Austria prohíbe las fiestas de "après-ski'" este invierno por miedo al coronavirus

1301
Austria prohíbe las fiestas de "après-ski'" este invierno por miedo al coronavirus

El legendario MOOSER WIRT el bar más espectacular de todo Austria, un restaurante de pistas, bar de marcha, discoteca, tienda y ahora también hotel.

Dom, 27/09/2020 - 18:19
El canciller anuncia un toque de queda a partir de las 10 pm en las estaciones de esquí del Tirol, Vorarlberg y Salzburgo.
Austria no está dispuesta a volver a ser acusada como uno de los principales focos de propagación de la Covid-19. Por ello, ha anunciado que esta temporada prohíbe las míticas fiestas "après ski" (actividades sociales después de una jornada de esquí) en todas las estaciones. Recordemos que las estaciones de Austria están consideradas desde hace muchos años como un paraíso del ambiente cuando se termina el esquí.
 
La medida fue anunciada el jueves por el canciller austriaco Sebastian Kurz, tras una semana en la que el país todavía está lidiando con las consecuencias del brote de coronavirus en Ischgl. Y es que más de 1.000 personas que afirman haber contraído el virus en la estación de esquí ahora están demandando al gobierno por su manejo del brote.
 
En junio, los resultados de un estudio de la Universidad Médica de Innsbruck mostraron que alrededor del 42,4% de los residentes de Ischgl evaluados tenían anticuerpos contra el coronavirus.
 
El Bar Kitzloch está entre los locales de après-ski de moda en Ischgl.
 
El Estado fija un toque de queda a las 10 pm en los estados turísticos de Tirol, Vorarlberg y Salzburgo. El canciller explicó que estarán autorizados los eventos de esquí, compras, cenas, bienestar y cultura, pero los turistas no podrán participar en las populares fiestas après-ski, que implican bailar, beber y socializar después de que se haya terminado de esquiar.
La ministra de Turismo, Elisabeth Köstinger (ÖVP), dio más detalles de las medidas para la temporada de invierno. Como ha sido el caso durante varios meses, se requiere protección bucal y nasal en teleféricos y telecabinas. Se debe respetar la distancia mínima de un metro al ingresar a los teleféricos o telecabinas. En las zonas interiores y exteriores de los restaurantes y en el resto del sector de la restauración, la comida y las bebidas solo deben consumirse sentado.
"Para todos los fanáticos de los deportes de invierno, el mensaje es claro: sí, disfrutar del esquí, pero no el "après ski", señaló Kurz.
 
El esquí y otros deportes de invierno representan el 15% del PIB de la economía de Austria, pero en febrero y marzo, las fiestas posteriores al esquí en los clubes y bares de la popular localidad de Ischgl, en el Tirol, provocaron un brote que se consideró uno de los primeros "super-propagadores" de la pandemia en Europa.
 
El canciller austriaco explicó a los periodistas en Viena que, si bien quieren ser un reclamo para los turistas, las cosas no pueden ser como antes.
 
Además del toque de queda y la prohibición del "après-ski", las autoridades planean imponer a los esquiadores y snowbaorders la obligatoriedad de cubrirse la cara cuando suban a un remonte mecánico.
 
Los esquiadores también deberán mantener la distancia en los accesos a los remontes y los clientes de bares y restaurantes de las estaciones solo podrían consumir alimentos y bebidas mientras están sentados, para reducir el hacinamiento.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar