La falta de visados puede dejar sin temporeros a las estaciones de esquí de EE.UU.

La falta de visados puede dejar sin temporeros a las estaciones de esquí de EE.UU.

Foto: Jackson Hole.

Sáb, 03/10/2020 - 07:00
Se calcula que 10.000 extranjeros ocupan puestos en muchas de las 470 áreas de esquí del país cada invierno con visados que, por ahora, están prohibidos por orden de Trump.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó el 22 de junio una orden ejecutiva que prohíbe temporalmente una amplia variedad de visados de trabajadores extranjeros, incluyendo las J-1 expedidas con frecuencia a estudiantes sudamericanos que viajan a Norteamérica en sus vacaciones.
 
La orden de Trump ha agregado otro obstáculo a las estaciones de esquí estadounidenses de cara al invierno en una temporada que ya se presenta complicada por las medidas de seguridad y distanciamiento social a causa de la pandemia del coronavirus.
 
El mandato presidencial impide a las estaciones contratar suficientes trabajadores temporales para cubrir puestos cruciales como operar remontes mecánicos, servir comida y limpiar habitaciones de hotel, entre otros oficios.
 
Trump argumentó que los extranjeros representan un riesgo para los trabajadores estadounidenses mientras el país intenta reactivar su economía.
 
“Los trabajadores estadounidenses compiten contra los extranjeros por puestos de trabajo en todos los sectores de nuestra economía, incluso contra millones de extranjeros que ingresan a los Estados Unidos para realizar trabajos temporales”, según el redactado de la orden, que expirará a finales de año.
 
Muchos representantes de la industria concuerdan, diciendo que con la orden de Trump en vigor es difícil cubrir los puestos temporales con trabajadores del país, porque “incluso durante COVID, la mayoría de los estadounidenses quieren un trabajo durante todo el año. No quieren un trabajo tipo puerta giratoria”, explica el director de riesgos y asuntos regulatorios de la Asociación Nacional de Áreas de Esquí (NSAA), Dave Byrd, -en unas declaraciones a la cadena CBS de Denver-.
 
Eso obliga a los centros de esquí y sus alrededores a complementar las plantillas de los resorts con empleados extranjeros.
 
Se calcula que entre 7.000 y 8.000 trabajadores con visado J-1 ocupan puestos de trabajo en muchas de las 470 áreas de esquí del país cada invierno. Otros 1.000 a 2.000 trabajadores llegan a los centros turísticos estadounidenses con visados H-2B, que también están prohibidas por orden de Trump.
 
En total, los trabajadores extranjeros temporales representan entre el 5% y el 10% de las plantillas en las estaciones de esquí de Estados Unidos.
 
Según un informe de la NSAA publicado en julio, más de la mitad entre 202 estaciones de esquí de EE. UU.  encuestadas, dijeron que tuvieron problemas para contratar una personal durante la temporada de invierno 2019-2020, y un promedio de 44 puestos de trabajo quedaron sin cubrir.
 
La dificultad de hallar temporeros se acrecienta porque muchos trabajos de temporada no se benefician del seguro médico o planes de jubilación y las estaciones de esquí, a menudo, se encuentran en áreas rurales con viviendas caras.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar