La estación de esquí de Pal-Arinsal está valorada en 70 millones de euros

La estación de esquí de Pal-Arinsal está valorada en 70 millones de euros

Imagen de Pal, fuente imagen www.cyberandorra.com

Mar, 09/07/2013 - 12:04
El comú de la Massana sigue trabajando para encontrar capital privado que entre en la sociedad propietaria de la estación de Pal-Arinsal y así hacer más llevadera la deuda que pesa en las cuentas del comú debido a las inversiones hechas en el dominio esquiable.
El comú de la Massana sigue trabajando para garantizar la viabilidad de la estación de Pal-Arinsal.
 
Aparte de las negociaciones con los bancos para poder reestructurar la deuda, desde la corporación hay una clara voluntad de conseguir la entrada de inversores privados en EMAP (la sociedad gestora de la estación). Hace unas semanas el cónsul mayor de la parroquia, David Baró, reconocía que se había descartado una propuesta de mínimos, que ofrecía entre 1 y 2 millones de euros por gestionar el dominio andorrano, porque "el comú no puede malvender la estación ". En este sentido, una de las claves es saber en cuánto se cifra el valor de la estación der esquí de Pal-Arinsal. Fuentes cercanas a la corporación señalaron que la valoración actual de Pal-Arinsal, a precio de mercado, se situaría en torno a los 70 millones de euros. No obstante, las mismas fuente admitieron que al final, "vale lo que alguien quiera pagar". 
 
EMAP arrastra a día de hoy una deuda de 24 millones de euros, que castiga a su vez de manera severa las arcas comunales. Es por ello que una de las soluciones para rebajar esta deuda prevé la entrada de capital privado. La aportación económica reduciria la deuda -y de resultas también bajaría automáticamente el grado de endeudamiento del comú, ya que la sociedad está participada al 100 por cien por la administración local- al tiempo que la parte de la deuda restante se vería repartida entre los diferentes accionistas, evidentemente, en proporción al porcentaje que se hubiera adquirido de la sociedad.
 
Inversiones
Las fuentes consultadas cifraron en 105 millones de euros la inversión que se ha hecho en el dominio esquiable a lo largo de 31 años. Un cantidad de la cual se debe prácticamente una cuarta parte. Esta situación de ahogo financiero es la que ha provocado que hasta que no se encuentre una salida para asegurar el futuro de la estación, desde la dirección de EMAP se haya optado por una política de austeridad en cuanto a nuevas inversiones. Una opción, sin embargo, que las fuentes consultadas reconocieron que no se podrá mantener a largo plazo, ya que en un período de seis o siete años la estación necesitará renovar remontes o arreglarlos si se estropean y por tanto, todo lo que se haya podido ahorrar hasta entonces se deberá invertir de golpe. En este sentido se apuntó que es necesario mantener cierto nivel de inversiones porque de otra forma,, la estación no sería viable. 
Precisamente, en la reunión pública que el comú convocó el pasado abril para exponer la situación de Pal-Arinsal se hizo especial incidencia en el hecho de que la cuenta de explotación está en positivo, con más ingresos que gastos, y que si se consigue la capitalización de la estación con la entrada de capital privado, los resultados de explotación serían suficientes para cubrir las amortizaciones y por tanto, se podría continuar invirtiendo. 
 
Respecto a las negociaciones con los bancos, tal y como ya se adelantó, las entidades han rechazado cambiar préstamos por acciones pero, tras la intervención del jefe de Gobierno, Toni Martí, han accedido a buscar una solución. La idea en la que se trabaja es pasar la deuda a fondos propios de la estación pero sin que se conviertan en acciones.
 
SE GENERAN 95 MILLONES DE EUROS CADA AÑO
Uno de los aspectos en los que más se ha querido insistir desde que se habla de encontrar una solución para el futuro de Pal-Arinsal es en el hecho de que las estaciones representan un motor económico para las parroquias, pero a la vez también para el país. Así, se cifra en 95 millones de euros anuales el negocio que genera Pal-Arinsal en la economía del país. Es por ello que, a pesar de reconocer la parte negativa de las instalaciones (con la deuda generada y que castiga a los comuns), también se señala que a la hora de buscar soluciones hay que tener muy presente todo lo que aportan en positivo. También desde el comú de Ordino, que se ven perjudicados por los malos resultados de Arcalís, se ha incidido tanto desde el mayoría gobernante como desde la oposición, que la nieve es una cuestión de país en la que se necesita la implicación del Gobierno andorrano.
 
 
Artículo original:
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar