Astún podría desmantelar el penúltimo Trampolín de Saltos de Esquí

3654
Astún podría desmantelar el penúltimo Trampolín de Saltos de Esquí
Mié, 30/03/2016 - 08:01
La estación aragonesa se plantea desmantelar uno de los últimos vestigios de nuestra historia del esquí, el Trampolín de Saltos construido para la Universíada de 1981. Una iniciativa de la Ciudad de Jaca podría reubicarlo en el que sería el Museo de Hielo y Nieve de la capital de la Jacetania
En su día, estaciones como La Molina, Astún, Navacerrada, Vall de Nùria, Sierra Nevada o Alto Campoo tenían en sus pistas, orgullosas, trampolín para saltos de esquí. Hoy día, tan solo las dos primeras, como desvencijados vestigios pretéritos, siguen conservándolos. 
 
Y pronto, si nadie lo remedia, ni eso. La estación aragonesa se plantea desmontar definitivamente el que aún es posible ver en sus pistas aunque sin uso. El trampolín para saltos de esquí de Astún fue quizá el que más y mejor utilidad tuviera aunque de eso haga ya unos cuantos años, cuando en el 80 se construyera para albergar la Universíada de 1981. 
 
En el 96, el poco interés que despertaba salvo en algunos pocos fans de esta modalidad deportiva que vieron como en el 2000, se acababa definitivamente la certificación que la Federación Internacional de Esquí que les daba soporte. 
 
Desde entonces, los Saltos de Esquí desde estas estructuras metálicas pasaron a la historia y tan solo, como una especie de monumentos del pasado, coronaban algunas pistas en media docena de estaciones de nuestra geografía. Ahora sólo restan dos, y tras el evidente paso de los años, es evidente que vivieron tiempos mejores, y tal como van las cosas, ni siquiera pasarán a la historia...
 
El Trampolín de Saltos de Astún podría acabar desmatelado y quizá formar parte de la historia de nuestro esquí
El Trampolín de Saltos de Astún podría acabar desmantelado 
 
Pero aún hay esperanzas. Después de que responsables de la estación del Valle de Aragón hayan solicitado presupuesto para su desmantelación, quizá uno de los pequeños reductos en los que se hace recuerdo de lo que ha pasado en nuestras pistas desde que a principios del siglo pasado, aparecieron en nuestras montañas una suerte de aventureros con esquís de madera, pocas facilidades y mucho entusiasmo, para comenzar a hacer descensos en la nieve y que poco tiene que ver con lo que hoy en día llamamos esquiar.
 
Parece que la muy histórica y montañera ciudad de Jaca, cuna del esquí de nuestro país, estaría dispuesta a dedicar un espacio, más allá del Museo de material de esquí que posee el Ejército en la Escuela Militar de Montaña de la localidad y uno de los pocos reductos, junto al Museo Paquito Fernández-Ochoa en la madrileña población de Cercedilla, a este deporte que si preguntáramos a los jóvenes, pensarían que el freeride o el freestyle son cosas de los últimos años. De pena.
Jaca podría albergar un Gran Museo de la Historia de los Deportes de Hielo y la Nieve
Artilugios como antiguas pisapistas que sustituyeron a rudimentarios rodillos aplanadores, el Pebetero de la Universíada del 95, pines, mascotas olímpicas, proyectos, vestimenta, material, viejas imágenes y como no la vieja estructura del trampolín de Astún, historia al fin y al cabo, podrían ser rescatados del polvo y el orín quien sabe si en un Gran Museo del Esquí, o al menos en alguna rotonda de las que salpican las carreteras de entrada al Pirineo, que nos recuerden que un día, en España se saltaba por la simple pasión de hacerlo más allá de un Kicker y un Snowpark en unos tiempos donde no era fácil ni subir a la montaña, ya se hacían filigranas en las pistas o se surcaba la nieve virgen. 
 
La Capital de la Jacetania parece dispuesta y ya ha solicitado en varias ocasiones dedicar un espacio a sus Juegos de Invierno, su pista de hielo, las Universidades del 81 y del 95, Los JJOO de la juventud, Copas de Europa de Fondo, diversas candidaturas en las que ha participado, en suma, rendir homenaje al más de un siglo que lleva vinculada al hielo y la nieve como deportes.
 
Para que no se nos olvide, hubo un tiempo en el que España tuvo saltadores Olímpicos. En Sarajevo 1984, hasta tres representantes, Joaniquet, De Rivera y Solà, participaron en esta modalidad de los deportes de invierno.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar