La Molina firma la mejor campaña de invierno en 75 años: un total de 376.000 esquiadores

2277
La Molina firma la mejor campaña de invierno en 75 años: un total de 376.000 esquiadores
Lun, 09/04/2018 - 11:12
La estación ceretana supera su propio récord de hace 9 temporadas y el del año pasado y alcanza los 376.000 esquiadores y snowboarders.

La Molina vuelve superarse a sí misma y deja atrás su propio récord de hace 9 temporadas y el del año pasado, que ya fue histórico. Esta campaña 2017-18, justo en su 75 aniversario, llega a los 376.139 esquiadores, convirtiéndose en la mejor temporada de su historia.


Esquiadores en la pista Barcelona el 28 de marzo pasado, con los rótulos prácticamente sepultados por la nieve. (Foto: Ivan Sanz).

La Molina cerró ayer domingo la que ha sido "la mejor temporada de la historia", tanto en número de esquiadores como en espesores de nieve acumulados. Si el año pasado ya hizo el récord superando los 330.000 forfaits vendidos, este invierno ha recibido la visita de 362.303 esquiadores, es decir, un 10% más que el año anterior (330.491). Paralelamente, la venta del forfait recargable, que permite ir directo a pistas, sin colas en las taquillas, también ha experimentado un gran éxito. La estación debe sumar, pues, los 13.836 esquiadores que decidieron utilizar esta fórmula. Esto significa casi el doble del año pasado, cuando utilizarlo 8.492, y suma un total de 376.139 esquiadores en La Molina durante esta temporada 2017-2018 (un aumento total del 14%) ."La verdad es que estamos muy contentos, y nuestros visitantes también", asegura la directora comercial de la estación, Marta Viver.

La Molina cerró ayer domingo la que ha sido "la mejor temporada de la historia con 376.000 esquiadores", según explicó Marta Viver.

Así pues La Molina cierra las instalaciones con la satisfacción de registrar récord por los forfaits expedidos y por los espesores de nieve acumulados, y eso cuando todavía, ayer domingo, se superaban los dos metros en las cotas altas. Datos de récord que precisamente le llegan en el 75 aniversario de la estación. "Ha sido un año fantástico y teniendo en cuenta que ya veníamos de una gran temporada, todavía nos hace estar más orgullosos", comenta la directora comercial de la estación, Marta Viver.

Esquiadores en La Molina observando la Cerdanya a principios de febrero (Foto: Ivan Sanz).

Las claves de la temporada 2017-18

Una de las claves, explica Viver, ha sido la capacidad que han tenido para consolidar el cliente. "Hemos incrementado la venta del forfait de temporada, que es lo que nos hace mantener a los visitantes". Además, la política de tarifas ha hecho más atractivo desplazarse a La Molina, ya que se han ajustado a las "diferentes necesidades" de los visitantes.

Desde la estación también han comprobado un "claro aumento" del forfait online. "Mucha gente ha escogido esta opción, y así se ahorran las colas una vez llegan", concreta Viver.

La opción Alp 2500, que permite esquiar en La Molina y Masella, también ha sido un aliciente para que muchos optasen por La Molina a la hora de esquiar.


Un cañón de nieve casi tapado junto a los paravientos de 2 metros de la pista Genciana. Imagen tomada el 6 de abril de 2018. (Foto: Ivan Sanz).

Viver, sin embargo, ha dejado claro que lo más importante ha sido la meteorología. Las fuertes nevadas que han dejado espesores de nieve por encima de los dos metros han permitido completar una temporada "histórica".

La Molina ha mantenido abierto una semana más de lo que tenía previsto, para poder dar respuesta a los visitantes que han querido alargar hasta el final.

La hostelería de La Molina también ha hecho una valoración muy positiva. "Los hoteles de La Molina han terminado la temporada muy satisfechos, y nos aseguran que buena parte de este invierno han colgado el cartel de completo", explica Viver.


Esquiadores en el trazado fuerapistas Vilalta a principios de febrero (Foto: Ivan Sanz).

Temporada de verano

A partir de ahora las miradas están puestas en la temporada de verano. En La Molina a partir del 2 de junio cambian los esquís por las bicicletas, con una amplia oferta de actividades deportivas al aire libre. Un verano que también vendrá marcado por la finalización de la instalación del telesilla Coll de Pal y la prolongación del telecabina Alp 2500 hasta el refugio del Niu del'Àliga.


Imagen de la pista Comabella esta primavera. Al fondo, las obras inacabadas del telesilla Coll de Pal (Foto: Ivan Sanz).
 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar