Importantes cambios a la vista en la cúpula directiva de Arcalís

Cambios importantes a la vista en la cúpula directiva de Ordino-Arcalís

Imagen de Arcalís después de las nevadas que bloquearon la estación

Autor

Vie, 13/06/2014 - 09:58
La voluntad es “despolitizar” la gestión de la estación de esquí y diseñar estrategias a largo plazo. Montané seguirá en los órganos de dirección pero dejará de liderar el proyecto después de poner el cargo a disposición
Secnoa y el comú de Ordino están ultimando el plan de actuaciones para hacer viable la estación de Arcalís a largo plazo y que tendrá como una de sus bases la profesionalización de los órganos de dirección de la estación. El objetivo es que la sociedad pública que gestiona la estación tenga un consejo de administración que se rija por criterios profesionales y no políticos. El actual director general de Secnoa, Jean Claude Montané, muy probablemente continuará en la cúpula directiva. Pero seguramente no en lo más alto. Precisamente, Montané puso el cargo a disposición hace unas semanas, después de que se hiciera patente un nuevo déficit notable. La última temporada se ha cerrado con 2,6 millones de euros de perdidas. El comú y Secnoa –que no dejan de ser las dos caras de la misma moneda- no aceptaron la dimisión del gestor mientras acaban de diseñar la que debería ser la nueva estructura directiva.
Jean Claude Montané puso el cargo a disposición hace unas semanas, después de que se hiciera patente un nuevo déficit notable. Pero su dimisión no fue aceptada
El conseller de Finanzas y uno de los hombres fuertes de la mayoría comunal de Ordino, Jordi Ordóñez, ha admitido que “el problema mayor para un estación participada al 100% por la administración, es que no puede depender cada cuatro años de cómo sopla el viento”, en relación a los cambios políticos que pueda haber después de la celebración de los comicios electorales establecidos. Por ello se aboga por  “despolitizar la gestión” y “profesionalizar la cúpula directiva”. Ordóñez reconoció  también, en declaraciones a COPE Andorra-AD Ràdio, que este paso, al cual son favorables la inmensa mayoría de los actuales dirigentes comunales, supondrá un mayor gasto inicial en sueldos. Pero también dijo que a la largo plazo se trata de una inversión. 
 
Planificación a diez años
El hecho de desvincular la actuación de la sociedad gestora de Arcalís de la actividad política comunal debería permitir hacer una planificación a más largo plazo. Ordóñez habló,  modo de ejemplo, de diez años. En todo caso, muy por encima de lo que duran los mandatos políticos. “A partir de aquí [como a accionista única] la administración lo que debería hacer es verificar que se está cumpliendo lo que se trazó, y si no se sigue, volver a consultar con técnicos profesionales” para enderezar el rumbo.
 
Preguntando explícitamente por la presencia en la dirección de Montané, el conseller destacó que el actual director de Ordino-Arcalís “ha efectuado una muy buena labor” por el conocimiento que tiene de la estación y del sector. Pero que también ha sido víctima de muchas críticas “porque todo el mundo aportaría su granito de arena”.
 
Ordóñez también identificó otras debilidades que tiene la estación de Ordino. Entre estas, y como ya se sabe, habló de la carretera de acceso. El Gobierno aportará este 2014 cuatro millones de euros para ir mejorando el trazado. El conseller también destacó que hay que hacer “un trabajo serio en cuanto a la comercialización”, que consideró que presenta algunos déficits. Y recordó que el hecho que el comú se encuentre prácticamente al límite de su nivel de endeudamiento impide hacer inversiones que seguramente serían de lo más necesarias en la estación de esquí.
 
Déficit
A nivel financiero, uno de los retos que deberían alcanzarse sería poder cubrir, cada temporada, los gastos, dejando al margen la amortización de las inversiones que en su día hizo el comú. Esta amortización suponía, la última temporada, unos 900.000 euros. Pero el déficit se infló hasta los 2,6 millones. A pesar de ser mucho dinero, Ordóñez no le quiso dar una especial transcendencia. El conseller abogó para “relativizar los resultados negativos de las dos últimas temporadas”. Y atribuyó en gran manera los balances a las “nevadas fuera de lo normal” que impidieron abrir la estación algunos días, que dificultaron el acceso o que hicieron que todas las estaciones del Pirineo disfrutasen de suficiente calidad y cantidad de nieve para que el cliente pudiera elegir entre muchos frentes.
 
Precisamente, la calidad de la nieve que puede ofrecer Arcalís, en una zona umbría, es uno de los puntos fuertes. “Arcalís tendrá nieve en momentos que otros no tendrán. Este es uno de los grandes potenciales”, destacó el conseller. 
 
 
 
Fuente noticia: Diari d’Andorra 
 
5
Total: 5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Páginas

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar