invierno Pirineus-Barcelona?. Estos días algunos de los principales promotores de la candidatura olímpica han estado tomando notas a pie de pistas en Andorra.

3.333335
Total: 3.3 (3 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar