La cruz y la virgen del Aneto esperan al verano cubiertas de nieve

La cruz y la virgen del Aneto esperan al verano cubiertas de nieve

La cruz del techo de los Pirineos este sábado, en una imagen difundida por el Club Montañeros de Aragón de Barbastro

Mié, 17/06/2020 - 09:23
El techo de los Pirineos presenta una imagen más propia de invierno que de mediados de junio, con nieve hasta las rodillas por encima de los 2.500 metros.
Subir al Aneto, la segunda cima más alta de la Península, vuelve a ser el reto de muchos aficionados a la montaña. Tras dejar atrás la pandemia, el Pirineo aragonés recibe los primeros visitantes con ganas de ascender a sus cimas. Por ahora, los de la propia provincia, pero en breve ya de toda la comunidad y del resto del país.
 
Con una imagen inmaculada, algunas de sus cimas acumulan mucha nieve a pesar de lo avanzado de la primavera. Es el caso de su pico más alto, el Aneto, con una altitud de 3.404 metros sobre el nivel del mar y donde la cruz y el pedestal de la virgen del Pilar están totalmente cubiertos de nieve.
 
Lo sabemos porque el Club Montañeros de Aragón de Barbastro ha difundido unas fotos a través de sus redes sociales de uno de sus socios, Arturo Carvajal, que este sábado ascendió al techo de los Pirineos junto a cuatro amigos.
 

Así estaba ayer la cima del Pico Aneto,las fotos son por gentileza de un socio del club A. C. que ascendió ayer sábado 13 de junio.

Publicada por Montañeros de Aragón - Barbastro en Domingo, 14 de junio de 2020

 
Los cinco, Carvajal, Iris Jordán y Silvia Mur, de Binéfar, Iván Pirla (Binéfar) y Alberto Badel (Barbastro) cuentas su ascensión en el diario El Heraldo de Aragón
 
Narran que salieron de Besurta y a los 2.500 metros ya tuvieron que ponerse los crampones, en un paisaje más propio del invierno que de mediados de junio.
 
En algunos tramos, la nieve les llegaba casi hasta la rodilla “y tuvimos que ir abriendo huella por turnos porque no nos encontramos a nadie en todo el camino. Solo a otros tres montañeros en la cima pero que habían subido por otro corredor", explica Carvajal.
 
En la cima del Aneto la temperatura era de unos cero grados y el viento había congelado la nieve en la cruz y en el pedestal de la virgen. "Debió nevar las noches anteriores".
 
Esta ascensión al Aneto debe servir para poner en sobre aviso a todos los que vayan a la montaña los próximos días e incluso semanas. A diferencia de otros años por esta época, apenas ha pasado nadie y hay que ir abriendo huella. Además, las nevadas parece que todavía no han dicho adiós a los Pirineos y la Agencia Estatal de Meteorología aún prevé nieve por encima de los 2.500 metros en los próximos días.
 
Así pues, es conveniente ir equipados con crampones y piolets y demás material más propio de ascensiones invernales que de verano.
 
4.166665
Total: 4.2 (6 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar