Las estaciones de esquí catalanas han perdido el 69,4% de ingresos y el 68,3% de esquiadores

Las estaciones de esquí de Catalunya han perdido el 69,4% de ingresos y el 68,3% de esquiadores

Baqueira Beret. Foto: Foto Tur

Mar, 11/05/2021 - 08:58
Es el balance provisional de ACEM, que destaca el esfuerzo que han realizado las estaciones "tanto públicas como privadas" para mantener pistas y remontes abiertos.
Las estaciones de esquí alpino catalanas perdieron el 69,4 por ciento de sus ingresos en la temporada 2020-2021 en relación con el mismo período del año anterior.
 
Es el balance provisional de la Associació Catalana d’Estacions d'Esquí i Muntanya (ACEM) que, cuando sea definitivo, podría ser aún peor, porque habrá que descontar de los ingresos los forfaits de temporada cuyos titulares han pedido el reembolso.
 
El presidente de ACEM, que agrupa a las estaciones de titularidad pública y privada de Catalunya, Joaquim Alsina, explica que “hace unos años hubiera sido muy fácil contarlo que supone la devolución de los pases de temporada, pero ahora hay infinidad de modalidades -de entre semana, de días concretos…- y tocará esperar para saber el montante total. Además, cada estación cierra sus cuentas en meses distintos, por lo que podemos tener una primera aproximación, pero no las cifras absolutas”, recalca.
 
Masella. Foto Iván Sanz
Las estaciones de esquí alpino catalanas perdieron el 69,4 por ciento de sus ingresos en la temporada 2020-2021 en relación con el mismo período del año anterior. Esta reducción de ingresos llega a ser de un 69,65 por ciento menos si se compara con la media de las tres últimas temporadas. 
 
Esta reducción de ingresos llega a ser de un 69,65 por ciento menos si se compara con las tres últimas temporadas (17-18, 18-19 y 19-20) y no solo con la anterior, que acabó de forma abrupta a mediados de marzo por la irrupción del virus de la Covid-19.
 
La ACEM también ha hecho público el número de esquiadores de esta temporada: 645.029 por 2.038.172 en la temporada 2019-2020, lo que supone una bajada del 68,3%.
 
La afluencia total de esquiadores a los centros de esquí catalanes ha sido de 645.029, una caída del 68,3% respecto a la temporada anterior, cuando pasaron por las estaciones 2.038.172 esquiadores y snowboarders.
 
Su presidente destaca el esfuerzo que han realizado todas las estaciones de esquí de Catalunya, tanto públicas como privadas, sin excepción, para mantener abiertos sus remontes y pistas a pesar de saber de antemano que habría menos esquiadores a causa de las restricciones de la Covid-19. “Este esfuerzo de responsabilidad para con el territorio -explica Alsina- es lo que ha permitido mantener el 77,6% de sus plantillas operativas, con un total de 706 trabajadores directos”.
 
“No disponemos de los datos de pérdidas, pero son lógicos porque se han evaporado más de dos tercios de los ingresos y sólo se ha reducido la plantilla en un 22,4%”, ha declarado el presidente de ACEM.
 
La Molina
"Una vez se empezó a fabricar nieve y a poner todos los remontes y pistas a punto, era más lógico abrir para las estaciones, aunque fuera con el riesgo de tener menos esquiadores”
 
Sobre la posibilidad de no haber abierto para reducir pérdidas, Alsina considera que podría haber sido viable si se hubiera decidido con antelación, “pero una vez se empezó a fabricar nieve y a poner todos los remontes y pistas a punto, era más lógico abrir, aunque fuera con el riesgo de tener menos esquiadores”.
 
El presidente de la ACEM también es de la opinión que, a pesar de la reducción de ingresos, mantener las estaciones abiertas ha sido positivo para las comarcas de montaña catalanas y lamenta que no se hayan concretado paquetes de ayudas tan importantes como los que recibirán las pistas de Francia, que ha aprobado un paquete de ayudas por valor de 800 millones de euros, de los cuales 50 llegarán a las estaciones de esquí del Pirineo
 
La ACEM lamenta que las ayudas que llegarán a las estaciones catalanas no tienen nada que ver con las que recibirán las estaciones francesas
 
En cuanto al futuro más inmediato, Joaquim Alsina considera que aún es pronto para saber cómo va a afectar a las inversiones de futuro de las estaciones, que en 2020 fueron de 13 millones de euros para poner a punto pistas e instalaciones.
 
Con todo, Alsina reconoce que la decisión de abrir se tomó entre las propias estaciones y el gobierno catalán, con el compromiso de mantener un mínimo de actividad económica y de contrataciones.
 
De cara al otoño-invierno de 2021-2022, Alsina se muestra optimista, siempre y cuando se pueda desarrollar la actividad del esquí de manera normal. “Las ganas de esquiar existen, solo falta que los esquiadores puedan llegar a las estaciones y que la nieve y el tiempo acompañen”, concluye el presidente de ACEM.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar