El "fast track "que evita hacer colas pagando más llega a los remontes de las estaciones de esquí

El "fast track "que evita hacer colas pagando más llega a los remontes de las estaciones de esquí

Cooper Mountain, uno de los cuatro resorts con carriles prioritarios en los telesillas a partir del 1 de noviembre.

Mar, 19/10/2021 - 07:05
Los esquiadores evitar las largas colas a través de un carril rápido en cuatro estaciones de esquí de EE.UU. esta temporada.
“Fast tracks” y “fast lanes” en aeropuertos, parques temáticos y a partir de esta temporada también en cuatro estaciones de esquí de los Estados Unidos.
 
Para aquellos que no saben que es una “fast track” o “fast lane” se trata de un acceso que permite cruzar un filtro del control de seguridad de forma ágil y preferente.
 
En el caso de una estación de esquí, una fila preferente para no tener que hacer cola en los remontes mecánicos. Generalmente, el uso de este tipo de vías rápidas va asociado a un sobrecoste de precio del servicio que, en nuestro caso, es el forfait.
 
Tarde o temprano, y viendo las colas que se forman en los remontes mecánicos, el “fast track” tenía que llegar de las estaciones de esquí y, como casi todo lo nuevo, los primeros en implantarlo han sido los resorts de Estados Unidos, no sin que la medida haya levantado una fuerte polémica.
 
En cuatro de las diez estaciones del grupo POWDR -Copper Mountain (Colorado), Snowbird (Utah), Killington, (Vermont) y Mt. Bachelor (Oregón) a partir del 1 de noviembre, los esquiadores podrán comprar un pase fast tracks como una actualización de su forfait de temporada o diario y usarlos para “avanzar” a través de carriles expresos dedicados en los remontes más concurridos.
 
Foto: Snowbird.
 
El “fast track”, como cabía esperar, no es precisamente económico -49 dólares día de sobrecoste-, pero el precio variará según el resort y será dinámico en función de los períodos de mayor afluencia.
 
Y, como no se trata de hacer cola en los carriles de prioridad, el número de“fast tracks" diarios será limitado "para que pueda seguir siendo una experiencia fluida y rápida para esquiadores y snowboarders".
 
Los visitantes podrán comprar un pase “fast track" antes de su día de esquí a través del sitio web del complejo, en la propia estación o mediante su teléfono inteligente escaneando los códigos QR que se colocarán en todo el resort. Una vez comprado, el pase se agrega al forfait diario del esquiador, pase de temporada o de varios días.
 
La creación de este nuevo producto ha levantado fuertes críticas entre muchos esquiadores, que lo ven como discriminación e incluso un senador, el demócrata Ron Wyden, ha advertido a POWDR que el “fast track” “exacerbará los problemas de equidad que ya existen en el ocio al aire libre”.
 
“Los deportes de nieve ya son lo suficientemente caros como para que los problemas de equidad hayan sido persistentes, y las familias en desventaja financiera se han visto injustamente excluidas durante mucho tiempo, algo que una política de “fast tracks” seguramente solo empeorará”, escribió Wyden en una carta dirigida al presidente de la compañía.
 
POWDR ha reaccionado anunciando que reembolsará a todos aquellos que no están contentos y ya han comprado el forfait de temporada, pero insiste que por cada esquiador que compre el “fast track”, habrá un esquiador menos en la cola “lenta".
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar