Las estaciones andorranas descartan que se alargue la temporada a pesar de la nieve

Las estaciones Andorranas descartan que se alargue la temporada a pesar de la nieve

Imagen de Grau Roig después de una buena nevada

Dom, 10/02/2013 - 18:57
Vallnord, que cerrará el 7 de abril, y Grandvalira, que lo hará el 14, descartan alargar la temporada a pesar de los importantes espesores acumulados

Los dominios mantienen las fechas de final de temporada que han previsto desde hace tiempo (Vallnord lo hará el 7 de abril y Grandvalira, el 14), a pesar de los importantes espesores que se han acumulado las últimas semanas y que en algunos sectores superan los tres metros.

Las intensas nevadas que están teniendo lugar este invierno en el país no alterarán los planes de las estaciones de esquí con respecto al calendario de cierre.

Desde los dominios expusieron ayer que "en principio" no se plantean abrir durante más días más allá de mediados de abril porque, por un lado, a partir de entonces cae la demanda y porque, además, toda la operativa, con los contratos del personal temporero, ya está planteada. "Sabe mal cerrar con mucha nieve, pero más allá del 7 de abril es difícil que venga gente", señaló el director general de Vallnord, Martí Rafel. "De la misma manera que decidimos que haremos el máximo para abrir el 1 de diciembre porque hay una demanda, lo hacemos también a la hora de fijar el cierre. Acabamos el día 7, que ya es una semana después de Semana Santa ", añadió.

En la misma dirección, el director de marketing de Grandvalira, Alfonso Torreño, evidenció que a partir de la segunda quincena de abril "ya cambia mucho la visión del cliente español y francés con vistas al esquí, que ya busca otros destinos. Además, después de una temporada con tanta nieve, a esas alturas la gente ya está cansada ".

Con todo el director de marketing, recordó que Grandvalira ya decidió después de Navidad estirar una semana más el final de la temporada y pasarlo del 7 al 14. La medida, detalló, se tomó con vistas al buen funcionamiento de la temporada y el estado de la nieve, de hablar con el sector hotelero y revisar los calendarios festivos de los diferentes países que llevan turistas a Andorra.

Buenas condiciones garantizadas

Desde las estaciones encaran el mes y medio que queda de temporada con buenas perspectivas pues los últimos temporales ya garantizan "de sobra" unas buenas condiciones de la nieve, siempre que no caigan las temperaturas en picado. Tanto Grandvalira como Vallnord coincidieron, además, que aparte de las intensas nevadas registradas en diciembre se produjo mucha nieve de cultivo porque desconocían cuál sería el panorama que habría. "Hay muchísima nieve y ya podemos decir que hasta Semana Santa tendremos unas buenas condiciones sin ningún tipo de problema", aseguró Rafael. De todos modos, reconoció que a pesar de los grandísimos espesores, el mal tiempo está penalizando la recaudación durante los fines de semana de enero-en diciembre se trabajó bastante bien-han sido, en general, "malos", con cierres parciales de pistas y dificultades para acceder a algunas zonas. 

Limpieza hoy domingo de las oficinas de Arcalís (Vallnord) después del temporal

En cambio, en las pistas de Soldeu-el Tarter y Pas de la Casa-Grau Roig, enero ha sido "bastante bueno", con cifras superiores a las del año pasado, y se están cumpliendo las previsiones hechas antes de estrenar la temporada. Aunque, tal y como recordó Torreño, ha habido algunos fines de semana que la conexión con Francia ha quedado cortada y se han perdido clientes galos y de la Cerdanya, expuso que "no nos podemos quejar". "De momento estamos contentos, con cifras bastante correctas", concluyó.

Por otro lado, el funcionamiento de Naturlandia año está siendo bastante irregular. Las instalaciones de esquí de fondo de la Rabassa pudieron reabrir ayer después de tres días de cierre a causa del temporal-la vía de acceso estaba impracticable-y las pistas y las actividades de la cota 2.000 estaban ayer en funcionamiento al cien por cien. En cambio, el Tobotronc continúa inactivo por el exceso de nieve.

Problemas de acceso de los turistas rusos e ingleses por el cierre de los accesos desde Francia, obliga a los mismos a aterrizar en Barcelona

Precisamente, por la dificultad de acceder al Principado desde lado francés,Turismo de Andorra y los operadores turísticos que trasladan británicos acordaron desviar cuatro vuelos previstos para este fin de semana en el aeropuerto de Toulouse hasta el de Barcelona. Según detallaron desde Turismo de Andorra, se trata de cuatro convoyes de TUI que dan servicio a unas 660 personas que inician la estancia en Andorra, además de 630 más que retornan hacia Inglaterra.

Fuente: Diari d'Andorra

4.5
Total: 4.5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Páginas

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar