El polvo sahariano acelera la desaparición de la nieve de las montañas de la Península

El polvo sahariano acelera la desaparición de la nieve de las montañas de la Península

Foto. Facebook Sierra Nevada, abril 2018

Mié, 26/09/2018 - 19:03
El proyecto AERONIVAL del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) ha comprobado que la nieve acumulada en el Pirineo durante el pasado invierno se fundió más rápido de lo habitual debido al polvo sahariano.
Seis días menos tarda en fundirse la nieve de todos los sistemas montañosos de la Península Ibérica. Esta es una de las principales conclusiones que avanza el proyecto Aeronival de la Unidad de Zaragoza del Instituto Geológico y Minero de España (IGME). El programa estudia cómo afectó el pasado mes de abril el polvo del Sáhara que cubrió las montañas de nieve del Pirineo y del resto de Europa
 
El portal noticiasdelaciencia.com explica que la última campaña invernal fue extraordinaria, con acumulaciones de nieve que superaron los valores habituales y que hacían prever la duración de la reserva nival hasta bien entrado el verano. Sin embargo, tras el episodio de polvo sahariano del 6 de abril, “el más intenso del siglo XXI", la nieve situada a 2100 metros de altitud había desaparecido por completo ya a finales de mayo. 
La invasión de polvo sahariano acompañado de lluvia del 6 de abril cubrió la mayoría de las montañas de la Península y llegó hasta los Alpes acelerando la fusión de la nieve por debajo de los 2100 metros
Esto, que podría considerarse una simple anécdota para los esquiadores que aquellos días se deslizaron por pistas de un tono amarillento, puede tener consecuencias graves para muchos agricultores aragoneses. Este polvo sahariano acelera el deshielo, lo que aumenta el caudal de los ríos del Pirineo y puede favorecer crecidas del Ebro.
 
 
Tras meses de trabajo monitorizando los efectos que los aportes de polvo sahariano y hollín provocan en las montañas de la Península Ibérica, los investigadores del proyecto Aaeronival dirigidos por Jorge Pey, de la Unidad de Zaragoza del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), han comprobado que, efectivamente, la nieve acumulada en el Pirineo se ha fundido más rápido de lo habitual debido a estas partículas que proceden de la atmósfera. 
 
Según informa noticiasdelaciencia.com, para llegar a estas conclusiones, se han llevado actuaciones en Pirineos y en Sierra Nevada que han consistido en la caracterización micro física y estructural del manto de nieve de manera periódica, con el foco puesto en el rol de ciertas partículas atmosféricas presentes en el manto.
 
La deposición de polvo sahariano es frecuente a lo largo del año, pero no con la intensidad con la que se produjo en esta ocasión. “Ha sido el más bestia del siglo XXI en la Península Ibérica”, indica el investigador Jorge Pey
 
Sierra Nevada
 
Durante todo el año, estos científicos han estudiado la reserva nival del Pirineo aragonés de manera rutinaria para llevar un seguimiento del manto de nieve y su composición, dentro de un proyecto de investigación financiado por la Fundación Biodiversidad en materia de adaptación al cambio climático. Para ello, instalaron un laboratorio natural donde realizar los experimentos en Formigal y otro en el Valle de Izas, en Sierra Nevada, donde la afección ha sido menor.
 
Esta capa de polvo sahariano, que también se registró en Sierra Nevada aunque con menos intensidad, incrementó considerablemente la tasa de fusión de la nieve a 10 centímetros por día. “Hace un mes y una semana teníamos 3 metros y medio de nieve y ahora ha desaparecido prácticamente toda”, remarcan los investigadores sobre aquel episodio.
 
El deshielo acelerado repercute directamente en las reservas hídricas de la Cuenca del Ebro y puede provocar crecidas en los ríos, como la ocurrida en abril.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar