Los esquiadores están molestos por los controles en la aduana francesa de Pas de la Casa

1225
Los esquiadores están molestos por los controles en la aduana francesa de Pas de la Casa
Sáb, 27/04/2019 - 17:02
Aunque la temporada en Grandvalira terminó el pasado lunes, este domingo todavía abre Ordino-Arcalís.

Este fin de semana continua la huelga que, desde principios de marzo, llevan a cabo los aduaneros franceses en la frontera del Pas de la Casa. ¿Los perjudicados? El comercio de Pas de la Casa y, sobre todo, los esquiadores que habitualmente entraban en Grandvalira por el sector oriental del dominio. Aunque la temporada en Grandvalira terminó el pasado lunes, este domingo todavía abrirá Vallnord- Ordino Arcalís, última estación que queda en funcionamiento en el "país de los Pirineos".


Colas en la salida de la frontera del Pas de la Casa en dirección a Ariège (Foto: I. Sanz).

La intensificación de los controles en la frontera de Pas de la Casa por la huelga de celo de los aduaneros franceses ha tenido un impacto negativo en el Pas de la Casa. Medios de información andorranos explican que cada vez que los aduaneros inician un control en forma de huelga de celo, se forman tres o cuatro kilómetros de retenciones. Y de estas colas forman parte, en un porcentaje no definido, el colectivo de esquiadores.

Lo cierto es que las huelgas de celo alargan especialmente la duración del trayecto de regreso de los visitantes, ya sean esquiadores o compradores, y acaba generando insatisfacción y molestias. El inicio de estos controles es imprevisible pero suelen concentrarse durante un par dos horas al día, normalmente por las tardes y en dirección norte, pero también las mañanas y en dirección a la entrada hacia Andorra des del puerto de montaña del Puymorens.

Fuentes de los sindicatos de aduanas franceses han explicado a los medios de comunicación andorranos que la voluntad es mantener la huelga de celo mientras el gobierno galo no acepte contratar más efectivos.

Aunque la función de los aduaneros franceses es controlar las mercancías que ciudadanos franceses compran en los comercios de Pas de la Casa, para a continuación entrar en Francia, lo cierto es que uno de los colectivos más perjudicados por la huelga han sido los esquiadores procedentes de la Cerdanya.

Los clientes de Grandvalira, Vallnord o Arcalís que durante estos meses de marzo y abril han entrado y salido de esquiar en Andorra por el Pas de la Casa, probablemente sin llevar mercancías compradas en Andorra para entrar en Francia, se han visto igualmente obligados a pasar por los controles aduaneros y a sufrir la huelga de celo. Este domingo, sin embargo, con el cierre de la estación de esquí de Arcalís, será el último día que el colectivo de esquiadores sufrirá las consecuencias de la huelga de los aduaneros de la frontera del Pas de la Casa.

3.9
Total: 3.9 (10 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar