Definitivo: El primer ministro ratifica a Macron y Francia se queda sin esquiar hasta el 2021

Definitivo: El primer ministro ratifica a Macron y Francia se queda sin esquiar hasta el 2021

Los cañones de Font Romeu funcionando esta mañana, cuando aún había la esperanza de abrir en Navidades.

Jue, 26/11/2020 - 12:31
Jean Castex: "Se podrá ir a les estaciones a disfrutar del aire puro de nuestras hermosas montañas, y bares y restaurantes, pero los remontes estarán cerrados".
Las peores noticias para el sector de la nieve se confirman. Francia no tendrá esquí hasta el 2021. El primer ministro, Jean Castex, ha ratificado esta mañana en comparecencia de prensa las palabras del presidente, Emmanuel Macron, y las pistas y los remontes mecánicos no podrá funcionar en Francia ni durante las navidades ni fin de año.
 
Según Castex, "no sería prudente dejar que se concentre un gran flujo de población. Quedará abierto a todo el mundo el ir a estos balnearios a disfrutar del aire puro de nuestras hermosas montañas, y bares y restaurantes, pero los remontes estarán cerrados".
 
La sentencia ha caído como un jarro de agua fría en el sector de la nieve, del que dependen 120.000 empleos en Francia y dejando a quienes se ganan la vida en los pueblos alpinos frustrados y, en algunos casos, perplejos.
 
Si bien era mínima, la prueba de que aún había esperanza es que hoy muchas estaciones estaban produciendo nieve artificial para poder abrir cuanto antes.
 
Las reacciones no se han hecho esperar y una de las primeras ha sido la alcaldesa de Megeve, Catherine Jullien-Breches: "Sentimos como si nos hubieran cerrado la puerta en la cara. Desafortunadamente, es un verdadero drama para las economías de los pueblos y las estaciones de deportes de invierno".
 
Si bien las personas que viven dentro de un radio de 20 km (12 millas) de los centros turísticos alpinos de Francia podrán visitarlos a partir de este fin de semana, e incluso tomar algo en sus bares y restaurantes, no podrán esquiar.
 
"Es como irse de vacaciones a la Costa Azul y que le digan que el mar está fuera de los límites", pone como ejemplo David Le Scouarnec, copropietario de Café 2 la Poste de Megeve.
 
El problema para los centros turísticos, y los hoteles, restaurantes y trabajadores que dependen de los visitantes de las estaciones de esquí para su sustento, es que la temporada es corta y tendrán poco tiempo después del Año Nuevo para recuperar los ingresos perdidos.
 
Otra voz que se muestra perpleja es la de Mathieu Dechavanne, presidente y director ejecutivo de Compagnie du Mont-Blanc, que opera teleféricos, que no entiende por qué el gobierno permite que los trenes y metros operen, pero no las estaciones: "Es como si estuviéramos siendo castigados. No nos merecemos esto. Estamos listos".
 
Pero lo peor aún puede estar por llegar, el primer ministro dijo estar haciendo un seguimiento de lo que está sucediendo en otros países "especialmente comparables y con idénticos indicadores" y Alemania pide este jueves una fecha común en Europa para reabrir el esquí el 10 de enero.
 
                                                  
 
Rleacionado:
 
Bruselas aclara: "Cada país puede decidir si abre sus estaciones de esquí". Más info
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar