Las estaciones de esquí de Ski Pallars agotan los forfaits disponibles hasta el 4 de enero

Las estaciones de esquí de Ski Pallars agotan los forfaits disponibles hasta el 4 de enero

Foto: Ski Pallars.

Sáb, 26/12/2020 - 23:55
Si hay disponibles en Baqueira Beret, Boí Taüll, Port del Comte y Tavascán. El Pirineo de Lleida se ha visto beneficiado por el cierre de la Cerdanya y el Ripollès.
Intentar comprar un forfait hoy para esquiar en las dos estaciones de Ski Pallars (Port Ainé y Espot) es literalmente imposible. En la web de ambas estaciones -donde es obligatorio adquirir el pase con anticipación- sólo hay forfaits disponibles a partir del 4 de enero y están “volando”. 
 
Donde aún quedan forfaits es en Port del Comte, porque solo se pueden comprar en las taquillas de la estación, pero hay que madrugar para asegurarse uno. También los hay disponibles en la web de Tavascan, Boí Taüll y Baqueira Beret.
 
Dos son los factores que están contribuyendo a la escasez de forfaits en las estaciones de esquí alpino del Pirineo de Lleida. Por un lado, la necesidad de limitar el aforo máximo de esquiadores que permita cumplir con las medidas de seguridad contra la pandemia Covid-19. Y es que a los esquiadores de día hay que sumar los clientes “fijos” que disponen de pase de temporada.
 
La Generalitat confina la Cerdanya y el Ripollès aunque las estaciones de esquí podrán seguir abiertas. Más info
 
Por otro, el cierre perimetral de las comarcas de la Cerdanya y el Ripollès, que ha provocado un éxodo de esquiadores hacia el Pirineo de Lleida durante estas fiestas.
 
En este sentido, los establecimientos hoteleros del Vall d'Aran, de los dos Pallars y del Alt Urgell han confirmado a varios medios de comunicación que están recibiendo reservas de personas que inicialmente tenían previsto pasar las fiestas de Navidad en la Cerdanya o el Ripollès.
 
Según el presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Josep Castellarnau, este fenómeno se está notando desde que el Govern tomó la decisión de hacer efectivo un confinamiento perimetral de las comarcas de la Cerdanya y el Ripollès. 
 
"La gente dice que tenían reservas en esas zonas y que, a partir del cierre, se han desplazado a otras comarcas de montaña para poder esquiar y disfrutar de una estancia en el Pirineo", ha señalado. 
 
Por eso, la Federación de Hostelería de Lleida prevé una "buena ocupación" en el Pirineo de Lleida durante las fiestas navideñas, especialmente alrededor de Fin de Año, siempre y cuando no se decreten nuevas restricciones.
 
A diferencia de la Cerdanya y el Ripollès, cerradas perimetralmente hasta, al menos, el 6 de enero, en todas las demás comarcas de montaña se puede ir a segundas residencias y alojamientos turísticos con reserva previa. 
 
Desde la federación, se prevé que la ocupación se mueva en torno al 80% o 90% alrededor de Fin de Año y de un 60%, aproximadamente, el resto de lo días.
 
Castellarnau señala que, tradicionalmente, durante estas fechas muchas personas se desplazan al Pirineo, ya sea para practicar esquí o para disfrutar de una estancia en la zona. 
 
Los hoteleros recuerdan que los establecimientos cumplen las medidas de seguridad y sanitarias ante la Covid-19 y critican las limitaciones de aforo y horarios que se exigen a bares y restaurantes. “Provocan que la mayoría de los establecimientos no consideren viable abrir”, insistió el presidente del gremio.
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar