Andorra quiere más. ¿Unos Campeonatos del Mundo de esquí antes de 10 años?

1579
Andorra quiere más. ¿Unos Campeonatos del Mundo de esquí antes de 10 años?
Lun, 18/03/2019 - 09:28
Andorra es ambiciosa y quiere más. Justo cuando se están desmontando todo el operativo de las Finales los dirigentes deportivos del Principado ya han iniciado las conversaciones con los máximos responsables de la FIS para conseguir una prueba técnica masculina en Soldeu, y no descartan optar a unos Campeonatos del Mundo antes de 10 años.

Andorra ha demostrado con creces que está preparada para acoger eventos de gran magnitud internacional, y lo han visto en primera persona los máximos responsables de la Federación Internacional de Esquí (FIS).

El idilio con el Principado comenzó a gestarse hace doce años con los primeros pasos para organizar una prueba de la Copa del Mundo, que se plasmó con el acontecimiento femenino de Soldeu 2012, tal como ha recordado el director de la Copa del Mundo de esquí masculina, Markus Waldner. La relación se consolidó con las pruebas del 2016. Finalmente, se ha magnificado durante las Finales celebradas a lo largo de esta semana en los sectores de Soldeu y El Tarter de Grandvalira. Y todo apunta a que se mantendrá en el tiempo: "Hemos puesto la pelota en vuestro tejado", ha manifestado la secretaria general de la FIS, Sarah Lewis, que considera que Andorra está preparada "para que volvamos lo antes posible", después de celebrar unas Finales que ha definido como "excelentes". 

Durante la última reunión técnica que la FIS ha hecho esta temporada, y ante los equipos, los organizadores y todas las personas que hacen posible el engranaje de la Copa del Mundo, Lewis ha dado las gracias al Comité Organizador por hacer "de estas Finales un gran evento" y por "la gran promoción" que el país ha hecho del esquí alpino. Waldner se ha unido a las alabanzas de Lewis: "Podéis estar orgullosos de lo que habéis conseguido aquí", "es excepcional" lo que se ha vivido durante siete días.a Ha destacado sobre todo "la pasión" y "la hospitalidad" mostrada por la población andorrana lo largo de toda la semana, haciendo especial referencia a los voluntarios.

Las Finales han culminado este domingo con la celebración de la última prueba de Slalom masculino y de Slalom Gigante femenino en la pista Avet de Soldeu, que ha contado con más de 6.000 personas de público, repartidas entre las gradas, la llegada de la carrera, el trazado de la pista y las terrazas de los hoteles. 

La pista Avet, preparada para repetir muy pronto

Llegados a este punto, la pregunta que más se formula es: ¿Y ahora qué? El organismo lo tiene claro. Aunque los calendarios con las sedes de pruebas de la Copa del Mundo se preparan con cuatro años de antelación, ha recordado Waldner, no están al 100% confirmados y "tengo muchas ganas de encontrar una solución" para asegurar la celebración de una prueba técnica masculina en Andorra. Así lo han decidido después de ver el feedback de los corredores y de los equipos, que están "muy contentos de competir" en el país, ha asegurado. 

La FIS ha comprobado que la pista Avet está al nivel de las mejores en Slalom y Slalom Gigante del circuito. Y más desde que se ha modificado la zona de llegada gracias a la nueva plataforma, "que ha sido un paso adelante", ha considerado Waldner, también debido a que permite acoger más público. 


Vista de la llegada de la pista Avet con la bajada de Loic Meillard. Foto Oriol Molas

Unos Campeonatos del mundo en Andorra ¿sueño o próxima realidad?

La presión es alta, pero desde el Comité Organizador no se renuncia a asumirla y a seguir incrementando la dimensión internacional de Andorra a través del mundo del esquí alpino. El director general del Comité Organizador de las Finales, Conrad Blanch, ha explicado que desde la FIS les están animando para que el país presente candidatura para acoger unos Campeonatos del Mundo, que sería escalar un nivel más, pero a partir de un peldaño muy alto.

En este sentido, "hay que estudiarlo muy bien", ha considerado el ministro de Turismo de Andorra en funciones, Francesc Camp, porque "estamos hablando de decenas de millones de euros" -el coste de las Finales ha sido de 4,5 millones de euros y unos Campeonatos del Mundo están sobre los 12 millones- de inversión. Aun así, "ha quedado claro que Andorra, técnicamente, lo puede hacer", ha reafirmado. La meta se ha marcado para el 2027 o el 2029. Aunque antes, "en 3 o 4 años, estoy seguro de que tendremos" alguna prueba de Copa del Mundo masculina, ha pronosticado el ministro.

Vídeo extracto declaraciones de Conrad Blanch para Lugares de Nieve el domingo 17 de marzo:

En resumen, y tal y como ha destacado Blanch, estas Finales han supuesto la "graduación" de Andorra para acoger pruebas de esta dimensión. En el ámbito organizativo, en el de instalaciones y en el de servicios. También gracias a la meteorología, pieza clave en estas Finales y que envidian otras estaciones, ha reconocido Lewis, porque ofrece un tiempo de primavera, pero con unas pistas de calidad para competir.

La dimensión de las Finales
 
Después de las dos experiencias en pruebas de Copa del Mundo en 2012 y 2016, las Finales han rayado el sobresaliente. Todo ello ha sido posible gracias al trabajo previo que han hecho los trabajadores de la estación (hasta 130 personas han trabajado para hacer posible el evento entre pisteros, maquinistas, cañoneros, equipo de redes, monitores, equipo de recursos humanos y de calidad). Hay que sumar también el trabajo de los voluntarios, cerca de 350, pero que han trabajado como si fueran "3.500", ha remarcado Hidalgo. Otro de los aspectos elogiados ha sido el servicio ofrecido en los Teams Hospitality, las salas de atención a los corredores.
 
Vista pista Avet. Foto Grandvalira.
 
En el aspecto deportivo, han competido 228 corredores de 19 países, en categoría masculina y femenina, para las cuatro disciplinas (Slalom Gigante, Slalom, Supergigante y Descenso), más el Alpine Team Event, la prueba por equipos celebrada el viernes y que contó con la participación del equipo andorrano.
 
A lo largo de toda la semana se han batido cifras récord de afluencia de público, con alrededor de 25.000 personas animando a pie de pistas, y hasta 6.000 en un solo día durante el fin de semana. De hecho, la organización de las Finales ha supuesto una gran movilización humana, llegando a casi 2.500 personas entre organización, personal, voluntarios, equipos logísticos, medios de comunicación (con 440 profesionales de los medios acreditados) y familia deportiva. En cuanto a la captación de visitantes, el evento ha permitido que, durante el fin de semana, la ocupación hotelera en algunos puntos del país haya llegado al 90%. Hasta 27 hoteles del país se han implicado en el evento.
 
Andorra demuestra que las competiciones de esquí pueden ser un éxito de público y mediático. Más info.
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar