La conexión entre Grandvalira y Porté Puymorens llegaría en 2021 mediante drones

La conexión entre Grandvalira y Porté-Puymorens mediante drones para 2022

Los drones se convertirán en una alternativa ecológica a los remontes tradicionales.

Autor

Lun, 28/12/2020 - 02:15
Desvelamos en exclusiva que, la ansiada conexión entre las dos estaciones pronto podría ser realidad. Esta se efectuaría a través del Pic de la Mina y mediante drones autopilotados. Y la inversión se financiará con fondos europeos. Todo ello en el marco de un estudio para hacer compatible el esquí en zonas protegidas, mediante remontes "limpios" que no requieren instalaciones fijas.
El sueño de ver unidas a la estación más grande del Sur de Europa, Grandvalira, con su vecino francés, Porté Puymorens, podría ser realidad en menos de dos años. Recordemos que el proyecto de unión estuvo a punto de ser realidad hace unos años con el nombre de Portes de Nieges, aunque la oposición ecologista y el freno del ayuntamiento de Porta impidieron su culminación. 
 
Proyecto de conexión.
 
En realidad se trata de un proyecto auspiciado por la CEE -en el marco de la Agenda 2030- para llevar a cabo un estudio de la viabilidad de autorizar la práctica del esquí en zonas protegidas medioambientalmente, por ejemplo en parques naturales. De esta forma se desaparecen las pilonas y el resto de instalaciones fijas, y se utilizan drones que arrastran pequeños trineos como remontes, que desaparecen al dejar de funcionar.
 
Esta propuesta la ha impulsado el potente partido verde de Alemania (Die Günen), aprovechando la presidencia Alemana de la Unión. 
 
 
Drones-trineo. Con este sistema se suprimen las instalaciones fijas, el trazado por el que discurren los drones, en verano es revisado para evitar cambios bruscos de desnivel, y se colocan unos soportes donde se instalan unas balizas-guías, al llegar el invierno se instalan las balizas y el circuito por donde transitan los drones se marcan como una pista de esquí de fondo, pero con un ancho de trineo.
 
Los drones disponen de unos sistemas de arneses que tiran de unos ligeros trineos que circulan por los carriles hasta la cima de la montaña. Una vez allí descendemos y el dron realiza el viaje de bajada.
 
 
Este proyecto no le costaría ni un euro ni a Grandvalira ni a Porté-Puymorens, ya que al tratarse de un estudio sería totalmente gratuito, únicamente deberían colaborar y validar ambos forfaits.
 
En un principio se prevé que sólo se permita su uso para esquiadores experimentados, ya que en caso de avería se debería volver esquiando a la base de la estación por fuera pistas, con itinerarios marcados.
 
 
En los próximos meses se hará público el proyecto que se prevé iniciarlo en la próxima temporada 2021-2022. Para saber algo más de proyecto pincha aquí.
 
 
4
Total: 4 (5 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar