¿Cómo será el invierno 2018-19? Resumen de los primeros modelos estacionales

22318
¿Cómo será el invierno 2018-19? Resumen de los primeros modelos estacionales
Lun, 01/10/2018 - 09:03
Los primeros pronósticos apuntan en su mayoría hacia lo que sería un segundo invierno generoso en precipitaciones.
Los modelos estacionales se decantan hacia lo que sería un invierno generoso en nieve, pero el inconveniente es que son modelos basados en probabilidades, y ni las estadísticas ni los hombres de montaña, no recuerdan tres inviernos seguidos generosos en precipitaciones, y en este caso referido al Pirineo oriental, pues los de la Cordillera Cantábrica y el Prineo occidental lo pasaron mal en 2016-17.
 
Lo dejamos en... ¿Será este invierno tan bueno como el anterior?
 
 
Mapa simulación de nevadas de temporadas pasadas (Foto: Skipass).
 
Cada año, cuando entramos al otoño, también empiezan las primeras interpretaciones, o especulaciones, sobre cómo será el invierno. ¿Hará frío? ¿Nevará mucho? Como es habitual, con la entrada al otoño el pasado día 21 de septiembre, ya podemos encontrar los primeros modelos estacionales. Hoy os hacemos una recopilación de lo que pronostican.
 
De todas formas, todos los pronósticos se basan en modelos basados en probabilidades, así que su fiabilidad es igualmente proporcional. Aunque el riesgo que supone hacer un pronóstico meteorológico más allá de tres días, imaginaos la poca seguridad que puede tener un modelo estacional a tres meses vista que persigue acertar las tendencias.
 
Pero de modelos hay, previsiones a la vista también, pero todas se encuentran con los condicionantes imprevisibles que afectan el clima y la meteorología, así que el acierto se convierte un poco en una lotería.
 
Eso sí, aprovechamos para recordar que el verano de 2018 pasará a la historia por ser uno de los más húmedos en el Pirineo -ver artículo con pros y contras publicado en Lugaresdenieve-, y aunque de calor no hemos pasado mucho, más allá de unos diez días en agosto, lo cierto es que en buena parte del Hemisferio Norte las temperaturas han sido, por lo general, más elevadas de lo normal. Eso significa más evaporación y más masas húmedas circulando por diferentes latitudes.
 
El agua de mares y océanos, por lo general, con excepción del Atlántico Norte donde se encuentran entre 1 y 3 grados por debajo de la media habitual, está por encima de las temperaturas que corresponderían, así que serán aguas de más fácil evaporación en los próximos meses. Hay datos que nos dicen que las aguas del océano, entre Terra Nova y hasta las Azores, están entre 2 y 4 grados por encima de lo que correspondería. Es mucho. Significa más evaporación que tarde o temprano se convertirá precipitación en algún lugar. ¿Será la Península Ibérica la gran beneficiada?
 
Otro condicionante es el ciclo solar actual, que comenzó en 2013 y no finalizará hasta el 2024. Se trata de un ciclo de baja intensidad solar que, en cierto modo, queda compensado por el calentamiento global pero que no impide que afecte al clima. También afecta, por mucho que cueste de entender, la actividad volcánica y sísmica, y es que la emisión de partículas a la atmósfera hace bajar la temperatura global de la tierra. Y hace dos años que el planeta muestra bastante actividad en ese aspecto. Parecería, sin embargo, que el calentamiento global compensa, o dosifica, el enfriamiento de la temperatura global que podría estar entre los 0,1 y los 0,4 grados. Difícil acertar con tantas variables, ¿verdad? Pues aún así, se hacen previsiones estacionales y eso es lo que vamos a contaros.
 
 
¿Veremos con frecuencia pronósticos de nieve cómo el de la imagen? Parece que sí. Fuente imagen Meteoexploration.
 
Para los Alpes
 
Empezamos por el modelo estacional de los compañeros de Skieur.com, que el año pasado acertaron bastante. Según publican en su portal, basándose en el modelo de www.meteoblue.com, y a pesar avisarnos de la complejidad en la interpretación de los datos actuales, creen que avanzamos hacia un octubre frío y seco en los Alpes (estimación de -1 ° C de media en los Alpes sobre los datos desde 1981 hasta 2010, con un -35% de precipitaciones).
 
En cuanto a noviembre se cree que se comportará de forma bastante regular en temperaturas y precipitaciones en los Alpes, mientras que para el Pirineo se presenta más bien húmedo y más frío de lo normal. Con respecto a diciembre se pronostica que tendrá temperaturas de media de +1,5 ° por encima, y con mucha precipitación en los Alpes, incluso por encima del 30%. La duda será, pues, si la cota de nieve se situará en los 1500 m o más arriba.
 
Continuamos con los pronósticos, en este caso lo que publican en SkiChrono.com, pero que desgraciadamente sólo hacen previsión para los Alpes y no para los Pirineos. Aun así, es interesante su modelo porque hacen una previsión para los 3 próximos meses que se contradice con la anterior.
 
Muy en resumen su modelo apunta hacia un octubre seco y cálido en la primera quincena. Será a partir de la segunda mitad del mes que entrarán las precipitaciones. El noviembre se presenta movido, con precipitaciones, pero frío aún insuficiente para garantizar precipitaciones de nieve en todas las cotas de las estaciones de esquí.
 
Para diciembre de 2018 las corrientes oceánicas continuarán influyendo regularmente con perturbaciones en los Alpes, pero con la diferencia que también se esperan perturbaciones o masas de aires de suroeste que aportarían abundante nieve en las cotas medias.

 

Restos huracán Ophelia. Fuente Meteosat.
 
Para el Pirineo
 
Y si hasta ahora hemos explicado los pronósticos avanzados por nuestros vecinos del norte, os hacemos un resumen muy sintetizado de lo que se publica en diferentes webs referentes del sector. En primer lugar, nos fijamos en la oficial de AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).
 
Para octubre y noviembre apuntan a que las temperaturas en el sector noreste de la península estarán en casi un 45% de probabilidades por encima de las normales mientras que en cuanto a precipitaciones se insinúan un 33% de posibilidades de precipitación normal, un 33% que esté por debajo y un 33% que quede por encima.
 
En definitiva, quien acierta la adivina a partes iguales en este caso. Lo que tiene de bueno, en cualquier caso, es que tenemos un 66% de posibilidades de que las precipitaciones sean iguales o superiores, y eso es positivo.
 
 

Modelo estacional 3 meses. Probabilidad de la categoría más probable de temperatura. Fuente de la imagen AEMET.
 
Según los artículos publicados por los blogs de incondicionales seguidores de la meteorología Meto-Brais.com y Meteovigo.com en sus pronósticos publicados a finales de agosto, de los que os recomendamos su lectura -Meteo-Brais y Meteovigo- se intuye que nos espera un otoño y un invierno movidos a partes iguales, con mucha circulación de perturbaciones con origen en el Atlántico y circulando en dirección noreste. Como el año pasado, falta saber si entrarán más bien por Galicia o por el sur de Portugal o golfo de Cádiz.
 
A pesar de las reservas que supone hacer pronósticos a tan largo plazo, y como siempre, basándose en los datos actuales y en modelos de probabilidades, las precipitaciones en el norte de la Península Ibérica, tanto en la zona este como oeste, deberían ser más protagonistas de lo habitual.
 
Además, se alternarían con períodos de frío bastante constantes, o lo que es lo mismo, a pesar de ser los propios de la época, la tendencia, en el número de entradas de frío estaría por encima del promedio. En resumen, parece que nos acercamos a un invierno que podría ser bastante similar al de la pasada campaña.
 
Muy, en síntesis, según Meteo-Brais.com, nos encontraremos con un otoño más bien húmedo, con respecto a la media, y un invierno muy húmedo, también con respecto a la media. Todo cogido en pinzas, porque como nos advierten los autores se hace difícil que sea fiable un pronóstico con tantas variables y a largo plazo.
 
 
 
Ahora bien, no olvidemos que a pesar de lo que os hemos explicado más arriba, que en el Pirineo este año hemos vivido un verano húmedo y relativamente fresco, lo cierto es que el planeta en global ha soportado el 6º mes de agosto más cálido de los últimos 138 años - ver estos dos artículos sobre este tema publicados en estos dos enlaces Aemet y Cazatormentas.
 
Ello influirá, sí o sí, en el comportamiento del clima a escala global. Por ejemplo, influye en las corrientes oceánicas y en la posición del anticiclón de las Azores. Así pues, faltará ver si tenemos la suerte de que las masas de aire polar y las perturbaciones que circulan por el Atlántico norte bajan de latitud, condicionadas por el mencionado anticiclón y en cómo se acercan al Pirineo. Si entran por latitudes altas el beneficiado será el Pirineo vertiente Atlántica y occidental, si lo hacen más bajas entonces lo será la vertiente sur y la oriental.
 
Todo ello debería traducirse en una tendencia al incremento de precipitaciones que, acompañadas por la bajada de temperaturas a medida que avancen las semanas del otoño y el invierno, serán más fácilmente de nieve siempre y cuando las temperaturas sean las normales por la época del año. La previsión de AEMET nos hace ser optimistas.
 
Pero insistimos, falta ver cómo será el posicionamiento del anticiclón de las Azores y la fuerza e intensidad con que se moverán las corrientes de aire con origen polar. Y finalmente todavía faltará ver en qué cota se convierten en nieve estas precipitaciones, si realmente se repite lo de la campaña pasada con nevadas más frecuentes de lo normal. De momento, los modelos parece que así apuntan.
 
 
Gourette, Pirineos Atlánticos. Si las borrascas del Atlántico entran por Galicia las más beneficiadas serán las de esa parte del Pirineo. (Foto: Ivan Sanz).
 
Si el tema precipitaciones se cumple, y parece que en esto hay cierta unanimidad (...) , y las temperaturas acompañan, aunque sea un poco, nos encontramos a las puertas de un invierno como el anterior, generoso en nieve. Pero cada invierno en nuestras latitudes es una caja de sorpresas..
 
Así son los pronósticos estacionales, modelos que se basan en datos y probabilidades. Que tengamos suerte.
Este mes llegará la predicción para el invierno (Península, Alpes y Norteamérica) de nuestro meteorólogo Josep Tomàs, el hombre del tiempo de la tele andorrana,¡ no te la pierdas!. El pasado año la clavó.
Para saber como será el invierno en Norteamérica pulsa aquí.
 
*Foto de portada Mapa de temperaturas de Europa (Fuente Archivo Meteovigo.com).
 
4
Total: 4 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar