Las estaciones de Escocia empiezan a abrir este fin de semana, pero pocos pueden ir a esquiar

Las estaciones de Escocia abren este fin de semana, pero pocos pueden ir a esquiar

CairnGorm espera este fin de semana a sus primeros esquiadores. (Foto: Redes Sociales)

Vie, 18/12/2020 - 18:32
Se ponen en marcha dos de las cinco -Glenshee y Glencoe-, pero es ilegal que cualquier persona de Inglaterra, Irlanda, Irlanda del Norte y Gales viajen sin “una buena razón”.
Dos de las cinco estaciones de esquí de Escocia -Glenshee y CairnGorm- abrirán oficialmente este fin de semana, aunque actualmente no está permitido a la gran mayoría de los esquiadores del Reino Unido viajar a las Tierras Altas, donde se encuentran las pistas.
 
Una tercera y una cuarta estación, The Lecht y Glencoe- que originalmente también planeaban abrir, anunciaron a última hora que lo pospondrán hasta que el clima lo permita, ya que se pronostican fuertes lluvias para este fin de semana. El quinto centro invernal, Nevis Range, permanece cerrado después de sufrir pérdidas de 1 millón de libras a causa de la pandemia durante la temporada pasada.
 
A pesar de que las estaciones están abiertas, desde el 20 de noviembre es ilegal que cualquier persona de Inglaterra, Irlanda, Irlanda del Norte y Gales viaje a Escocia sin “una buena razón”, lo que significa que cualquiera que sea sorprendida cruzando la frontera por motivos de ocio incurrirá en una multa de 60 libras.
 
"Según las condiciones de viaje actuales del gobierno escocés, a menos que tenga una justificación específica para viajar, no debe viajar entre Escocia e Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales, el condado de Donegal en la República de Irlanda y Jersey", explica en declaraciones al The Telegraph la directora ejecutiva de CairnGorm, Susan Smith.
 
La lluvia ha fundido la nieve de Glencoe y ha última hora le impide abrir.
 
Los esquiadores y practicantes de snowboard que viven en Escocia tampoco lo tendrán mucho mejor que sus paisanos. Si bien CairnGorm, The Lecht y Glencoe están en el nivel 1, cualquier persona que viva en el nivel 3 o el nivel 4 en Escocia debe, por ley, permanecer en esa área a menos que tenga una justificación específica para irse, y el esquí no cuenta.
 
Mientras tanto, Glenshee ha subido al nivel 3 y existe la amenaza de que se apliquen medidas más estrictas en toda Escocia después de Navidad, tras un aumento de las infecciones por coronavirus esta semana.
 
Las áreas de esquí aplicarán estrictas medidas de coronavirus para garantizar la seguridad del personal y los visitantes. Estos incluyen el uso de máscaras en todas las áreas públicas, incluso durante las colas, la compra anticipada de forfaits on line y el alquiler de equipos también a través de internet.
 
Por si fuera poco, y al margen de las limitaciones por la pandemia, las condiciones de nieve no son muy buenas. A pesar de que cayó una buena nevada a principios de diciembre y algunas precipitaciones más pequeñas desde entonces, las áreas de esquí escocesas no tienen una gran cantidad de nieve natural y abrirán gracias a la nieve artificial.
 
En los últimos meses, el esquí escocés, a menudo ignorado, ha recibido mucha más atención por parte de la prensa especializada en viajes y esquí como posible destino de los británicos en una pandemia, con la preocupación adicional de que el Brexit haga que sea doblemente difícil llegar a los Alpes, Dolomitas, Pirineos o Escandinavia.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar