Andorra presentará una dura 'batalla' por atraer al esquiador español y francés el próximo invierno

3237
Andorra presentará una dura batalla por atraer al esquiador español y francés el próximo invierno

Vistas de Valnord Pal Arinsal desde dron. Foto Martin 26 enero de 2020.

Lun, 17/08/2020 - 06:03
La ministra de turismo andorrana, Verònica Canals, analiza algunos de los aspectos fundamentales que marcarán la próxima temporada de esquí en el Diari d'Andorra.

La experiencia acumulada este verano en la gestión de las estaciones andorranas y del hemisferio sur, así como los protocolos y su evolución para la prevención de la pandemia aplicados por el ministerio de sanidad andorrano serán la base para las medidas a aplicar el próximo invierno.

Para la ministra la próxima temporada no corre peligro y textualmente afirma que “no la veo en peligro por el momento, no será la temporada seguramente a que estamos acostumbrados, habrá menos aforo en las estaciones, que en el caso de Grandvalira había días de 28.000 personas y esto no sucederá".

Canals señala en el medio andorrano que no se podrán acumular tantos esquiadores, y ve prioritarios los mercados de proximidad, el esquiador español y francés serán fundamentales para la próxima temporada. Las pistas de Grandvalira sumaron un total de casi la mitad (49%) de esquiadores provenientes de España la pasada temporada y aunque la ministra no cree que vuelvan todos, si España “hace los deberes” respecto a la contención de la pandemia “la mayoría nos visitarán”. Afirma.


Lleno total durante las Navidades de 2019-20 en el eje comercial principal de Les Escaldes. Unas imágenes que seguramente no veremos este invierno. (Foto Lugares de Nieve). 

Según la ministra las estaciones del Principado se están preparando para una temporada de invierno sin esquiadores de mercados lejanos, los que llegan en avión. Por eso, para captar al esquiador de proximidad no se aumentarán precios.

Lucha con las estaciones de España y Francia por los esquiadores de próximidad

La titular del ministerio de turismo andorrano tiene claro que la próxima temporada la lucha con las estaciones de esquí de España y el Pirineo francés por captar el esquiador de proximidad será muy dura, aunque cree que Andorra está bien posicionada y tiene buenos argumentos para llevarse un buen trozo del pastel del mercado de esquiadores franceses y españoles. El mercado inglés es clave para conseguir buenas cifras de afluencia en Andorra cada invierno, si se pierde este mercado, se deberán potenciar otros mercados como el visitante portugués y otros destinos que hasta ahora no se potenciaban.

Canals piensa que, a medida que haya reactivación de los vuelos se verá "qué mercado potenciamos más o menos. Tenemos una campaña diseñada en Turismo adaptada y en cuanto se abra el tráfico aéreo daremos a conocer el destino Andorra como destino sano y donde pueden venir a esquiar perfectamente".

Y precisa en el Diari d’Andorra que, le consta que los turoperadores ingleses "se han comprometido con las estaciones andorranas para llevar una cantidad de gente. Aunque las vías para hacerlo puede que sean mediante los aeropuertos españoles y por ello ya se buscan alternativas. Como Toulouse".

Verònica Canals destaca que el esquí es una actividad que se practica en la naturaleza y esto "es una buena cosa" y que los restaurantes de pistas aplicarán los criterios de no limitar aforo sino de marcar una distancia de seguridad "como se está haciendo ya este verano".


Los remontes tendrían varias filas de entrada y se mantendrían distancias de seguridad entre los esquiadores en las colas. Foto Navidades 2019-20. Autor Lugares de Nieve. 

Distancia de seguridad en las colas de los remontes

Respecto a las colas de acceso a los remontes, telesquís, telesillas o telecabinas se está planificando su funcionamiento con las estaciones, que será parecido al actual de varios carriles de acceso, aunque con distancias de seguridad entre esquiadores, para añadir que los dominios esquiables están diseñando la operativa y se reunirán con el ministerio para ver qué han planeado y que abrirán. "Quizás en un sector abren menos instalaciones y repartimos más la gente, o no, son dominios grandes", comenta.

Uno de los aspectos de la operativa de invierno que deberá reformularse será el de las clases de esquí colectivas, se reducirán los grupos, y no se descarta la creación de grupos de convivencia. Y sobre ello señala que los alumnos de un colegio que vengan de un internado "que hay muchos en las semanas blancas, quizás pueden hacer clases juntos".


Los trabajadores de temporada son fundamentales para las estaciones andorranas. Este invierno prevén más personal del país o de proximidad y una caída del trabajador sudamericano. Foto Pal Arinsal. Archivo.

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar