10 mandamientos para reducir el riesgo y salir vivo en caso de avalancha

4841
Diez mandamientos para reducir el riesgo y salir vivo en caso de avalancha

Foto: pixabay.com

Sáb, 04/01/2020 - 16:03
Los practicantes de esquí de montaña y splitboard son los más expuestos -además de los alpinistas- a los aludes. Nunca los consejos son suficientes, porque los accidentes siguen ocurriendo.
Mucho se ha escrito sobre el peligro de avalanchas y como intentar minimizar sus riesgos y salir de ellas. Sin embargo, temporada tras temporada, y esta no es una excepción, siguen ocurriendo accidentes a causa de aludes y algunos sesgan vidas.
 
Existen numerosos recursos, clases, libros y videos informativos que ayudan a comprender e implementar la información necesaria para mejorar la seguridad y concienciar a todos aquellos practicantes de esquí de travesía y splitboard, los más expuestos -además de los alpinistas- a las avalanchas.
 
 
En Lugares de Nieve, cuando comienza el invierno, os ofrecemos nuevos consejos que puedan ser útiles para evitar este tipo de situaciones. Hoy lo hacemos tomando como base los 10 mandamientos para mantenerse vivo en terreno de avalanchas (Staying Alive in Avalanche Terrain), la tercera edición del libro de Bruce Tremper.
 
Foto: pixabay.com
 
Primer mandamiento: Esquiar de uno en uno y dejar a alguien en lugar seguro para un posible rescate.
 
Hay que resistir el impulso de esquiar en línea con otros compañeros. Es mucho más seguro esquiar de uno en uno para que los otros miembros del grupo puedan estar atentos al esquiador en caso de avalancha.
 
Segundo mandamiento: Nunca cruzarás por encima de los demás.
 
Cruzar esquiando por encima de tus compañeros u otros grupos que puedas encontrar no es recomendable. En el caso de que se produzca un deslizamiento, la probabilidad de que alguien sobreviva es bastante escasa, ya que todos los que se encuentren debajo de esta línea probablemente serán enterrados por el alud.
 
Tercer mandamiento: Tener una ruta de escape planificada.
 
La idea es que si desencadena una avalancha, se debe esquiar rápido mientras vas hacia una isla de seguridad, de modo que, en teoría, si la pendiente se fractura, el impulso que llevas te llevará fuera de la losa en movimiento. Si el primero que ataca la pendiente lo hace a muy poca velocidad y la avalancha se desencadena, las opciones de esa persona son muy limitadas.
 
Cuarto mandamiento: cruzar una zona con riesgo de avalancha por la parte superior.
 
Si desencadena una avalancha, es conveniente estar en la parte superior de la misma. La nieve que cae por debajo de tu ubicación es muy poco probable que te entierre, la que procede de la parte de arriba sí. La probabilidad de permanecer en la superficie es mucho mayor cuanto más cerca estés de la corona del tobogán.
 
Foto: pixabay.com
 
Quinto mandamiento: Nunca irás primero.
 
Dejar tu huella cuando aún no ha pasado nadie siempre es tentador, pero evitar ser el primero es lo mejor. Alguien siempre tiene que ir primero, y a veces serás tú, en cuyo caso practicas tus cortes de pendiente y todos los demás mandamientos. Si es el caso, prueba antes la estabilidad de la pendiente con un elemento externo, como una cornisa, por ejemplo. Simplemente haz caer un trozo de cornisa por la pendiente primero. Asegúrate de que no haya nadie debajo antes de liberarla.
 
Sexto mandamiento: Empieza por un trozo de pendiente pequeña.
 
Intenta encontrar pequeñas pendientes de prueba mientras vas hacia un objetivo más grande en lugar de ir de cabeza a una pendiente muy amplia y larga sin tener idea de cómo reaccionará la nieve.
 
Séptimo mandamiento: Estar obsesionado con las consecuencias.
 
¿Qué pasará si se rompe? ¿Qué hay debajo? ¿Qué hay arriba? ¿A qué está conectada la pendiente? Si no tienes respuesta a estas preguntas y temes las consecuencias, tal vez deberías encontrar otra opción. Siempre hay que pensar en la peor opción y desafiar las suposiciones y creencias. Puede ser la diferencia entre un día trágico o un día maravilloso.
 
Octavo mandamiento: Hay que comunicarse.
 
Es irónico que en la era de la información, la comunicación siga siendo un problema. Debe comunicarse: la comunicación es clave, lo que está pasando por tu cabeza puede no pasar por la de tus compañeros y viceversa.
 
Noveno mandamiento: Haz una pausa en los puntos críticos antes de decidir.
 
Muchas veces, una decisión muy simple será la diferencia entre continuar un día agradable o comenzar uno estresante. Este mandamiento se vincula directamente con la comunicación con su grupo para garantizar que todos estén en la misma onda.
 
Detente a menudo y discute el plan. Siempre busca alguna excusa para detenerte en los puntos críticos de decisión para dejar que la gente recupere el aliento; tomar un aperitivo y líquidos; y lo más importante, poner en práctica el octavo mandamiento: comunicarse.
 
Foto: pixabay.com
 
Décimo mandamiento: Llevar el equipo adecuado y saber cómo usarlo.
 
Es imprescindible contar con el equipo adecuado y el conocimiento de cómo usarlo. Sin el equipo adecuado o sin las habilidades para usarlo adecuadamente, aumentas el riesgo para ti mismo y tus compañeros. Entrena, entrena, entrena y entrena un poco más.
 
Estremecedor vídeo donde Aymar Navarro sobrevive a una avalancha gracias al ABS Airbag. Más info
 

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar