Las estaciones de esquí confían en el verano para hacer el "agosto"

Las estaciones de esquí confían en el verano para hacer el "agosto"

Val d'Aran. Foto Baqueira Beret.

Mar, 05/05/2020 - 05:05
Quien más quien menos ha diseñado sus planes de actividades de verano y son optimistas porque los visitantes deberán optar por destinos cercanos y en los que sea posible mantener el distanciamiento social.
La temporada de esquí acabó de forma precipitada y antes de tiempo a causa de la crisis del coronavirus. Ahora, las estaciones confían en los meses de verano para rehacerse del golpe y recuperar parte de lo perdido.
 
El sector turístico de montaña es medianamente optimista porque, también a causa de la pandemia, el turismo durante los meses de verano será de proximidad y los visitantes deberán optar por destinos más cercanos y en los que sea posible mantener el distanciamiento social. ¿Y dónde mejor que en la montaña?
 
Para ello, las estaciones de esquí de las distintas partes de la Península, desde los Pirineos hasta Andalucía, están trabajando más a fondo que nunca en sus estrategias y planes de verano. El objetivo es que, cuando el desconfinamiento lo haga posible, este todo a punto para abrir.
 
Foto: FGC / La Molina
 
Lo anunciaba Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), titular de La Molina, Espot, Port Ainé, Vallter 2000, Vall de Núria, y Boí Taüll. Su presidente, Ricard Font, aseguraba que las estaciones de montaña del grupo están preparadas para abrir de manera inmediata cuando se levante el estado de alarma.
 
Font subraya que "la normalidad no llegará hasta que aparezca una vacuna", que el turista será por lo tanto "muy local" y que la estrategia por la que habían apostado bajo el lema "Respira Naturaleza" será algo "que la gente necesitará".
 
Lo mismo que el presidente de FGC opina el director de Turismo y Montaña, Toni Sanmartí, convencido de que este verano la mayoría de las personas "querrá caminar y sacarse de la cabeza todo lo que ahora se denomina efecto psicológico de la pandemia".
 
Sanmartí precisa en declaraciones a la agencia EFE que todos estos espacios de FGC cuentan con el sello de turismo familiar que otorga la Generalitat de Catalunya, una opción de viaje que se presume obligada este año, pero también con un componente medioambiental que los convierte en "triunfadores" en el panorama actual.
 
Foto: Sierra Nevada
 
Lo mismo que en Catalunya piensan en el otro extremo del país, Andalucía. El presidente de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem) y consejero delegado de Cetursa Sierra Nevada (Granada), Jesús Ibáñez, destaca que los valles españoles son "destinos muy apetecibles, ya que evitan las aglomeraciones".
 
En ambos casos son conscientes que habrá que tomar las medidas de protección que sean necesarias: "Los telesillas pueden limitarse a solo dos personas y los telecabinas a grupos familiares", aventura Ibáñez, quien suma a actividades como senderismo y ciclismo otras como "la visualización de estrellas y salidas de sol o atardeceres, que no son en ningún caso propuestas masivas”.
 
De noreste a sur y también en el centro y el noroeste peninsular, las estaciones se muestran optimistas y creen que el verano se presenta como oportunidad.
 
 
El portavoz de la estación gallega de Manzaneda, Gustavo Sanmartín, explica que disponen de circuitos de bicicletas y que, desde hace tiempo, acogen en época estival concentraciones de equipos y a casi 5.000 niños que realizan campamentos.
 
Castilla-León también atrae público veraniego a espacios como San Isidro, que anuncia para esa época rutas en bicicleta, a pie, a caballo y actividades como parapente, escalada o pesca. La Rioja estudia opciones para aprovechar las posibilidades de Valdezcaray como espacio natural.
 
El sector de la restauración y el alojamiento del territorio, muy tocado por el confinamiento, está animado. Desde Grupo Guitart Hotels, con un establecimiento en La Molina están seguros de que la montaña reúne todos los requisitos para el distanciamiento social. Para ello, ofertan apartamentos que se aparta de espacios comunes.
 
Las montañas de las estaciones del Pirineo aragonés del Grupo Aramón son estupendos miradores de los picos más altos.
 
Según Efe, la situación no es igual para todos y estaciones como Baqueira Beret o las del grupo aragonés Aramon admiten que, en sus apuestas, no aparecía con peso suficiente el visitante estival y que la incertidumbre es máxima. En casos como el de la gerundense Masella, desviarán clientes a La Molina.
 
Tampoco hay un plan específico previsto para este verano en Alto Campoo según confirma una portavoz de Turismo de Cantabria, mientras que los dominios de esquí nórdico pueden sumarse al carro de la nueva tendencia y ayudar a abrir esta brecha de optimismo.
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar