El telecabina de Valgrande-Pajares empezará a dar sus primeros pasos cuando se acabe la nieve

El telecabina de Valgrande-Pajares empezará a dar sus primeros pasos cuando se acabe la nieve

Foto: Valgrande-Pajares.

Mar, 23/02/2021 - 17:08
Las obras del nuevo remonte Cuito Negro, piedra angular del plan reconversión de estación de Lena, comenzarán a finales de verano.
Telecabina Cuito Negro. Es el nombre de la piedra angular sobre la que gira el plan director de reconversión de la estación de esquí de Valgrande-Pajares. Con una inversión superior a los cinco millones de euros, el nuevo telecabina está incluido en la Fase 1 del proyecto de transformación de las pistas lenenses, lo que supone que las obras deben empezar este mismo verano.
 
Lo avanzaba el diario La Nueva España, según el cual, a la que se acabe la nieve, se pondrá en marcha la contratación de los primeros trabajos -entre los meses de marzo y abril-. Una vez resuelto el trámite, las obras comenzarían, según las previsiones, a finales de verano.
 
Para que estos plazos sean posibles, el Principado de Asturias ha reservado 5 millones en los presupuestos de 2021 y luego irá a una licitación plurianual, para acabar de pagar el nuevo remonte en la anualidad de 2022.
 
El nuevo telecabina, de última generación, sustituirá al que hoy es el remonte central de Valgrande-Pajares, el telesilla Brañillín.
 
El telecabina Cuito Negro partirá desde la base de la estación y llegará a la cota superior del dominio esquiable, siguiendo una línea similar a la del antiguo TSF2 Cuito Negro.
 
Este remonte podría utilizarse tanto durante la temporada de invierno como durante el verano. En la época estival se equipara parcialmente con porta bicicletas.
 
En un primer momento, el plan director contempló la posibilidad de construir un telesilla desembragable, pero finalmente se optó por el telecabina porque supone mayor confort para los pasajeros, es más apto para el transporte de debutantes y niños de talla inferior a 1,25 m., se adapta mejor a las actividades a llevar a cabo en la parte alta de la estación, o permite reducir el número de torres del trazado, entre otras ventajas. La principal desventaja es el precio: 5,1 millones de euros el telesilla frente a los 5,8 millones del telecabina.
 
La memoria del proyecto da dos posibilidades para ubicar la estación inferior del nuevo remonte: la antigua zona de embarque del telesilla Cueto Negro próximo a la cafetería de pie de pistas o cerca al aparcamiento principal de la estación, siendo esta última la que parece más ventajosa, aunque obligaría a desplazar los servicios de la estación (venta de forfaits, información…) y su coste derivado.
 
 
 
Que la transformación de la estación de esquí de Valgrande-Pajares empezase este mismo 2021, ayudaría a toda la economía de Pajares y de todo el concejo de Lena. Con muchas inversiones paradas como consecuencia de la pandemia, que el Principado vaya a apostar por un importante desembolso debería servir para que las empresas importantes del sector quisieran trabajar en Asturias, con unos costes más ajustados y menores tiempos de ejecución.
 
La modernización de Valgrande-Pajares es uno de los proyectos más ilusionantes de los últimos años para los aficionados al esquí asturianos.
 
Relacionado:

La modernización de Valgrande-Pajares prevé un telecabina, un telesilla y un telesquí nuevos. Más info
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar