La apertura de las estaciones de esquí francesas el 7 de enero se presenta muy incierta

La apertura de las estaciones de esquí francesas el 7 de enero se presenta muy incierta

Esquiando por Saint Lary, marzo 2020 (Foto: IST).

Mar, 05/01/2021 - 12:05
Cada vez reina más pesimismo sobre la fecha del 7 de enero como el momento de apertura de la temporada de las estaciones francesas. La decisión del Gobierno francés es inminente pero las vibraciones no son buenas y muchos apuestan por un nuevo retraso que también perjudicaría a Andorra.

La apertura de cientos de estaciones de esquí en Francia prevista para el próximo jueves 7 de enero está en el aire. El pronunciamiento del Gobierno francés es inminente y las regiones de montaña viven con nerviosismo estas horas que faltan.

De momento, los establecimientos culturales como teatros y cines que también debían reabrir puertas el 7 de enero no lo harán. Así lo anunció el portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, el pasado 1 de enero en una televisión gala, especificando que el gobierno quería "primero ver cuáles son los efectos de las celebraciones de fin de año sobre la epidemia, si el número de casos aumenta de nuevo o no".

De este modo, aunque hay "una demanda muy fuerte para las tradicionales vacaciones de febrero", todo dependerá de la evolución de la situación de la pandemia en el país, "ahora estamos trabajando con los equipos de trabajo implicados para anticipar todos los escenarios", declaró.

Según los profesionales de la montaña, decenas de miles de puestos de trabajo en juego

Si bien se espera una decisión inminente del gobierno galo sobre la posible reapertura de los remontes el 7 de enero, los profesionales de la montaña vuelven a dar la alarma. Según ellos, está en juego "la supervivencia de un modelo económico y decenas de miles de puestos de trabajo".

"Con una tasa de ocupación media del 25%, es decir, un -70% en comparación con el mismo periodo de 2019-2020, y una caída de más del 80% en la actividad económica, los centros turísticos de montaña están pagando un precio muy alto por la crisis sanitaria”, escribió en un comunicado conjunto la Asociación Nacional de Alcaldes de Estaciones de Montaña (ANMSM) y France Montagnes, que agrupa a los profesionales del turismo de montaña francés.

Estas dos organizaciones estiman las pérdidas de facturación de todo el sector en 1.500 millones de euros durante estas dos semanas. "La decisión de cerrar los remontes es un desastre económico, no solo para las estaciones en sí, sino también para todo el ecosistema de montaña”.

Jean-Luc Boch, presidente de la ANMSM y de France Montagnes, pide al gobierno que dé nuevas perspectivas a los profesionales de montaña (las vacaciones de invierno representan el 40% de la facturación de la temporada) reabriendo lo antes posible los remontes, a partir del 7 de enero según indicó el Primer Ministro, hace más de un mes.

Además de "dar un apoyo económico muy fuerte a los municipios de apoyo a las estaciones que perderán gran parte de sus ingresos", añadió. Según las dos organizaciones, está en juego "la supervivencia de un modelo económico y decenas de miles de puestos de trabajo".

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar