El esquí de montaña: deporte de moda

10403
El esquí de montaña: deporte de moda

El esquí de montaña: deporte de moda. Foto Xavi Grané

Mar, 21/02/2017 - 07:19
La convivencia entre usuarios de las estaciones de esquí y los nuevos practicantes del deporte de moda, el esquí de montaña, requiere de un reglamento que garantice la seguridad en la montaña para todos los usuarios y haga compatible la actividad con el esquí alpino
Las estaciones de esquí buscan continuamente innovación para sorprender a sus usuarios.
 
En las novedades que se presentan cada temporada y junto con las inversiones millonarias que han hecho durante los meses de verano, siempre hay las actividades paralelas al esquí. Pero si una actividad ha crecido de forma exponencial, esa es el esquí de montaña dentro de los complejos invernales.
 

Foto: Ski Andorra

 

CONOCIMIENTOS TÉCNICOS
 
El esquí de montaña requiere unos conocimientos técnicos sobre nieve y aludes, así como material de seguridad.
 
DVA, pala y sonda se tienen que saber manejar con fluidez puesto que, en caso de avalancha, los 10 primeros minutos son clave para sacar con vida al compañero enterrado.
"Para muchos usuarios, el esquí de montaña dentro de la estación ha sido como cambiar las máquinas del gimnasio por los esquís de montaña"
Estos conocimientos y material pueden llegar a obviarse si el esquí de montaña se practica dentro de las estaciones de esquí, cosa que ha generado un verdadero boom de este deporte, que para muchos usuarios ha supuesto cambiar las máquinas del gimnasio por los esquís de montaña.
 

 

Foto: Vallnord

 

La gran cantidad de practicantes se tradujo en más esquiadores en las pistas de esquí, pero los de esquí de montaña, en sentido opuesto a los que deslizan desde lo alto de la montaña.
 
Para evitar accidentes en pistas estrechas, en cambios de rasante, desencadenamiento de aludes no previstos, estaciones de esquí como Vallnord y Grandvalira, junto con Ski Andorra, tomaron la decisión de marcar circuitos para todos los niveles dentro de sus dominios.
 
En el caso de Grandvalira, en los sectores de Grau-Roig y de Pas de la Casa, hasta se creó el servicio de guías de montaña, para poder dar formación y, por tanto, practicar este bonito deporte con seguridad.

 

Foto: Vallnord

 
REGLAMENTO
 
Actualmente, en Andorra, estaciones y Federació andorrana de muntanyisme trabajan conjuntamente en una regulación del esquí de montaña dentro de las estaciones, dado que muchos de los nuevos aficionados tienen unas necesidades a cubrir que hasta ahora no existían.
 
El nuevo reglamento que se está acabando de redactar, busca poder garantizar la seguridad de todos los usuarios de las estaciones de esquí, así como el respeto por el entorno donde se realiza la actividad.
 
En palabras del presidente de Ski Andorra, Joan Viladomat "el esquí de montaña que se practica en nuestras estaciones de esquí, ha tenido un crecimiento espectacular en los últimos años, por lo que la actividad, creemos, tienen mucho futuro y un largo recorrido que requiere del esfuerzo de las concesionarias de las explotaciones de las montañas para saber compatibilizar y poder convivir los diferentes deportes, así como los clientes con los trabajos que se tienen que llevar a cabo a diario para que los complejos estén en perfectas condiciones cada mañana cuando empezamos una nueva jornada".
 
 

Póster de recomendaciones editado la temporada 2014 por Ski Andorra, Govern d'Andorra y la FAM para concienciar a los esquiadores de montaña que se iniciaban en este deporte dentro de las estaciones de esquí.
 
Y es que uno de los mayores y, a la vez quizás el más desconocido trabajo que llevan a cabo las estaciones de esquí es el que se realiza de noche: maquinistas y nivocultores, en diferentes turnos, aseguran que a la apertura de un nuevo día las pistas estén perfectamente pisadas y con buena calidad de nieve.
 
El trabajo de las "ratracs", de 17h a 8h aproximadamente, implica en muchos casos el uso de los "trolls": un cable de acero de hasta 1km de longitud que securiza a la máquina en pendientes fuertes, y que con el movimiento de la misma mientras maniobra y realiza su trabajo, puede suponer una amplitud de movimiento de 30 metros.
 

Foto: Edith Danzer

 

Si mientras la máquina maniobra, un esquiador está cerca, debido a la tensión y al efecto látigo que adquiere, lo puede partir en trozos, accidente que ya se ha tenido que lamentar en Andorra en los últimos años.
 
Joan Viladomat apuesta por seguir el ejemplo del resto de Europa y crear espacios y horarios conocidos por todos para que se pueda disfrutar de la montaña 24h/día.
 
Además, el presidente de Ski Andorra, destaca que la mayoría de esquiadores de montaña también son practicantes de deportes en el mismo medio el resto del año, cosa que hace que sea un público fiel para las zonas que sepan cubrir sus necesidades, así como potenciales "embajadores" en el resto del mundo de lugares como nuestro pequeño país, Andorra.
 

** Foto portada, Xavi Grané

 

5
Total: 5 (3 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Páginas

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar