El ex-saltador olímpico Ángel Joaniquet publica el primer libro sobre saltos de esquí de España

1804
Vie, 29/12/2017 - 07:21
Pionero, autodidacta y con una gran progresión técnica, uno de los tres únicos integrantes del equipo español de saltos en su debut olímpico en Sarajevo-84, ha escrito un libro sobre sus peripecias en saltos.
“En un salto. Trampolines de esquí, adrenalina y un sueño olímpico” (T&B Editores), escrito por Ángel Joaniquet Tamburini, es la historia de este deporte, ahora inexistente en España pero en el que el país llegó a tener representación olímpica en dos ediciones (Sarajevo-84 y Calgary-88).
 
 
El libro es ameno, divertido, lleno de anécdotas y fácil de leer. Cuenta con más de setenta fotografías y códigos QR para que el lector pueda ver en youtube o la web de lo que se está hablando. 
 
 
Ángel Joaniquet participó en dos ocasiones (1979-80 y 1980-81) en el legendario Torneo de los Cuatro Trampolines, una cita ineludible del 1 de Enero. Después de Joniquet, vendrían los Solá, Ribera, Mena, Velasco, Sastre, Lobo, Alegre,Eddy Breifus, Romarate, Berruet...... España tenía en aquel entonces un buen plantel de saltadores formados en las 6 estaciones que, en un momento u otro de su historia, contaron con trampolines: La Molina, Astún, Navacerrada, Vall de Nùria, Sierra Nevada y Alto Campoo.
 
Eran los tiempos de la Residencia Virgen de las Nieves en La Molina y aquellos entrenadores que hicieron una gran aportación a este deporte en España: Samek, Vasiaj, y Prustl. 
 
 
 
En La Molina fue donde Joaniquet se inició en los saltos a la edad de 11 años. Luego, con tan solo 17, hizo las maletas para iniciar un viaje que le llevaría por medio mundo, con parada obligada en Innsbruck, donde vivió más de un año con el reto de aprender de los mejores: los saltadores austríacos.
 
El sueño de Ángel Joaniquet era ser olímpico y lo consiguió en 1984 al poder competir en los Juegos de Sarajevo, donde fue 58º en salto normal en trampolín de 90 metros. Joaniquet, Bernat Solà y José Ignacio de Rivera són los únicos saltadores españoles que llegaron a competir en unos Juegos Olímpicos, los de Sarajeo (Solà repitió en Calgary-88).
 
No hay medallas ni diplomas en el palmarés olímpico español en saltos de esquí. El mejor resultado es la 48ª plaza de José Ignacio Rivera en salto largo en trampolín de 120 metros en Sarajevo 1984.
 
 
Los saltos de esquí desaparecieron de España en 1996 y hoy apenas quedan vestigios como el trampolín que todavía sigue en pie en La Molina.
 
Tras colgar los esquís en 1986, a Joaniquet siempre le quedó el gusanillo de volver a saltar. Ahora lo hace con el libro “En un salto. Trampolines de esquí, adrenalina y un sueño olímpico”.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar