La FIS decidirá el 1 de julio si se aplazan los Mundiales de esquí de Cortina al 2022

885
La FIS decidirá el 1 de julio si se aplazan los Mundiales de esquí de Cortina al 2022

Foto archivo competición FIS en Cortina. Foto FIS

Mar, 26/05/2020 - 11:50
El Esquí Alpino Italiano teme que un rebrote del coronavirus obligue a celebrar una competición a puerta cerrada o peor aún, la cancelación de esta. Lo que significaría unas pérdidas de más de 30 millones de euros.
Deberemos esperar unos días para saber el destino de los Campeonatos del Mundo en Cortina 2022: bueno, la FIS decidirá el 1 de julio. Este lunes se reunió el Consejo de la FIS sobre la propuesta italiana de retrasar los Mundiales un año.
 
Todo el esquí alpino Italiano al completo; las instituciones que componen la Fundación Cortina 2021: Gobierno, Región del Véneto, Provincia de Belluno, Municipio de Cortina, CONI y la Federación Italiana de Deportes de Invierno, se reunieron con la FIS para proponer el aplazamiento del Campeonato Mundial de Cortina hasta el 2022.
 
El Consejo de la FIS ha considerado cuidadosamente la propuesta italiana, prometiendo evaluar cada aspecto y, por lo tanto, tomar una decisión final el 1 de julio. La voluntad italiana es llevar a buen término un gran evento deportivo, en las mejores condiciones posibles. Y, sobre todo, liberados de la pesada carga de la pandemia del coronavirus, la posibilidad de rebrotes o las limitaciones de público, así como el riesgo para deportistas y organización.
 
La cancelación de las Finales de la Copa del Mundo de esquí alpino programadas para marzo pasado ya causó un daño económico y de imagen significativo. Además, no hubo oportunidad de probar toda la nueva infraestructura. Finalmente, se perdieron los ingresos que habrían resultado de los derechos de televisión y las alianzas de partenariado que no pudieron ser respetadas en términos de visibilidad.
 
Dado que la Fundación es una entidad sin fines de lucro, CONI y FISI han asegurado la liquidez, gracias a los préstamos bancarios del Crédito Sportivo italiano de 5 y 14 millones de euros, respectivamente.
La cancelación a última hora de la competición supondría unas pérdidas de más de 30 millones de euros
Riesgos que Cortina no quiere ni puede asumir:
 
En caso de rebrote de la COVID-19, se podría dar el caso de tener que celebrar la Copa del Mundo a puerta cerrada hasta una posible cancelación del evento en la fecha. Una eventualidad, la última, que la Fundación no puede afrontar y que provocaría unas pérdidas de más de 30 millones de euros.
 
En particular, una cancelación en el último momento sería un grave daño a la promoción del esquí alpino en las montañas italianas. Del mismo modo que no sería posible que la Federación italiana afrontara una pérdida financiera de tal magnitud que iría mucho más allá de las exposiciones al Crédito Sportivo.
 
5
Total: 5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar